El primer día

Estadio

Era esperado que el debut de Gibraltar, y más contra una selección como la croata, acabara en goleada. Pero detrás de este 7 a 0 hay muchos matices. En la previa del partido el seleccionador británico, Terrence Jolley, ya nos decía en declaraciones a marcadorint.com que su equipo contaba con el factor sorpresa. Y realmente no sé si fue la suficiencia con la que Croacia salió al campo, o posiblemente el coraje y la fuerza que da el sentir que estás haciendo historia, pero los primeros 40 minutos del partido hicieron dudar a los poquitos periodistas que nos concentrábamos en Vítkovice. ¿Es posible que por alguna insensata razón una federación con tan pocos futbolistas pueda competir con Croacia? Algunos, absolutamente desatados por el momento, llegaron a ver reencarnados a los galos de Astérix y Obélix en equipo de fútbol. Y es que el cuadro de Madunovic no inquietó prácticamente en la primera mitad, además el jugador del Cádiz Anthony Hernández era capaz de poner en jaque a la defensa balcánica cada vez que tocaba balón, que por desgracia fueron muy pocas.

Lo malo para Gibraltar llegó precisamente en los últimos minutos de la primera mitad. Primero con un gol de cabeza del jugador de la Roma y capitán de su selección, Tin Jedvaj, y después con un penalti dudoso que les supuso el gol en contra. Por si fuera poco, el brillante Hernández, único jugador con capacidad de inquietar al rival, fue expulsado por doble amarilla. Seguramente fue por su sobreexcitación, pero la realidad es que la eliminación del 10 gibraltareño en un día tan importante fue un hachazo tal que dejó desamparado al equipo de Jolley. Como si el día en el que has de perder tu virginidad, se te rompe tu único preservativo. Adiós fiesta, el partido se convirtió en un reloj de arena en posición vertical para unos, y en un tobogán de pura diversión para otros, donde lo único que cabía ir descifrando era cuántos goles iba a registrar el arcaico marcador electrónico del estadio.

Al final del encuentro el seleccionador británico, con el que habíamos hablado justo antes del partido, destacó lo positivo y no regateó ni un solo elogio para los chicos. Le preguntamos también por Hernández y la actuación arbitral.

Terence Jolley
Terence Jolley, seleccionador de Gibraltar sub 19. (Foto: Albert Fernández)

Sin duda fue un partido muy especial para la delegación gibraltareña, encabezada por el presidente de la federación, que atendió también a los micrófonos de MI. Atención porque no tiene pinta de conformarse con disputar los partidos. El señor Desmond Reoch quiere más. Por cierto, Reoch tuvo un buen detalle esperando a la selección croata a su llegada a Vítkovice.

Desmond Reoch
Desmon Reoch, presidente de la federación de Gibraltar, recibe con caballerosidad a la selección de Croacia a su llegada al estadio. (Foto: Albert Fernandez)

Por su parte la selección croata no dejó ninguna sensación espectacular, aunque bien es cierto que dada la diferencia de nivel es difícil hacer una valoración. Kolar marcó tres goles, pero fue un festín algo engañoso, ya que aprovechó el momento de colapso del rival. El mejor croata fue Filip Faletar, jugador del Villareal, que sueña con jugar en primera con el “Submarino Amarillo”. Además nos explica cómo reaccionaría en caso de que un equipo grande lo quisiera fichar.

Filip Faletar. (Foto: Albert Fernández)
El futbolista del Villareal, Filip Faletar. (Foto: Albert Fernández)

Seguramente el jugador con más cartel de la selección sub 19 balcánica sea el capitán Tin Jedvaj. Jugador de la Roma y que realmente hoy, y a pesar de haber marcado un gol, no ha necesitado mucho de su potencial para destacar como central, nos cuenta las claves del talento croata, se muestra contento y se sorprende al desconocer al joven juvenil romanista Elio Caprodossi, que actualmente está disputando el mundial sub 17. Aunque lo mejor de la entrevista es sin duda nuestro intento de pasar al italiano, él no muy bien, yo en mi tónica,  fatal…

Jedvaj
El capitán croata y jugador de la Roma, Tin Jedvaj. (Foto: Albert Fernández)

Por resaltar alguna cosa más del encuentro, diremos que hubo muy poco ambiente, lo cual era bastante de esperar. Eso sí, la selección de Gibraltar contó con una veintena de seguidores que no quisieron perderse un día tan especial para el territorio británico de ultramar.

Bastante más ambiente registró el encuentro que disputó la selección sub 19 local contra Chipre en el otro partido del grupo. No puedo hacer un resumen extenso, pues al disputarse en la localidad de Opava llegué a media hora para el final. Me dio tiempo a ver que los checos ganaron por 4 a 1 al combinado chipriota, que el colegiado tuvo un arranque de Michael Douglas en Un día de furia, convirtiendo el día en un minuto y a los chipriotas en su enemigo, pues en el tiempo de descuento les pitó un penalti dudoso en contra y les expulsó a dos jugadores.

Además pude ver las evoluciones de un futbolista del cual me habían hablado. Puede jugar de central o de lateral derecho, es alto y rápido. Juega en el Milan y es el capitán de la selección Checa. Se llama Stefan Simic, no es familia del futbolista croata Dario Simic, que también jugó en el conjunto rossonero, y esta es la entrevista que nos concedió al acabar el partido. En caso de que no te apetezca escuchar la entrevista, te doy un motivo, vuelve mi italiano.

Stefan Simic
Stefan Simic , defensa del A.C MIlan (Foto: Albert Fernández)

P.D: Si alguien se pregunta por la famosa camarera, aún no he tenido tiempo. Confiad, ya os contaré.

Foto de portada: Albert Fernández.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*