Gibraltar: ¿Cómo lo han hecho?

Desmond Reoch

“We are on a high”

Con esa expresión me definió el estado de ánimo de los gibraltareños el señor Desmond Reoch, presidente de su Federación de fútbol. Y es que, para sorpresa de muchos, este martes en Faro (Portugal), la selección senior disputó su primer compromiso oficial, consiguiendo un meritorio empate contra la selección de Eslovaquia, que venía de ganar en Polonia y que, por ejemplo, llegó a Octavos de Final en el último Mundial.

El presidente de la Federación me explicó la alegría del día después en la colonia británica: “No podía ni caminar 200 metros. Todo el mundo se me acercaba para felicitarme. Piensa que el partido lo vio toda la gente en directo por nuestra televisión, la Gibraltar Broadcasting Television”.

Pero, ¿cómo es posible que una región de sólo 30.000 habitantes haya podido construir una selección tan competitiva?

¿Fue fruto de la casualidad?

Desmond RoachDesmond Reoch, presidente de de la Federación de Gibraltar

11 de marzo del 2011

En esa fecha, ya lejana, y antes de que la Federación de Gibraltar fuese reconocida por la UEFA, se disputó en la colonia británica de ultramar un partido entre la selección de Islas Feroe y un combinado de jugadores gibraltareños. La mayoría de ellos forman la base del equipo que ha conseguido el empate ante Eslovaquia. El resultado final fue un sorprendente 3-0 para los británicos. No fue un partido que ocupara portadas. Ni siquiera que llegara a ser noticia. Pero a la gente de Gibraltar, incluido el millar de aficionados que fue a ver el partido al estadio, le empezó a quedar claro que si llegaban a competir, no serían, ni mucho menos, los últimos de la clase. Ese día, el autor de uno de los goles fue un chaval de 16 años, jugador del Cádiz, llamado Anthony Hernández.

Construyendo un equipo para competir

Y llegó el día del primer partido oficial. El primero de los mayores, porque el debut como selección lo hizo la sub 19 en la fase de clasificación para la Ronda Élite, un torneo en el que estuvo presente Anthony Hernández, que presenció Marcadorint.com en directo y que puedes revisar en este especial que hicimos para la ocasión.

La localidad portuguesa de Faro, a más de 300 kilómetros de Gibraltar, será la casa de esta nueva selección en todos los partidos de clasificación para la Eurocopa de 2016. El estadio local no reúne las condiciones requeridas para albergar estos partidos. No obstante, sí se le permite a Gibraltar disputar en casa los encuentros amistosos. De hecho, el partido ante Eslovaquia se podría haber jugado en Gibraltar, pero la Federación consideró necesario empezar a familiarizarse con la gente, el estadio y, en definitiva, todo lo que rodea al escenario donde van a disputar las batallas más importantes de su corta “vida” a partir del año que viene. “Nos trataron fenomenal. [El estadio] tiene muy buena pinta y nos sentimos como en casa”, esas son las sensaciones de Reoch, ilusionado con su nueva sede.

El cambio de una ley británica fue clave para que el seleccionador Allen Bula pudiera construir un equipo de garantías. En principio, el Reino Unido obligaba a Gibraltar a usar jugadores empadronados o residentes en la zona, a diferencia de lo que hacía con otras selecciones británicas. La Federación gibraltareña se quejó por esta discriminación, que les privaba de usar jugadores que vivieran en otros sitios del Reino Unido pero que hubieran nacido en suelo de Gibraltar así como jugadores con alguno de sus padres (o esposa) gibraltareños. Finalmente, se consiguió la modificación legal reclamada, lo que les ha dado mayor libertad.

Como si de una película británica de Ken Loach o Alan Parker se tratara, el seleccionador Bula empezó a tejer una red por todo el Reino Unido en busca de jugadores y recordó su amistad con la madre de un futbolista que por entonces jugaba en el Stoke City de la Premier League: Danny Higginbotham. Esa amistad entre Bula y la madre del futbolista profesional, gibraltareña, convenció al jugador, que se incorporó a la selección. “Es el jugador clave para nosotros. Es el líder y, además, todos aprenden de él en cada entrenamiento”, me confesaba el señor Desmond Reoch. Curiosamente, la madre de Higginbotham no fue la única mujer determinante en todo este proceso.

Barnsley Wiseman GibraltarWiseman juega en el Barnsley inglés (Foto: Focus Images Ltd)

Scott Wiseman llevaba una trayectoria interesante como lateral en Inglaterra. En febrero de este año, mientras jugaba en el Barnsley, equipo de segunda división, le llegó el ofrecimiento para formar parte del combinado de Gibraltar, dado que su madre también era natural de la colonia británica. No lo dudó: dio el sí de forma instantánea. Con él y Higginbotham, ya tenían a dos defensas profesionales en Inglaterra. Algo con lo que empezar.

El día

Y llegó el partido. El combinado formado por profesionales, jugadores gibraltareños que juegan en divisiones territoriales andaluzas y alguno procedente de la propia liga de Gibraltar dio la cara. Compitió de principio a fin, para orgullo de su máximo mandatario: “el propio presidente de la Federación eslovaca me reconoció que merecimos el empate. Incluso pudimos ganar, es imposible estar más eufórico”.

Cuando el colegiado señaló el final del partido llegaron los abrazos, la alegría y los gritos de los 400 aficionados desplazados a Faro. Entre los que se abrazaban, estaba el veterano Higginbotham: el líder. También Wiseman, el que debe ser el relevo natural en el futuro cercano. Y, a lo lejos, celebrándolo, aunque no tan metido en la fiesta, estaba Anthony Hernández, el chico que a los 16 años le marcó a las Islas Feroe, que fue el líder de la sub 19 en Ostrava y que al final, pese a estar entre los 23 convocados, se quedó en la grada por decisión técnica. Él es el futuro de una selección tan pequeña como orgullosa.

Related posts

3 comments

Pues para mi es muy sencillo, no tiene que ver con política o historia. Simplemente ven la posibilidad de jugar torneos oficiales europeos, cosa que nunca harían con Inglaterra. Si a tu barrio le dieran la posibilidad de separarse de la federación española para jugar eliminatorias y Champions, seguramente harías lo mismo…

Gran artículo, Albert Fernández. Me da mucha alegría ver nacer a una selección nueva tan cerquita -soy de Cádiz- y ya me he hecho un poco de los del Victoria Stadium. La única duda que me queda (igual Toni Padilla puede ayudarme) es que, ¿por qué ellos, siendo pro-ingleses, deciden separarse de Inglaterra y crear su propia federación y selección?, ¿sería el mismo caso de, por ejemplo, las Islas Vírgenes Británicas? :O

Deja un comentario

*