Una remontada imposible

Mauricio Pochettino, manager of Tottenham Hotspur during the Barclays Premier League match at White Hart Lane, London
Picture by John Rainford/Focus Images Ltd +44 7506 538356
21/03/2015

“Solo necesitamos hacer un gol y tenemos mucho tiempo por delante”, aseguró Mauricio Pochettino en la previa. Visto así parecía bastante fácil, pero no lo fue tanto. Pese a realizar un buen partido en líneas generales, ser superior al Gent y generar oportunidades suficientes para darle la vuelta a la eliminatoria, la fortuna y los elementos dieron la espalda al Tottenham y dejaron fuera a uno de los conjuntos que, por plantilla y presupuesto, estaba llamado a pelear por el título de esta Europa League.

Siendo local en Wembley, un campo que no es el suyo, el cuadro inglés fue capaz de dar uno de los pasos más importantes cuando se busca remontar una eliminatoria: marcar en la recta inicial para poner el partido de cara. De hecho, a los diez minutos ya había igualado el cruce con el tanto de Christian Eriksen y tenía ochenta por delante para buscar el segundo con calma y tranquilidad, pero pronto empezó a torcerse todo.

Tottenham 2 (Eriksen 10′, Wanyama 61′)
Gent 2  
(Kane p.p. 20′, Perbet 82′)

Tottenham vs Gent - Football tactics and formations

Harry Kane, posteriormente negado de cara a puerta pese a intentarlo prácticamente todo y firmar varias jugadas de mérito, despejó hacia su propia portería en un saque de esquina prolongado por Mitrovic y empató el partido a los 20 minutos. Sin apenas haber pasado del centro del campo, el Gent se encontraba de nuevo por delante en el global y ahora tenía además dos goles de ventaja, pues el valor doble como visitante hacía que a los Spurs tampoco le sirviera el 2-1.

Lejos de venirse abajo, intensificó su juego ofensivo el conjunto de Pocchettino y generó numerosas llegadas sobre el arco de Kalinic, moviendo la pelota con acierto por dentro para encontrar la profundidad en banda con sus carrileros, especialmente Walker en la derecha.

Pero el gol se resistió y el encuentro terminó por torcerse justo antes del descanso con la expulsión de Dele Alli. El joven inglés, centrado hasta entonces en ocupar el área y con poco protagonismo en el juego de su equipo, clavó los tacos en la espinilla de Dejaegere tras una pérdida propia y se fue a la calle por roja directa. Es decir, cuando el Tottenham enfiló el túnel de vestuarios para el intermedio estaba con un hombre menos y necesitaba dos goles para pasar de ronda.

La expulsión de Dele Alli marcó el partido. Foto: Focus Images Ltd.
La expulsión de Dele Alli marcó el partido. Foto: Focus Images Ltd.

Y no estuvo tan lejos de lograrlo. Continuando con tres centrales, dos carrileros y dejando solo a Eriksen como acompañante de Kane, los ingleses siguieron llevando la iniciativa ante un Gent replegado y que tampoco asustaba a la contra.

Cuando se cumplía la hora de juego, arriesgó Pochettino y dio entrada a Son -extremo- por Davies -lateral- para ejercer como extremo izquierdo y como recompensa encontró el 2-1: gran gol de Wanyama con un derechazo desde la frontal directo a la escuadra.

Con treinta minutos por delante, se rompió el partido y, por primera vez en la noche, el Gent pudo o supo contraatacar con relativa frecuencia. Asustó primero Simon, que la tuvo con un cabezazo, pero fue nuevamente Perbet el hombre decisivo. El francés, goleador en la ida, ingresó en el 75′ y prácticamente en su primera intervención aprovechó un mal despeje de Dier para definir con el exterior y sentenciar.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*