6 apuntes de la primera jornada de la Premier League

Chelsea Jorginho Focus

No ha pasado un mes desde la final del Mundial de Rusia 2018, pero ya ha arrancado la Premier League 2018-19. La jornada inaugural, todavía con pocas ligas en juego, nos permitió centrarnos aún más en las pinceladas de la mayor parte de sus participantes, que todavía deben ajustar varias piezas y acoplar a varios jugadores que compitieron hasta las semifinales del Mundial y que no han realizado una pretemporada convencional como en campañas anteriores. Sin ir más lejos, De Bruyne, Hazard, Henderson o Lukaku empezaron sus respectivos partidos desde el banquillo, en una imagen que se repetirá muy poco a lo largo de la liga. A continuación repasamos seis temas destacados de la jornada inaugural:

Previa de la Premier League 2018-19, por Sergio Santomé

Andreas Pereira no desentona

Old Trafford quitó el precinto a la temporada en la Premier League con una victoria del Manchester United contra el Leicester (2-1). El equipo de José Mourinho sumó los tres primeros puntos del curso con un once que presentó varias novedades y que dejó algún que otro detalle llamativo en el centro del campo. Por un lado, el Teatro de los Sueños vio por primera vez a Fred vistiendo la camiseta del Manchester United. Por otro, Pogba lució el brazalete de capitán y anotó el primer gol de la temporada desde el punto de penalty. El internacional francés completó una buena primera mitad, sobre todo cuando tuvo la oportunidad de lanzar a sus compañeros con pases verticales que los habilitaban al contragolpe. Sin embargo, aún más llamativa fue la titularidad de Andreas Pereira. No solo porque el internacional brasileño en categorías inferiores -pero nacido en Bélgica- fuera de la partida, sino también por su posición. Pereira ejerció de mediocentro en el 4-3-3 de los diablos rojos y le tocó actuar por detrás de dos interiores con recorrido como los mencionados Fred y Pogba. No es una demarcación desconocida para él, pero tampoco habitual para Pereira cuando se ha enfundado la equipación del Manchester United. Sin brillar en exceso, Andreas Pereira sí desempeñó su labor con éxito: ayudó a los centrales en la salida de balón, a menudo retrocediendo para recibir entre Bailly y Lindelöf, y procuró mover la pelota con fluidez, a pocos toques, para dotar de agilidad a la circulación devil. Cuando Mourinho cuente con más efectivos será interesante valorar el rol que puede quedar reservado al centrocampista brasileño de 22 años en su intento por aprovechar la falta de fichajes en Old Trafford. Cuando vuelvan Matic y Ander Herrera tendrá pocas opciones.

La tarjeta de presentación de Rúben Neves

Rúben Neves irrumpió con muchísima fuerza en el Oporto, pero lo normal era haberle perdido la pista en el último año y medio. El mediocentro portugués debutó con los dragones con 17 años y dejó una grata impresión en su primera temporada en Do Dragao, pero luego fue perdiendo protagonismo hasta el punto de disputar apenas 911 minutos entre todas las competiciones en su última campaña en el club blanquiazul. Fue entonces cuando lo fichó el Wolverhampton, en su objetivo de ascender a la Premier. Neves se convirtió en una pieza imprescindible para los Wolves en Segunda y en su estreno en la Premier sacó a relucir su mayor virtud como futbolista. El prodigioso golpeo de balón del centrocampista luso convirtió a Neves en uno de los grandes protagonistas de su equipo en el debut contra el Everton. Neves destacó con sus cambios de orientación, que permitían conectar con los carrileros del equipo de Nuno Espírito Santo, y sobre todo participó en los dos goles del combinado que viste habitualmente de naranja. Neves igualó el partido antes del descanso con un disparo de falta directa, una de sus especialidades, y asistió a Raúl Jiménez con un centro tocado y medido en la acción del 2-2 definitivo. Es uno de los grandes alicientes del Wolverhampton esta temporada y lo demostró desde el primer día.

Ruben Neves of Wolverhampton Wanderers shooting during the Sky Bet Championship match at the Stadium Of Light, Sunderland Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 06/05/2018
Ruben Neves marcó un golazo de falta y asistió en el 2-2 del Wolverhampton. Foto: Focus Images Ltd.

Richarlison con Marco Silva

Al término de la primera jornada, Richarlison figura como uno de los dos máximos anotadores de la Premier League. Empatado con Ricardo Pereyra, autor de los dos goles del Watford en su victoria contra el Brighton, encontramos al atacante brasileño. Las expectativas son altas en relación al rendimiento que se espera de Richarlison en el Everton, que pagó más de 50 millones de euros para incorporar a uno de los jugadores fetiche de Marco Silva. El técnico luso exprimió el rendimiento del extremo brasileño en los primeros meses de la temporada pasada, cuando se conviritó en una de las revelaciones del arranque de curso en Inglaterra. Richarlison anotó cinco goles antes del mes de diciembre, aunque luego sus prestaciones bajaron. Sobre todo desde que Marco Silva fue despedido a mediados de enero.Había dicho al Ajax que iba a ir allí, pero entonces llamó Marco diciendo que conocía mi potencial. Además, la Premier era mi sueño. La veía en casa de mi tío y Cristiano Ronaldo era mi héroe. Así que no me lo pensé dos veces cuando recibí la oferta”, explicó Richarlison en una entrevista después de fichar por el Watford. Silva y Richarlison se vuelven a encontrar ahora en el Everton, donde han trasladado su buena sintonía. El público toffee lo acogió con una gran ovación en su primera toma de contacto, un amistoso contra el Valencia en el que fue uno de los mejores de su equipo, y volvió a gustar en el empate ante el Wolverhampton. Anotó dos goles. El segundo, marca de la casa. Recepción en la frontal y golpeo al palo largo, ajustado, lejos del alcance del portero. No será el último.

Richarlison marcó dos goles en su primer partido oficial con el Everton. Foto: Focus Images Ltd.
Richarlison marcó dos goles en su primer partido oficial con el Everton. Foto: Focus Images Ltd.

Jorginho de Jorginho y Kanté de Allan

Le costó abrir la lata, pero el estreno del Chelsea de Maurizio Sarri en la Premier League dejó un regusto más dulce que la puesta en escena en la Community Shield. El conjunto blue tuvo la oportunidad de mandar a través de la posesión y llevar el peso del partido, algo que no le permitió el Manchester City en el primer encuentro oficial del curso. Una de las piezas fundamentales en el esquema del técnico italiano es el nuevo mediocentro, Jorginho. El internacional transalpino conoce a la perfección las ideas que pretende implantar su entrenador, aunque por otro lado el Huddersfield dificultó su participación con una vigilancia individual de Pritchard. El segundo punta de los terriers persiguió al mediocentro del Chelsea, obligado a buscar otras opciones para instalarse en campo contrario. El Chelsea encontró las soluciones por fuera, sobre todo en el sector izquierdo. Willian desbordó y asistió a Kanté en la jugada del 0-1 y Marcos Alonso provocó el penalty del 0-2. Y precisamente por eso fue llamativo el partido: el nuevo sistema del Chelsea obliga a Kanté a lucir en otras funciones menos habituales para el centrocampista galo. Kanté tenía reservada una función muy parecida a la de Allan en el Nápoles: interior derecho de recorrido, menos capacitado para distribuir en relación a los otros dos centrocampistas pero con un rol importante a la hora de presionar en campo contrario para robar arriba y pisar zona de remate cuando el juego se desarrolla por la banda más alejada. Kanté supone una mejoría respecto a Allan mientras Cesc, Barkley y Kovacic deberían competir por asentarse en un rol parecido al destinado para Hamsik o Zielinski si se mantiene la esencia de esos roles en el desembarco de Sarri en la Premier League.

Artículo relacionado: Sarri y Jorginho empiezan a dejar su huella

Maurizio Sarri of Chelsea during the Premier League match at the John Smiths Stadium, Huddersfield Picture by James Wilson/Focus Images Ltd 07522 978714?? 11/08/2018
Maurizio Sarri ha cambiado el sistema de juego del Chelsea. Foto: Focus Images Ltd.

Naby Keita en una máquina engrasada

El Liverpool descansará como líder de la Premier después de la primera jornada gracias a su goleada contra el West Ham. El equipo de Jürgen Klopp le endosó cuatro dianas al conjunto ahora dirigido por Manuel Pellegrini, que tiene todavía mucho trabajo para mejorar las prestaciones del equipo londinense. Anfield pudo disfrutar por primera vez en partido oficial del fútbol de dos de sus fichajes estrella de esta temporada. En la portería, Alisson vivió un partido absolutamente plácido, sin trabajo. Más ilusionante fue el desempeño de Naby Keita en la medular. El centrocampista guineano demostró que encaja con el fútbol que propone el Liverpool y que además será un arma útil ante los adversarios que le cedan la iniciativa y esperen algo más atrás. Keita insinuó dos de sus principales virtudes contra el West Ham: su manejo del balón y capacidad para combinar en espacios reducidos y su portentosa conducción, que permite rajar el sistema defensivo del oponente. Un complemento de lujo para un tridente que funciona de maravilla: Salah marcó su primer gol de la temporada, Mané anotó un doblete y Firimino participó constantemente entre líneas para abastecer a sus dos socios favoritos.

Artículo relacionado: Naby Keita, la nueva joya del Liverpool

Naby Keita of Liverpool and Allan of Napoli during the friendly match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 04/08/2018
Naby Keita es uno de los fichajes estrella del Liverpool para esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.

Dos proyectos en momentos antagónicos

Dos visitas a Londres y dos victorias por dos goles a cero. El Manchester City ganó la Community Shield la semana pasada y volvió a ganar en la capital inglesa en su visita al nuevo Arsenal de Unai Emery, el nuevo inquilino del banquillo gunner. El City no tuvo piedad y demostró una notable superioridad respecto al conjunto londinense, sometido por la presión y velocidad en la circulación del vigente campeón de la Premier League. Repitió Pep Guardiola con Bernardo Silva en el carril central y liberó la banda derecha para su único fichaje del verano, Riyad Mahrez. El argelino espero muy abierto, pegado a la línea de cal, para recibir en situación de uno contra uno. Primero ante Maitland-Niles y después ante Lichtsteiner, que se estrenó con su nuevo equipo en la posición de lateral izquierdo por la lesión del canterano gunner. También llamó la atención el rol de Benjamin Mendy, lateral izquierdo de partida pero un centrocampista más a la práctica. Casi siempre participó por dentro, pero con una función muy distinta a la reservada a Fabian Delph la temporada pasada: jugaba por dentro para luego romper al espacio y arrastrar marcas para abrir camino a sus compañeros. En el Arsenal, merece una mención especial Matteo Guendouzi. El centrocampista de 19 años, que llegó procedente del Lorient (2ª división francesa), fue la gran sorpresa en el once de Unai Emery. El técnico vasco premió su buena pretemporada y el joven talento francés compitió con bastante entereza en un encuentro complicado. Pidió la pelota desde el inicio, la jugó con la cabeza siempre levantada y recuperó varios balones en la medular. No todo fueron buenas noticias para el adolescente galo, que también perdió algunas pelotas peligrosas -en ocasiones tampoco le ayudaron sus compañeros con pases comprometidos con un rival presionando a su espalda- y careció de la contundencia necesaria en algún que otro lance. Luces y sombras en un debut difícil, pero ilusionante a tenor de su personalidad. Xhaka, Özil e incluso Ramsey no jugaron peor que Guendouzi.

Matteo Guendouzi of Arsenal during the International Champions Cup match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 01/08/2018
Matteo Guendouzi jugó de titular en la primera jornada de la Premier. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

9 comments

El Arsenal se enquistará en el debate entre el wengerismo y el postwengerismo, pero la realidad es que antes tenían ellos el talento (Bergkamp, Henry, Pires) y ahora el talento está en otros lugares. Sus estrellas están muy por debajo de las estrellas de otros equipos, y en el caso de Özil se percibe incluso una inquietante depresión.

Es sintomático que el cronista tenga que rescatar el orgullo del joven Guendouzi, tan voluntarioso como fallón durante casi todo el partido, para darnos cuenta de la pobre situación de este Arsenal. Al menos, la hornada de jóvenes parece buena, Nelson y Smith-Rowe también han destacado en pretemporada, pero el presente no parece particularmente prometedor para un equipo al que me extrañaría ver en el top 6 en esta temporada.

Creo que le dará para ser sexto, pero ahora mismo parece claro que parte por debajo de ManCity, ManUnited, Chelsea, Liverpool y Tottenham. Y tampoco es un partido fácil para empezar la liga con un proyecto nuevo, eso está claro. Por otro lado, creo que ese centro del campo mejorará con Torreira. Pero coincido en el fondo del comentario: parece que la distancia entre el Arsenal y el resto de equipos se puede ir ampliando. Aun así, es pronto todavía y Emery puede buscar mecanismos para intentar corregir esa distancia en la línea de los equipos que con menos talento potencian ventajas colectivas. El Arsenal está lejos de eso a día de hoy, en cualquier caso, y el estreno en la Premier evidentemente no desatará demasiado optimismo.

Sí, Torreira es una buena adquisición, dará bastante equilibrio. Yo creo que el Everton puede andar por encima del Arsenal esta temporada. Sus fichajes son más que interesantes.

Emery ayer planteó el partido con la idea más arriesgada para combatir al City. Por un lado, fases de presión alta para dificultar la salida de balón, con presión hasta el portero. Esto funcionó bien, consiguieron un par de intercepciones, pero para su desgracia se perdieron en el limbo por un mal pase o por torpeza. Por otro lado, ellos salían con balón jugado desde atrás para tratar de descolocar a los citizens y que fueran menos “densos”. Esto, en cambio, fue un desastre porque el manejo de balón fue horrible. Errores graves de control y de pase por parte de defensas, de Xhaka y de Guendouzi. En un momento dado, Cech, que estuvo a punto de meterse el autogol más ridículo del siglo, acabó pasando del tema, agarró la pelota y sacó de pelotazo. No sé si esta idea se mantendrá durante la temporada, porque o mejora mucho el manejo de balón o tendrán problemas.

En todo caso, me parece más sano que lo que vi a Chelsea y ManU el año pasado, metiendo dos líneas de 4 a 10 metros de su área jugando en su propio estadio. Para acabar perdiendo igual.

A mí el United me ha gustado menos que el Arsenal. Muchas veces estuvo encerrado por un Leicester que no destaca por su ataque posicional. Alexis Sánchez es decepcionante y el resto parece un equipo de 400 millones que sólo tiene empuje físico. Ahora mismo no lo veo ni para Champions.

Creo que no estuvo tan mal el United, pero sí mostró ese tick preocupante. Marcó muy pronto y luego vivió muy atrás, a veces sin posibilidad de desplegarse a la contra porque defendía muy cerca de la portería de De Gea. El Manchester United debe intentar controlar los partidos de otra forma, porque tiene se tendencia a recular en exceso y luego le cuesta romperla. Pero por la dificultad del rival -no es el Leicester de otros años, obvio, pero sigue teniendo un equipo para terminar en la mitad alta de la tabla- y el contexto tras una mala pretemporada no me pareció tan mal partido para tratarse de la primera joranda.

Aún asi siendo un equipo de Mou ganarán muchos partidos sin hacer mucho, sin ser excesivmente superiores pero ganaran. No les da para ganar la liga creo yo donde veo mejor a City, Liverpool y Tottenham pero va a ir sacando sus puntos y creo que entrará en Champions, pero para mi han fallado en el mercado.

Y no entendí varias cosas de Emery y creo que mal empieza si premia a las vacas sagradas. Hoy por hoy Leno es mucho mejor portero que Cech, Ozil esta totalmente fuera de ser un jugador que aporte algo y hay cierta sensación que por nombre es un grande pero no esta capacitado para pelear contra ninguno de ellos y se puede llevar batacazo tras bacatazo. A ver si Emery da con un estilo claro para el equipo que no sabe si quiere presionar y salir rapido, si mandar, si percutir por bandas, etc.

Soy el único que vio un Chelsea muy flojo en la 1a parte y que se podía ir perdiendo 2-0 al descanso??? Individualidades le salvaron

No sé si tanto, porque Kepa tuvo un debut bastante plácido (le cuesta generar al Huddersfield), pero yo creo que le costó bastante imponer su juego en la media hora inicial. Nada nuevo a estas alturas de temporada, pues creo que es normal que pueda faltar fluidez (el Huddersfield saltó a la presión alguna vez, pero pronto reculó mucho y esperó atrás). A partir del 1-0 sí que todo fue más sencillo.

Deja un comentario

*