Vivir en un trabalenguas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nos extrañaba bastante que una selección UEFA como Gibraltar siguiera participando en los Juegos de las Islas, teniendo en cuenta lo que les ha costado obtener este derecho y que, además, justo esta semana sus equipos empiezan a disputar las previas de competiciones europeas. Efectivamente, tal y como nos confirmó un miembro de su staff técnico, este mismo dilema se había planteado en el peñón en los últimos meses. Por una parte, había un trabajo de más de un año detrás y un compromiso que no se podía deshacer. Por otra, entre los convocados por el Lincoln Red Imps FC y el College Europa para la Champions y la Europa League, más la duda razonable de algunos jugadores de arriesgarse a perder la oportunidad de seguir disputando partidos internacionales UEFA por una inoportuna lesión, el combinado gibraltareño se había quedado en cuadro.

Pelillos a la mar, decidieron en Gibraltar crear una selección “B” que mantenía el compromiso tomado con Jersey 2015 y además daba la opción a los jóvenes talentos de la región de ganarse un puesto en la absoluta, de cara al futuro. Aire fresco en el combinado y, de entrada, algo sorprendente al ver el once inicial: a diferencia de lo que recordaba con la selección gibraltareña, la mayoría de jugadores tenían nombre o apellido de origen español. Hemos dicho que no había jugadores del Lincoln pero sí, había uno con permiso del club para viajar a Jersey: se trata de Alain Pons, un joven talento procedente de las categorías inferiores del Cádiz que se inventó este tremendo golazo a balón parado.

Finalmente no pudieron vencer a Guernsey la mañana siguiente y no estarán en las semifinales. No obstante, las actuaciones de nombres como Ashley Rodríguez o Anthony Hernández demostraron que también el fútbol en el peñón está en evolución y que más pronto que tarde empezaran a dar algunas gratas sorpresas. Por último, no podíamos estarnos de preguntarle a Alain Pons por su Lincoln, que está inmerso en la previa de Champions League contra el Santa Coloma andorrano.

Gloria eterna a Ynys Mon

Delante, un equipo con una propuesta radicalmente distinta pero igual de loable: los galeses de Ynys Mon se presentaban a Jersey 2015 con la etiqueta de cenicienta al haberles tocado un grupo especialmente duro: Guernsey, Gibraltar y Gotland. El caso es que con un estilo mucho más físico, menos elaborado y en ocasiones hasta rudo han conseguido sumar 4 puntos en esta fase de grupos y cautivar el corazón de un servidor. Quizá fue por su afición, la más numerosa y más ruidosa–exceptuando obviamente la de la selección anfitriona– o quizá el detalle de poder oír por vez primera el gaélico y ver cómo gran parte de los jugadores se daban instrucciones en este idioma. O tal vez fue por la enorme amabilidad con la que el delantero Ryan Booth –enorme jugador que ha marcado dos goles calcados por la escuadra tanto ante Gibraltar como Gotland– se prestó sin ningún tapujo ni vergüenza a pronunciar el nombre de pueblo más largo que existe en Europa: Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch.

Con su ‘campechanía’ galesa la gente de Ynys Mon me había conquistado para siempre. No obstante, por si todo ello fuera poco, 24 horas después me proporcionarían la oportunidad de ver el campo de fútbol más bello que he visto en mi vida.

Galería de fotos del Gibraltar-Ynys Mon

Related posts

2 comments

Yo solo soy capaz de distinguir el “..gogogoch” final, no sé en que momento empieza a decir el nombre del pueblo.

Deja un comentario

*