Una semifinal de porteros

Luca Zidane. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

El desenlace de la primera semifinal del Europeo sub-17 de Bulgaria fue memorable. Bélgica aguantó de forma heroica contra Francia, la gran favorita a alzar el campeonato, y resistió durante 80 minutos ante el ímpetu de los bleus. Resistió en un choque marcado por los porteros, tanto en lo positivo como en lo negativo. Tanto el belga Teunckens como Luca Zidane aparecieron en las fotos decisivas del encuentro, pues ambos cometieron errores groseros en los tantos encajados por sus selecciones, pero al mismo tiempo se rehicieron, determinados a enmendar sus fallos, y terminaron parando tres penaltis. La tanda decisiva, memorable tanto por las atajadas de los arqueros como por los malos lanzamientos, fue épica y realmente extraña: Francia se impuso por corto 1-2 y jugará la final contra Alemania.

Así se clasificó Alemania para la final del Europeo sub-17

Luca Zidane Francia sub-17 Edu Ferrer Alcover

Luca Zidane se erigió como el héroe de Francia.

Francia es la selección que mejor fútbol ha desplegado a lo largo del Europeo, y también la que mejor ha jugado en las fases decisivas, cuando los nervios afloran y muchos más factores condicionan los partidos. Y, no obstante, el conjunto bleu salió con la misma mentalidad que en los duelos anteriores: llevar la iniciativa, encerrar al adversario en su campo y rajarlo por las bandas. La fórmula convierte a los galos en una máquina de crear ocasiones de gol. En esta ocasión, el extremo más insistente fue Adelaïde por el perfil derecho del ataque francés, que en la primera mitad desequilibró una y otra vez al lateral Janssens. A ello se le sumó un Boutobba sensible para recibir entre líneas, un Ikone que dejó detalles de calidad en el flanco izquierdo y un Cognat con enorme jerarquía y presencia en campo rival para acelerar la circulación y encontrar un compañero mejor colocado por delante del balón. Resistía como podía Bélgica, liderada por el central Faes, que rescató a los suyos en varias situaciones comprometidas. Sin embargo, el gol llegó a balón parado: una falta en la frontal que disparó Edouard al poste del portero y que Teunckens se tragó. El arquero belga, muy seguro a lo largo del torneo, falló en el momento menos oportuno. Unos minutos más tarde, no obstante, evitó el segundo cuando le detuvo un penalti al propio Edouard. En la fase de grupos ya le detuvo otro a la República Checa.

Edouard Francia sub-17 Edu Ferrer Alcover

Edouard celebra uno de los goles que ha anotado en el torneo.

Entonces Bélgica se recompuso. Las posesiones del verdugo de Croacia en cuartos fueron más largas, Thuys se hizo con el mando en el centro del campo y Azzaoui apareció con mayor frecuencia en el perfil zurdo. Especialmente reseñable fue el concurso de Thuys, mediocentro de enorme inteligencia. A priori es menos llamativo que Ademoglu u Orell Mangala en el gesto técnico, pero falla pocos pases, encuentra compañeros entre líneas con relativa facilidad y su soberbia colocación sobre el césped le permite recuperar balones y asistir en tareas defensivas. En cualquier caso, Bélgica frenó el torrente francés, pero en ningún momento puso en apuros a Luca Zidane. Francia domina tanto sus partidos que casi nunca debe correr hacia atrás. En la semifinal, el guardameta del Real Madrid apenas tuvo trabajo y como consecuencia exhibió una virtud útil para su selección: el juego de pies. Bélgica dificultó a Francia con una presión más o menos agresiva, sobre todo en el segundo tiempo, y el portero francés la solventó con cierta comodidad con un notable desplazamiento a media y larga distancia para encontrar al compañero que quedaba libre.

Faes Bélgica sub-17 - Edu Ferrer Alcover

El central Faes cuajó una buena primera mitad.

La situación parecía controlada por los franceses, pero Bélgica metió la única oportunidad clara que generó. En un saque de esquina, apareció Seigers por sorpresa en el segundo palo y empató después de que Luca Zidane se quedara a media salida. El choque se abrió, la entrada de Janvier reactivó el juego entre líneas de Francia y Teunckens intervino en varias ocasiones para mantener el empate hasta el minuto 80, compensando ya de forma definitiva el primer tanto encajado. En los penaltis, llegaron las escenas memorables. Teunckens detuvo dos tiros más en la tanda. Zidane, otros dos. Y el propio portero galo se dispuso a lanzar el cuarto, después de que Ademoglu rematara al poste… para lanzarlo a lo Panenka al larguero. Sin embargo, Luca detuvo el quinto tiro -el tercero de su cuenta particular- y apareció Eduard, que había perdonado la sentencia desde los once metros, para clasificar a los franceses. Bélgica, que transformó sus cinco lanzamientos en cuartos, solo metió uno en la semifinal.

“No creo que haya mucha presión para los porteros en las tandas de penaltis porque, como portero, solo puedes ganar”. Constantin Frommann, portero de Alemania, en declaraciones a uefa.com, tras detener dos penaltis a España en cuartos de final.

Todas las fotos son propiedad de Eduardo Ferrer Alcover y de MarcadorInt. Todos sus derechos están reservados.

Related posts

Deja un comentario

*