Rusia castiga una pobre versión de España

Rusia sub-19 MarcadoriNt

La tarde pintaba demasiado bien para España cuando Borja Mayoral anotó su segundo gol en el torneo y abrió la lata frente a Rusia. La suerte favoreció al delantero del Real Madrid, pues un defensor ruso lo terminó asistiendo sin querer al intentar robarle la pelota a Asensio; Mayoral recogió el rebote y fusiló a Mitryushkin antes del cuarto de hora de encuentro. Así, la selección española daba continuidad a lo visto frente a Alemania y obligaba a Rusia a exponerse más de la cuenta, pues una derrota limitaba muchísimos sus opciones después de su mal debut frente a Holanda. Parecía que ya había logrado lo más difícil.

Gol España sub-19 - MarcadorInt

España celebra el 1-0 de Mayoral.

Pero a diferencia del debut, el mejor tramo de fútbol español fue fugaz. Breve pero intenso, los de Luis de la Fuente se descompusieron a partir de la media hora de juego. Dominaron durante un rato gracias a las combinaciones de Ceballos y Asensio, las incorporaciones de Caricol por la banda izquierda y el buen hacer de Rodrigo en el centro del campo, clave para evitar contragolpes y recuperar a una buena altura. La pelota circulaba a cierta velocidad y Rusia no intimidaba, aunque no sufría en exceso porque los españoles no terminaban de desequilibrar por fuera ni encontraban espacios entre líneas. Sin balón, España tapaba a Barinov, el mediocentro ruso, dejaba que los centrales salieran jugando para que en la mayoría de ocasiones Chernov terminara rifando la pelota en largo.

Sin ser un torrente ofensivo, la situación parecía controlada. Hasta que España perdió precisión en la circulación de balón. Sin más. La calidad de los controles disminuyó, varios pases fáciles empezaron a quedarse a medio camino y España perdió el esférico en zonas más comprometidas. Ahí se vio la mejor versión de una selección rusa compacta, cada vez más sólida a medida que corría el reloj, que poco a poco fue tapando a Mayoral y Asensio para luego terminar robando cerca del centro del campo español. El último cuarto de hora previo al descanso se le hizo eterno a España y Rusia anotó un empate lógico por lo que sucedía sobre el terreno de juego, cuando Barinov se llevó la pelota por potencia y fuerza y soltó un latigazo imparable para Sivera.

Tras el descanso Rusia firmó sus mejores minutos. Se impuso en el centro del campo y castigó una y otra vez a España al contragolpe. Así llegó el segundo tanto, en el minuto 48, cuando un córner en contra se convirtió en un gol ruso después de una magnífica transición en la que Golovin asistió a Gasilin. Y apenas seis minutos después el propio Gasilin condujo de maravilla un contragolpe en el que Sheydaev hizo gran parte del trabajo sucio al distraer a los defensores y abrirle camino al 19 ruso, que a su vez habilitó a Melkadze, que se incorporaba por la banda derecha. Melkadze centró y Sheydaev remató a placer en el segundo palo para noquear a una selección española muy poco consistente en la segunda mitad. Vista la solidez de los de Khomukha, un 1-3 era demasiada diferencia. Pese a faltar más de media hora.

Golovin CSKA Rusia sub-19 - MarcadorInt

Golovin dio la asistencia del 1-2.

Intentó reaccionar España con la entrada de varios futbolistas de ataque, pero la fórmula no terminó de funcionar. Se retiró un discreto Merino para dar entrada a Matías Nahuel, lo que significó retrasar la ubicación de Ceballos y otorgar la media punta a Asensio. Pero pese a ello el juego español no ganó en fluidez, sino que Rusia se sintió bastante cómoda en todo momento. Solo inquietó de verdad en una ocasión en la que Asensio y Concha se juntaron en la banda derecha para después dejar a Mayoral completamente solo en el área pequeña. Sin embargo, el delantero del Real Madrid remató a las nubes y se perdió la oportunidad de meter el miedo en el cuerpo de la selección rusa. El tramo final del choque, de hecho, fue muy reiterativo: España merodeaba el área contraria, pero no finalizaba las jugadas ni intimidaba en ningún momento el sistema defensivo del rival. Tampoco con la entrada de un delantero alto para rematar centros laterales como Carlos Fernández. España ni siquiera amenazaba con algún movimiento de ruptura que pudiese desordenar a los rusos, acción especialidad de la casa del sancionado Pedraza. Por su parte Rusia siempre que salió al contragolpe lo hizo con verdadero peligro. Sheydaev y Gasilin jugaron con mucho criterio para aguantar el balón y Golovin exhibió su clase lanzando contragolpes y controlando el tempo de las posesiones cada vez que Rusia recuperaba la pelota.

España inicio y final

En la izquierda, cómo empezó España. En la derecha, cómo acabó. Infografía: sharemytactics

Por estos motivos, la selección rusa apenas acusó la expulsión de Khodzhaniyazov a falta de veinte minutos para el final. El seleccionador español, Luis de la Fuente, achacó a la falta de frescura que su selección no generara más peligro en el tramo con superioridad numérica, en una argumentación bastante parecida a la del técnico francés después de la victoria frente a Ucrania, y de hecho también mostró su preocupación respecto al desgaste físico que se hizo evidente en la tarde de Veria. “Con superioridad numérica, tampoco hemos tenido la frescura para generar situaciones dos contra uno, o definir cuando hemos llegado. Nos se ha percibido la superioridad porque no hemos tenido la capacidad física para definir esas situaciones”, explicó De la Fuente en la comparecencia frente a la prensa. Deberá recuperarse España si quiere superar a Holanda y alcanzar las semifinales. Después de la victoria de Alemania frente a los neerlandeses (1-0), el grupo no podría estar más igualado: todos los equipos han ganado un partido.

Clasificación del Grupo B

1. España 3 pts (+1)

2. Rusia 3 pts (+1)

3. Países Bajos 3 pts (+0)

4. Alemania 3 pts (-2)

Fotografías: MarcadorInt (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*