Tuvo que hacerlo él todo

José Andrés Guardado México - Nori.U

Toma Oribe, profunda y al espacio: Alvarado. Ahí te va Carlitos, al pie dentro del área: arriba. Ahora al otro Carlos, a Esquivel, colgadita al punto de penalti: larguero. Una más, venga, larga desde mi propio campo: nada. Así, una y otra vez, hasta rondar la decena de oportunidades claras. Todas de México, todas generadas por un Andrés Guardado estelar que firmó la actuación individual más brillante de esta Copa de Oro 2015. Su selección debió ganarle a Costa Rica mucho antes de la prórroga, pero la delantera tricolor, formada por Vela y Oribe Peralta, saltó al MetLife Stadium de New Jersey y se olvidó la puntería en el vestuario.

mex cr

Tanto Miguel Herrera como Paulo Wanchope salieron de inicio con sus dibujos habituales (3-5-2 y 4-2-3-1) y fueron los costarricenses los que arrancaron mejor, completando en la primera mitad sus mejores 45 minutos del torneo teniendo en cuenta sobre todo el rival que tenían enfrente. La velocidad de Giancarlo González atrás fue suficiente para resistir ante los buenos balones de Guardado y, cuando pudo transitar, Costa Rica llegó con peligro gracias a un Joel Campbell que había pasado inédito durante la primera fase pero sí compareció en cuartos de final. La fuerza del gunner por la derecha y la habilidad de Johan Venegas en la izquierda pusieron en aprietos a la defensa mexicana, pero los ticos les faltó la llegada de Bryan Ruiz desde atrás y más talento en la punta del ataque -David Ramírez apenas intervino-. Por ello y por los porteros, ambos muy acertados durante toda la noche, se mantuvo el 0-0 en un primer tiempo en el que el mejor disparo fue, cómo no, de Andrés Guardado.

Tras el descanso, se incrementó el show del centrocampista del PSV y México dio un recital de generar ocasiones y fallarlas todas. Siempre desde el interior zurdo, el 18 presumió de golpeo y de visión de juego para habilitar a Peralta y Vela, increíblemente negados ante Esteban Alvarado. Carlos Esquivel se sumó en el 60 por un discretísimo Héctor Herrera y con su energía hizo que su selección llegara al área con un hombre más, pero tampoco aportó acierto. Ya pasado el 75 y tras media hora sin inquietar a Ochoa, Wanchope introdujo a Miller por Ruiz, pasó a formar con tres centrales y dejó solo en punta a Campbell para que buscara el milagro. El Piojo respondió retirando a Vela y metiendo a un regateador como Jesús Corona, que a punto estuvo de evitar la prórroga en el 93 pero no acertó a definir.

En el tiempo extra, Guardado, siempre bien acompañado por Jonathan dos Santos, continuó siendo el mejor pero el cansancio y la línea de cinco atrás de Costa Rica frenaron el asedio. México dominaba pero ya no encontraba fácil posición de remate y, cuando ya había caído en la desesperación, una jugada individual y heroica de Joel Campbell a punto estuvo de terminar en el 0-1: salvó Ochoa con una buena mano abajo. Sin tiempo para más y con todo el mundo preparando ya los penaltis, el árbitro Walter López decidió que no se iba a definir en una tanda sino en solo penal y que iba a ser él quien echaría un cable a Guardado señalando los once metros por un ligerísimo contacto de Miller con Oribe. El capitán agarró la pelota, serio y confiando, y la clavó con potencia ajustada al palo para meter a México en semifinales y redondear una noche en la que hizo todo lo positivo de su equipo.

Joel Campbell Cristian Gamboa Focus Costa Rica Campbell fue el mejor de Costa Rica. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Nori.U.

 

Related posts

1 comments

Creo que Costa Rica pudo haberse ido arriba en el marcador en el 1er tiempo (sobre todo por una de Venegas y otra que Celso le pegó mal). Ya después se notó demasiado el aspecto físico y no agarraron la pelota como lo habían hecho antes. Tema aparte, par de caños hermosos los que tiraron Ruiz y Venegas

Deja un comentario

*