El sueño tibetano busca rival

Michael M Nybrandt, representante internacional selección Tíbet.

Mientras todo el mundo futbolístico contaba las horas y los minutos para que diese inicio el FC Barcelona-Real Madrid, Michael M. Nybrandt llegó a la ciudad condal con el mismo objetivo que persigue desde el 30 de Junio de 2001: hacer llegar a todo el mundo la situación en la que vive el Tíbet y denunciar la represión que padece a través del fútbol. En Marcadorint ya le dedicamos un post a la increíble historia de este danés que una noche soñó que entrenaba a la selección tibetana y que se enfrentó al mismísimo gobierno de China para que se pudiese disputar el famoso Groenlandia-Tíbet, retransmitido en decenas de países.

Michael M.Nybrandt: “Buscamos un rival en Europa de cara al 2017”

Desde entonces, Michael ha trabajado codo con codo con la Asociación Nacional de Deportes del Tíbet para difundir este mensaje y una de las formas que encontró fue la de explicar su fascinante relato a través de un cómic dibujado por el ilustrador Thomas E. Mikkelsen. Este trabajo, con prólogo del Dalai Lama, tuvo un gran impacto en su lanzamiento en Dinamarca. Visto el éxito, el danés que creó un conflicto diplomático de talla internacional ha luchado para ver su obra publicada en distintos idiomas y lugares. En España, el libro donde cuenta cómo se resucitó a la selección tibetana de fútbol ya se puede encontrar publicado por la Editorial Base, el título lo dice todo: “Un sueño hecho realidad”. Está previsto que en los próximos meses la publicación se pueda encontrar también en Francia, Alemania, Canadá y Estados Unidos.

img_4616
El objetivo del Tíbet es organizar una cita lo más cercana posible a un encuentro profesional. Foto propiedad de MarcadorInt.com

Tíbet necesita adversario

El pasado sábado 3 de diciembre, Michael M. Nybrandt se encontraba en la Casa del Tíbet de Barcelona para promocionar su sueño hecho papel; pero más allá de dar a conocer el libro, el representante internacional del Tíbet anda desde hace meses en otro cometido: encontrar rival para un partido contra el combinado tibetano. Según explicó Nybrandt, desde la Copa Egalité, Liberté, Fraternité, celebrada en 2006 al Norte de Chipre, el combinado asiático no ha logrado disputar ningún encuentro de la seriedad que requieren los suyos y por el camino han vivido alguna que otra mala experiencia: “Hemos jugado contra equipos formados por VIP’s como cantantes o actores pero no queremos que se repita. Ya sabemos que no podemos aspirar a tener un rival de élite, pero para los chicos es muy importante que los 90 minutos que dure el partido sean competitivos porque el honor que ellos tienen al representar a los suyos en un encuentro serio es algo que les llena de orgullo. En cambio, cuando se dan situaciones que se alejan del profesionalismo, la intención se desvirtúa un poco y a veces hemos salido decepcionados”.

Por ese motivo, desde la Asociación Nacional de Deportes del Tíbet y a través de su representante internacional se trabaja para buscar un rival que les permita realizar un encuentro con un nivel y un impacto que se pueda al menos acercar al del famoso 2001. Michael M. Nybrandt no para de moverse y ya ha contactado con distintos clubes en nuestro fútbol para tantear opciones de cara al próximo 2017. “El tema económico no tiene que ser un problema en sí. Si encontramos un equipo serio que nos haga una invitación formal, será relativamente fácil convencer a nuestros patrocinadores para que nos financien el viaje. Pero para ello necesitamos tener unas garantías de que sería un evento bien organizado, que pudiera tener cierto impacto y entonces sí que podríamos cerrar algo”.

Secretarios técnicos, directivos y jugadores que lean estas líneas: la selección del Tíbet busca acompañante para una bonita fiesta del fútbol.

Foto Portada: Propiedad de MarcadorInt.com

Related posts

Deja un comentario

*