La Santísima Trinidad

Antonio duran

La presencia del Malmö FF en la Fase de Grupos de la Champions League por segundo año consecutivo es ciertamente sorprendente. No sólo porque hasta la clasificación del conjunto sueco ningún equipo de la Allsvenskan había participado en la máxima competición europea desde hacía más de una década. También porque consiguió llegar tras remontar resultados desfavorables en las eliminatorias de previa, ante equipos a priori superiores (Salzburgo en 2014 y Celtic de Glasgow). Si alguien vuelve a visionar esos cuatro partidos constatará cómo el Malmö pudo tirar adelante las eliminatorias pese a vivir minutos muy peliagudos. Algunos dirán que es por su gran espíritu competitivo, otros lo achacarán a la suerte; los más crédulos pensarán que fue obra y milagro de la Santísima Trinidad.

Y es que el Malmö FF cuenta con su propia Trinidad, tres hombres que se convirtieron en leyenda al protagonizar las noches europeas más memorables en la historia de este club del sur de Suecia. Antonio Durán, Bob Houghton y Roy Hodgson son tres ídolos recordados aún hoy en día por la afición de los Himmelsblått. Pese a haberse mudado al moderno Swedbank Stadion, en sus gradas llega aún el eco del cariño que los aficionados suecos le dieron en el vecino Malmö Stadion a tres entrenadores con muchas cosas en común: todos ellos extranjeros, con curiosas circunstancias personales y una historia de éxito basada en las revoluciones de metodología y táctica que hicieron grande a los blåe durante más de dos décadas.

Malmö Stadion

Imagen del antiguo Malmö Stadion con el grupo de animación Supras Malmö; también existen el Rex Scania, el MFF Tifosi 96 o el MFF Support. Foto: WikiCommons.

Miércoles 2 de Octubre del 1968

Roger Machin fue un árbitro francés, encargado de dirigir los más prestigiosos partidos internacionales como el Mundial de México 70 o finales de la Copa Intercontinental, entre muchos otros duelos. Sin embargo, existe una mancha en el historial del colegiado francés que aún hoy escuece en la memoria de los aficionados más veteranos del Malmö. El conjunto sueco disputaba el partido de vuelta de la eliminatoria de primera ronda contra el AC Milan, en San Siro. Contra todo pronóstico, los rossoneri habían caído en la ida (2-1) y en el minuto 16 Anders Ljunberg puso el 0-1 para los visitantes. Pocos minutos después, Roy Andersson marcó el segundo gol pero Machin, en una decisión que despertó sospechas, anuló incomprensiblemente el tanto por falta atacante. La resolución del árbitro francés ejerció de sentencia para los escandinavos, pues justo después el conjunto italiano empezaría su gran remontada endosando 4 goles para el fervor de San Siro. El Malmö FF quedó fuera de Europa y el Milan – en el que jugaba un joven Giovanni Trapattoni– ganaría ese año la Copa de Europa en el Santiago Bernabeu.

Antonio duran 2

La imagen característica de Antonio Durán en Malmö siempre fue con su jersey de lana y un gorro blanquiazul que le confeccionó una aficionada. Con este atuendo se le recuerda en el Swedbank Stadion. Foto: Sydsvenskan.

Pese a la decepción, esa fue la primera gran noche europea para el Malmö FF. Y todo ello gracias a un español, campeón de liga como jugador con el Atlético de Madrid. Antonio Durán devolvió a la entidad celeste al lugar de referencia que había gozado en el campeonato sueco, consiguiendo 4 títulos ligueros y más importante si cabe, sentando las bases de un equipo que llegaría a rozar la gloria europea unos años más tarde. Por amor, este gerundense de nacimiento y canario de adopción viajó a Suecia para exportar las ideas y los métodos de entrenamiento que había aprendido de Helenio Herrera. En el Malmö Stadion se consagró como el primer entrenador español en ganar una liga en el extranjero y también el pionero en establecer un régimen cien por cien profesional en el fútbol escandinavo.

A las puertas de la gloria

Con tan solo 23 años, Bob Houghton empezó su etapa en los banquillos como discípulo de uno de los hombres más influyentes y revolucionarios del fútbol inglés, Allen Wade. Houghton inició su precoz carrera como entrenador en Inglaterra, pero rápidamente se le brindó la oportunidad de cruzar el Mar del Norte y hacerse cargo del Malmö FF, cumplidos apenas los 27. Bajo las órdenes del técnico inglés, los Himmelsblått volvieron otra vez a la senda del triunfo en la competición doméstica, pero si por alguna cosa se recordará la etapa Houghton es por la histórica final de Múnich.

Bob Houghton

Bob Houghton introdujo cambios muy importantes en el fútbol sueco. El marcaje zonal fue uno de ellos. Foto: WikiCommons.

Mónaco, Dinamo de Kiev, Wisla Cracovia y Austria Viena fueron las víctimas de los suecos en la Copa de Europa de 1979. Contra todo pronóstico, Bob Houghton consiguió armar un equipo formado íntegramente por jugadores de Scania (la región del sur de Suecia cuya ciudad más importante es Malmö). No obstante, el mítico Nottingham Forest de Brian Clough fue demasiado para los suecos y un gol de Trevor Francis privó al inglés de pasar a la historia como el entrenador más joven en levantar una Copa de Europa.

La venganza contra Trapattoni

Como hemos apuntado, Giovanni Trapattoni jugó un papel testimonial en la eliminatoria que el Malmö perdió en extrañas circunstancias contra el AC Milan. El destino, así de arbitrario a veces, quiso que el Malmö FF se tomara su revancha contra un jugador que aquel día entró de suplente en San Siro. Fue 21 años después en unos dieciseisavos de final de la Copa de Europa y no se dio exactamente en San Siro, o bueno sí, en el Giuseppe Meazza. Por aquel entonces Trapattoni entrenaba al Inter de Klinsmann, Matthäus y Brehme y pese al 1-0 en el Malmö Stadion todo hacía creer que el conjunto interista solucionaría la eliminatoria en Italia. Más aún lo pensaron tras el gol de Aldo Serena en el 70, pero 10 minutos después un tanto de Leif Engqvist a la salida de un córner dejaría fuera de Europa al equipazo dirigido por Trapattoni.

Este fue el epílogo de la gran obra dirigida por Roy Hodgson en el Malmö FF, todo un ídolo que goza aún hoy en día de una grada de animación con su nombre, “Roy’s Hörna”. El actual seleccionador inglés, como su amigo Bob Houghton, empezó desde muy joven su carrera como entrenador. Con 29 años viajó a Suecia para dirigir al Halmstads y con este modestísimo equipo consiguió ganar la Allsvenskan en 1976 y 1979; algo inaudito. En 1985 se hizo cargo del Malmö y consiguió cinco ligas consecutivas; ya en su última temporada además consiguió que los blåe se quitaran la espinita que tenían con los conjuntos italianos. El fervor del Malmö FF por Roy Hodgson a finales de los 90 fue tal que le ofrecieron al de Croydon una renovación vitalicia.

England Manager Roy Hodgson during England training at St. Jakob-Park, Basel Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 07/09/2014
Roy Hodgson dirigió al Malmö entre 1985 y 1989. Focus Images Ltd

Hodgson rechazó la oferta pero los aficionados suecos le guardan aún un tremendo amor y devoción, al igual que a su amigo Bob Houghton y a Antonio Durán. Todos ellos contribuyeron a reformar y hacer grande al conjunto de Scania; la grada les recuerda y en las lizas europeas aparecen en el Swedbank Stadion las memorias de los tiempos en los que el Malmö FF disfrutó gracias a sus tres mitos extranjeros.

Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa de Europa: Malmö 1- Inter 0

Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa de Europa: Inter 1- Malmö 1
Imágen de Portada: Tifo que le dedicó el Swedbank Stadion a Antonio Durán en conmemoración del aniversario de su fallecimiento. Foto: MFF-Familjen

Related posts

Deja un comentario

*