Contento

Conte se mostró satisfecho con el juego de su equipo a pesar de la derrota. Foto: Mike Griffiths/Focus Images Ltd.

De principio a fin controló el Chelsea su encuentro ante el Leicester City. Ambos equipos ya se habían visto las caras hace unas semanas en una eliminatoria de copera que se resolvió en la prórroga. Esta vez sufrió mucho menos el Chelsea. La superioridad de los locales se tradujo en un redondo 3-0 con goles de Diego Costa, Eden Hazard y Victor Moses. Antonio Conte se mostró satisfecho con el trabajo realizado por sus jugadores. El técnico italiano volvió a formar con el 3-4-3 que ya le dio los tres puntos en su visita a Kingston upon Hull y todo apunta a que continuará utilizando este sistema. Por lo que al vigente campeón respecta, poco se pareció este Leicester al que hizo historia la temporada pasada.

Chelsea 3 (Costa 7′, Hazard 33′, Moses 80′)
Leicester 0

Leicester vs Chelsea - Football tactics and formations

Después de tres partidos consecutivos como visitante y de un parón de selecciones por en medio, el Chelsea volvió a jugar ante su afición en Stamford Bridge. Tan cómodos estuvieron los blues en casa que sólo tardaron siete minutos en ponerse por delante. En un córner, Matic sorprendió a toda la defensa dejando pasar un balón para que Diego Costa, llegando al segundo palo, lo enviara a la red. No permitieron replica alguna del rival. Los de Conte fueron a por más. La posesión era suya (70%-30%) y cuando la perdían, recuperaban de inmediato. Supieron enlazar con éxito entre líneas. Eran de gran ayuda los apoyos de Costa, que bajaba a recibir y le daba continuidad a jugadas que no terminaban de arrancar.

Diego Costa en lo que va de Premier League: 
7 partidos
6 goles

No estaba funcionando su equipo, así que Claudio Ranieri decidió que debían presionar con menos cautela para que el Chelsea no lo tuviera tan fácil en la salida desde atrás. Jamie Vardy, que antes se había limitado a tapar el pase, comenzó a apretar al central que tenía el balón. Consecuentemente, los demás jugadores también se adelantaron unos metros. Esto, sin embargo, no le supuso ningún problema al Chelsea, que una vez superaba la primera línea de presión, se encontraba con más espacio en el centro del campo. Y así es como Matic pudo hacer un pase completamente vertical que, tras una carambola entre la defensa del Leicester, permitió a Hazard firmar el 2-0.

Matic, Hazard y Costa hicieron un gran partido. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
Matic, Hazard y Costa hicieron un gran partido. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

Salió más enchufado el Leicester tras el descanso, pero pocas veces amenazó la portería defendida por Thibaut Courtois. El Chelsea se gustaba y los tres de arriba (Hazard-Costa-Pedro) se asociaban buscando el tercero. A pesar del buen juego desplegado por los suyos, Conte no dejaba de dar instrucciones desde la banda. Llegó a la rueda de prensa con la voz un poco tocada y bromeó: “Si ahora la tengo mal, imaginad cómo estaba antes [en su etapa en la Juventus] cuando tenía un partido cada tres días. A veces no podía ni hablar y mandaba a mi asistente a atender a los medios”. A Conte no le importaría tener la garganta mal el año que viene, pues esto significaría que -a diferencia de este año- el equipo estaría en competiciones europeas. Hoy daba igual que se sacase un córner en la otra punta del campo, que el ex-seleccionador de Italia gritaba de todos modos: “¡Kanté, Kanté!”. Y N’Golo se giraba para ver qué se contaba el míster. El mediocentro francés completó unos magníficos noventa minutos ante su antiguo equipo. Impecable -como es habitual- en labores defensivas y aportando en ataque, Kanté se llevó un merecido premio al mejor del partido. También arrancaron ovaciones del Bridge los goleadores Costa y Hazard. Con el partido encarrilado, Conte aprovechó para dar entrada a jóvenes futbolistas de la cantera. Saltaron al terreno de juego Nathaniel Chalobah (21 años), Ruben Loftus-Cheek (20) y Ola Aina (20). Este último debutaba en liga. Chalobah fue clave en el tercer y definitivo gol del encuentro. Con un asombroso pase de espuela, el internacional sub-21 por Inglaterra asistió a Moses.

N'Golo Kante se lució ante su ex-equipo. Foto: Richard Blaxall/Focus Images Ltd.
N’Golo Kante se lució ante su ex-equipo. Foto: Richard Blaxall/Focus Images Ltd.

No fue una buena actuación la del Leicester. En defensa mostraron serias carencias y en acciones ofensivas apenas consiguieron conectar con los de arriba -algo que la temporada pasada dominaban de un modo fascinante-. Salvando a Danny Drinkwater, el resto del equipo no estuvo a la altura de las circunstancias. Islam Slimani y Riyad Mahrez, dos de las principales figuras de este Leicester, empezaron en el banquillo. Pero ni la entrada del dúo argelino en el segundo tiempo reforzó a los foxes. A Ranieri se le cuestionaron las rotaciones que hizo pensando en el partido que tienen el próximo martes en Champions ante el Copenhague y él dio su punto de vista:

Es normal que haga cambios en el once. La Premier dura un año. Pero la fase de grupos de la Champions League tan sólo dura dos meses. Nosotros queremos pasar de ronda y jugar las eliminatorias, ya sean de Champions o de Europa League. Y para conseguir eso tenemos que rotar porque es necesario tener a los jugadores en buena forma para la Champions.

También habló de las expectativas que hay sobre su equipo después de lo conseguido en el pasado curso liguero:

Lo de la temporada pasada fue único. Pero, por favor, tenéis que comprender que ahora hemos vuelto a ser el Leicester de siempre. Somos un equipo normal.

El mensaje de Ranieri es nítido y claro. El año pasado lograron un éxito histórico en liga y sería prácticamente imposible repetirlo esta temporada. Por lo tanto, quiere centrar los esfuerzos de su equipo en realizar una buena actuación en la Champions League. Al fin y al cabo, se trata de una oportunidad que a un club como el Leicester no se le presenta a menudo. La tienen que aprovechar aunque eso suponga no quedar en los puestos altos de la clasificación de la Premier.

A Claudio Ranieri no le gustó lo que vio desde la banda. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.
A Claudio Ranieri no le gustó lo que vio desde la banda. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

Se enfrentaron en Londres los dos últimos equipos que han ganado la liga y el Chelsea resultó vencedor.

Foto de portada: Mike Griffiths/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

No ha tardado mucho Conte en dar con la tecla con algo que parecía previsible: el 3-4-3. Tiene suficientes defensas y atacantes para ello, pero lo que no veo tan claro son los carrileros. Con Marcos Alonso estaba claro, pero es el único que hay en esa banda. En la derecha no le veo sentido deshacerse de Cuadrado para acabar usando a Moses, y además salvo Pedro o Azpi es el único que puede jugar ahí. Por lo demás me parece un gran sistema para este Chelsea, y sino lo es ya se encargará Kanté de que lo sea. En cuánto al Leicester no creo que tengan finalmente demasiados problemas para hacer media tabla.

Deja un comentario

*