Una ciudad con virtud formativa

Kaptiva Sports Academy

En Cornellá de Llobregat, el municipio más poblado de su comarca (Baix Llobregat), instaló su sede Kaptiva Sports Academy, una entidad de captación de jóvenes talentos -entre 14 y 18 años- de todo el mundo. El programa, siempre con el balón como enlace de cohesión, les ayuda a potenciar sus virtudes futbolísticas al igual que la asimilación de otros valores más alejados del césped, a kilómetros de distancia de sus países de origen.

Esta academia de élite ha aterrizado en la presente edición del MIC con un plantel de futbolistas en edad juvenil de diferentes nacionalidades y que apenas se conocen entre ellos. La integración social entre los jóvenes, con el fútbol como vínculo, es uno de los principales objetivos marcados en su desarrollo.

No empezaron mal el torneo. Los pupilos de Miguel Funes y Marc Puigsaslloses consiguieron sumar un punto en su primer envite (0-0 ante el Tossa). Algo que, según Miguel, no les dejó del todo satisfechos. Más sabiendo que el siguiente duelo, les emparejaba frente al infranqueable Málaga (0-4). Y aunque el resultado final pueda determinar lo contrario, Kaptiva no compitió nada mal. El vendaval de la Costa del Sol arrasó durante los primeros veinte minutos, espacio donde consiguió los cuatro goles –tres de ellos del lateral Iván Rodríguez- pero tras el tiempo de asueto, supo mantener la diferencia sin que ésta se convirtiera en una losa mayor.

El mismo Funes, satisfecho y esperanzado de las opciones de sus chicos, también nos explicó en qué consiste este novedoso plan dentro de un vestuario plagado de idiomas, con todo lo que ello conlleva.

Cabe recordar, que la cantera de la UE Cornellà es una de las más proliferas del territorio catalán y, en los últimos tiempos, reconocida por todo el panorama del país, al exportar jugadores a ligas de otros países como la Premier League inglesa, por ejemplo. Este hecho corrobora la fertilidad de esta tierra para ejercer la formación de futbolistas.

La igualdad que se preveía en su duelo directo ante la selección caribeña se diluyó al borde del descanso, cuando el Caribbean abrió el marcador tras una fase de dominio académico. En la segunda, los isleños dieron el golpe definitivo en las postrimerías, abocando al Kaptiva a la fase de consolación. Lo cierto es que los resultados hablan por sí mismos, y no destacaron como equipo, pues ni siquiera han celebrado un gol aun. Sin embargo, el peculiar contexto con el que afrontan un torneo de este calibre merecía una oportunidad. No es la primera vez que esto ocurre.

No olvidemos que equipos como Aspire Football Dreams, este año también Levante Internacional, y las diversas selecciones habituales ven estas fechas como una oportunidad de competir de forma exigente con el objetivo de aunar un conjunto casi desconocido entre sí a medio-largo plazo. Con la particularidad, en esta ocasión, de ver lo que debería ser un lento proceso de aclimatación y conocimiento, en un transcurso sobre la marcha mientras comparten vestuario, se pasan el balón compitiendo por ganar tres puntos y reducen las diferencias lingüísticas gracias al idioma más universal que existe.

Related posts

Deja un comentario

*