Un error de bulto

Schafer Jamaica - Focus

Un solitario tanto del paraguayo Benítez en la recta final de la primera mitad supuso a la postre la victoria del combinado dirigido por Ramón Díaz ante una Jamaica con escasos argumentos ofensivos de peso. El choque, jugado a un ritmo muy bajo, deja dos lecturas muy claras: a Paraguay le cuesta un mundo llevar la iniciativa porque no consigue imprimirle velocidad a la circulación de la pelota en el ataque estático y, por otro lado, el cuadro caribeño es capaz de maximizar sus recursos para competir de forma digna contra selecciones con una tradición futbolística exponencialmente mayor, como ya demostró en su debut.

Wilfried Schäfer ha construido una Jamaica ordenada, difícil de superar cuando la defensa y el centro del campo no se parten y el rival no logra abrir espacios entre líneas. El sacrificio de sus futbolistas es innegable: los extremos se repliegan con corrección y no escatiman esfuerzos a la hora de ayudar a los laterales, las coberturas en la parcela central son constantes y el poderío físico disimula los despistes y los pequeños errores de entendimiento. Atrás, son correctos. Académicos. Es en campo rival donde es imposible disimular las carencias de una selección muy limitada en lo técnico si atendemos a los rivales a los que se ha enfrentado (Uruguay y Paraguay) y se enfrentará (Argentina) en esta Copa América 2015. Sin ningún futbolista capaz de marcar diferencias de otro modo que no sea echando el balón al espacio y desbordando por pura potencia, todo el caudal ofensivo se concentra en el balón parado. Sin embargo, la ausencia de un especialista para ejecutar este tipo de acciones dificulta aún más la posibilidad de convertir las jugadas de estrategia en goles. O en meras ocasiones. La envergadura de los centrales jamaicanos apenas se refleja en remates a la portería rival porque nadie consigue colocar balones tensos en las proximidades del área pequeña. En estas circunstancias, anotar es un rompecabezas.

Paraguay se enfrentó a un oponente que modificó su planteamiento respecto a la apertura de la Copa -Jamaica alineó 5 centrocampistas y un solo punta- y La Albirroja tuvo serias dificultades para gestionar con claridad la posesión de la pelota. Ortigoza y Cáceres no supieron alimentar a sus extremos, Derlis González y Benítez, quienes siempre recibieron en desventaja para iniciar sus acciones individuales. Solo los movimientos de Bobadilla y el buen entendimiento del punta del Ausburgo con Santa Cruz estaban causando problemas a Kerr en una noche muy tranquila en Antofagasta cuando el espigado guardameta de Burnt Savannah cometió un error impropio del torneo que estaba firmando. Muy seguro a la hora de salir a blocar balones laterales -con casi 2 metros de estatura no se achica y se mueve con decisión dentro del área-, el portero del Sarpsborg 08 se puso en evidencia acudiendo a despejar con la cabeza un desplazamiento en largo de la defensa paraguaya sin ningún peligro. Con la mala fortuna de que su cabezazo terminó rebotando en Benítez hasta acabar introduciéndose en su portería sin que los dos centrales tuviesen tiempo para evitarlo. Un error inocente que alteró el marcador pero que no cambió demasiado el devenir del choque, más allá de darle un respiro a una Paraguay incómoda en todo momento. Poco más se puede rescatar de un primer tiempo tibio en el que solo los centros de Samudio desde el perfil izquierdo y un par de remates de Roque y Ortigoza sacaron al espectador de la perenne balsa de aceite en la que parecía inmerso el encuentro.

Dawkins  Jamaica- Focus

Simon Dawkins. Foto: Focus Images Ltd.

No hubo demasiadas variaciones en una segunda parte pobre en cuanto a calidad pero más abundante en lo referente a ocasiones. Sin forzar la máquina, más por no poder que por no querer, Paraguay consiguió plantarse en la frontal del área con mayor frecuencia. Pese a ello, el gol se les resistió y Jamaica tuvo fuerzas para acabar el partido atacando. Los caribeños no llegaron a incomodar en gran medida a Silva -titular de nuevo bajo palos en lugar de Justo Villar- pero sí mostraron valentía y perseverancia. Aunque a la postre esto fuese insuficiente para rescatar un punto. Decidió un error.

Paraguay (4 puntos) se verá las caras con Uruguay y Jamaica (0 puntos) tratará de poner en problemas a la Argentina de Leo Messi en la última jornada de la fase de grupos.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*