Suecia certifica el triunfo del colectivo

Suecia Focus

Con el adiós de una generación notable de futbolistas encabezada por el omnipresente Zlatan Ibrahimovic el futuro de la selección sueca no era nada halagüeño. Algunos incluso se echaron a la cabeza, consternados por la negativa de Janne Andersson a ceder ante los caprichos y presiones de Ibra. Sin embargo, el tiempo ha dado la razón al ex técnico del Nörrkoping y ha conseguido transformar la falta de talento en una oportunidad para crear un bloque extremadamente sólido, encabezado por un líder que representa todo lo contrario a la figura de Zlatan: el imperial y emocionante Andreas Granqvist. En un encuentro rozando el excelente, Suecia batió 3-0 a México; una victoria que deja a los suecos como líderes del Grupo F y que obligó al Tri a sufrir hasta el último minuto para asegurarse la clasificación. Los de Juan Carlos Osorio han firmado una fase de grupos de más a menos, con un inicio fulgurante, un partido trabajado ante la República de Corea y un duelo ante Suecia en la que se vio superado por la presión del momento y el plan de juego del conjunto escandinavo.

Suecia 3 (Augustinsson 50′, Granqvist p. 62′, Álvarez pp.74′)
México 0

Suecia vs Mexico - Football tactics and formations

Osorio y Andersson no cambiaron nada en sus esquemas y tanto México como Suecia afrontaron el encuentro tal y como se preveía en la previa. El combinado sueco cedía el balón a México a cambio de limitar los espacios a Vela, Lozano y Chicharito. Sin embargo, a diferencia de lo que sucedió ante Corea y Alemania, cuando Suecia tenía el balón conseguía más o menos encontrar líneas de pase con lo que el ataque sueco no se veía únicamente limitado al balón en largo. Entró mejor Suecia al partido y llegó con claridad en los primeros compases del partido. Sólo la falta de puntería y una buena actuación de Ochoa evitaron el primer tanto sueco. México tardó en responder, pero cuando lo hizo llegó con claridad básicamente con Carlos Vela como principal argumento. El encuentro se fue al descanso con empate a cero y con la sensación que Suecia estaba mejor sobre el campo, mucho más ordenada, pero que el mayor talento mexicano generaba acciones de más peligro cuando rondaba el área sueca. Vela buscaba la espalda de Ekdal y Larsson, mientras que Hirving Lozano no paraba de intentar el desborde ante Lustig, por su parte cuando Suecia conseguía llevar el partido a un ritmo más bajo, el Tri sufría mucho en balones aéreos y segundas jugadas.

Una carambola que lo cambió todo

En la segunda el partido iba por los mismos derroteros, pero finalmente la insistencia de Suecia acabó pesando más que su falta de talento. Un mal centro de Lustig rematado de forma peor por Claesson se convirtió de manera casi cómica en una asistencia involuntaria para la llegada de Ludwig Augustinsson al segundo palo. El lateral del Werder Bremen puso el primero para Suecia, un gol que acabó de virar de forma definitiva el partido para los suecos. Con el 1-0, a México le entró el pavor y Suecia lo aprovechó parapetándose en su tercio del campo. México atacaba de manera histérica y desordenada, sin generar mucho peligro. Suecia no tenía mucha velocidad para salir a la contra, pero otra vez el combinado escandinavo hizo de la necesidad virtud y un ejemplo perfecto de ello fue el penalti forzado por Marcus Berg. El delantero centro sueco sabía que no podría superar en carrera a Hector Moreno pero puso el cuerpo para forzar un penalti clarísimo: esto es Suecia.

Marcus Berg of Sweden during the 2018 FIFA World Cup Qualifying match at Amsterdam Arena, Amsterdam Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929 10/10/2017 ***NETHERLANDS OUT***
Marcus Berg forzó con mucha inteligencia el penalti previo al decisivo 2-0. Foto: Focus Images Ltd.

La pena máxima la transformó Andreas Granqvist de forma magistral. Ochoa adivinó al destino del balón, pero la ejecución del golpeo era tan potente y precisa que fue imposible de atajar para el cancerbero. Otra vez más, el veteranísimo capitán sueco se erigió como líder de esta selección con un partido perfecto en defensa y la personalidad suficiente como para transformar de esta forma un penalti tan importante. No nos cansaremos de decirlo, el caso de Andreas Granqvist en esta selección durante el último año es algo digno de estudio: cómo un jugador casi defenestrado, al borde del retiro, ocupó el vacío de una estrella Mundial para hacer crecer con un liderazjo mucho más colaborativo las fortalezas de su equipo. Con el 2-0 a México le entraron definitivamente todos los males y el autogol de Edson Álvarez es la comprobación de hasta qué punto naufragó el Tri ante los nervios. Por suerte para México llegaron buenas noticias desde el otro partido del Grupo F, pero el cuadro de Osorio perdió el primer puesto.

Este honor es para Suecia, el equipo de Janne Andersson ha sabido crecer encuentro a encuentro, metabolizó bien la decepción del gol de Kroos y ahora mismo, pese a su falta de talento, se divisa como una de las selecciones más correosas e incómodas de estos octavos de final.

Imagen Portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

No hay cosa que más me haya alegrado en lo que llevamos de Mundial que ver a Suecia conseguir este hito sin el bocachancla de Ibrahimovic, que siga ladrando.

PD: Granqvist es uno de los nombres propios de la fase de grupos, leyenda sueca.

Deja un comentario

*