Las tres favoritas… e Inglaterra

Wales v EnglandFIFA Women's World Cup Qualifying

El Mundial de fútbol femenino de Canadá vive ya sus últimos días. Después de casi un mes de partidos emocionantes, de goles espectaculares y estadios llenos, la Copa del Mundo entra en la recta final… y sin apenas sorpresas. Y es que en semifinales se dan cita tres favoritas e Inglaterra, invitada de excepción pero por méritos propios tras haber dejado fuera en cuartos a la anfitriona. Las inglesas empezaron mal, con una derrota 1-0 ante Francia, pero han ido creciendo con el paso del torneo. Día a día, partido a partido. Estados Unidos, Alemania y la vigente campeona, Japón, también se visten de gala para disfrutar de la penúltima ronda de la competición en busca de un lugar en la final. Tres favoritas e Inglaterra en un menú delicioso que podrá empezar a degustarse a partir de este mismo martes con, seguramente, el partido más apetitoso de lo que llevamos de Mundial.

Estados Unidos y Alemania frente a frente. Las dos selecciones con más títulos en su haber, dos cada una. Las dos mejores escuadras del planeta, según la FIFA. Un choque de estilos y de momentos de forma.

Alemania, desde el primer día, ha demostrado que es el combinado más en forma del torneo. El mejor por juego y resultados. No en vano firmó la goleada más abultada (10-0 a Costa de Marfil) y dejó apeada en cuartos a otra clara aspirante como Francia en la tanda de penaltis (1-1, 5-4). Además, cuenta con las dos máximas goleadoras de la competición, Celia Sasic (6) y Anja Mittag (5), y con Nadine Angerer, la mejor arquera con permiso de su rival Hope Solo.

El combinado femenino tiene muchas cosas del cuadro masculino: son un equipo tremendamente vertical, tácticamente muy trabajado y con individualidades que marcan diferencias. Es el equipo más goleador y el que mejores sensaciones ha transmitido a pesar de no ser capaz de ganar a Francia en el tiempo reglamentario. Pero el Día D, a la Hora H, apareció Nadine Angerer para gritar presente. La arquera germana apenas había aparecido, su equipo no la había necesitado, pero hizo acto de presencia en el momento oportuno para dar el pase a las suyas. Alemania descansa tranquila con Angerer bajo palos.

Enfrente estará Estados Unidos, que ha ido avanzando rondas sin hacer apenas ruido, con más pena que gloria, pero demostrando que es capaz de ganar a cualquiera. Sin su estrella Abby Wambach a su mejor nivel, relegada incluso al banquillo en las últimas fechas, las norteamericanas sudaron para eliminar a Colombia, 2-0 en octavos, y a China en cuartos (1-0). Megan Rapinoe y, sobre todo, Hope Solo, han mantenido a flote a una selección llamada a aspirar al título, que ha demostrado muy poco pero que por individualidades y experiencia confía en avanzar a la final, levantar su tercer título y dominar en solitario el fútbol femenino mundial.

Estados Unidos EEUU femenino - Focus
Estados Unidos femenino. Foto: Focus Images Ltd.

El miércoles, y con Estados Unidos o Alemania ya en la final, Japón e Inglaterra chocarán por ser su rival en la última fase. Las niponas, junto a las germanas, han dejado los mejores momentos del campeonato. Su único lunar: su falta de acierto de cara al arco. Combinan como ningunas, su despliegue táctico es inigualable y su muro casi inexpugnable pero han errado demasiado contra la portería contraria. Así, a pesar de dar una exhibición en octavos contra Holanda, sólo ganaron 2-1 y, después de ser mucho mejores que las australianas en cuartos, se beneficiaron de un fallo defensivo y de varios rechazos dentro del área de las oceánicas para clasificarse en el minuto 87. Contra las inglesas no podrán fallar si quieren tener opciones de revalidar su título ya que las europeas no perdonan. Son, seguramente, el equipo que más y mejor penaliza los fallos de sus contrincantes. Así eliminó a Canadá en cuartos (2-1) y, contra Japón, intentarán hacerlo de nuevo. Fran Kirby y Karen Carney son las encargadas de poner las gotas de talento a un cuadro que vive de su orden y sus contragolpes y que no quiere despertarse de este sueño.

Cinco de los seis títulos están en liza en semifinales. El mejor partido posible, Estados Unidos-Alemania, y la vigente campeona contra la sorpresa de la competición por un lugar en la ansiada final. Desgraciadamente, apenas queda una semana de Mundial, que vive sus últimas horas entre la tristeza por la eliminación de Canadá y el júbilo por dirimir si alguien es capaz de suceder a Japón. Queda lo mejor y lo mejor empieza ya.

– Partidos de semifinales (en horario español)

Martes 30 de junio al miércoles 1:
En Montreal: Estados Unidos – Alemania (01h00)

Miércoles 1 al jueves 2:
En Edmonton: Japón – Inglaterra (01h00)

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

El partido de Alemania en cuartos de final fue lamentable. Francia les pasó por encima, tuvo innumerables ocasiones y si no pasó a semifinales solo fue por una mano más que dudosa en su área a falta de 5 minutos para el final, pero hasta el penalty Alemania prácticamente no había llegado al área francesa.
Estados Unidos tampoco hizo gran cosa para ganar en cuartos, pero al menos no concedió ninguna oportunidad a China con dos bajas por sanción muy importantes, así que aparentemente llegan mucho más sólidas al partido de semis.

“Megan Rapinoe y, sobre todo, Hope Solo, han mantenido a flote a una selección llamada a aspirar al título”

No estoy de acuerdo con esa apreciación. Hope Solo podría haberse ido a tomar café en las 2 eliminatorias contra Colombia y China. Espectadora de lujo. El nivel de la linea defensiva yanqui, comandada por Johnston, es altísimo. Desde el partido contra Australia han dejado la portería a cero.

Espero que eliminen a las alemanas. Un saludo.

Deja un comentario

*