A Newcastle sin Nemanja

Matic - Chelsea - Focus

“Ningún problema. ¿Os habéis acordado de Diego Costa hoy? Yo no”. Así reaccionó Jose Mourinho en su rueda de prensa posterior al Chelsea-Tottenham cuando le preguntaron cómo afectaría la baja de Nemanja Matic en el desplazamiento a St James’ Park. El centrocampista serbio, que recibió su quinta amarilla ante los spurs, se perderá el viaje a Newcastle y el Chelsea se queda así sin uno de los elementos de su columna vertebral. Porque la importancia adquirida por Matic en el conjunto blue desde que llegó el pasado mes de enero es incuestionable. No hace ruido, no marca goles, no hace regates, ni tampoco driblings o paredes, pero es el sostén del equipo que domina la Premier League esta temporada. Es uno de los mejores mediocentros del mundo y el encargado de dar equilibrio al Chelsea.

Decía Matic hace unos días que es un honor para él que le comparen con Claude Makelele -otro mediocentro que tuvo una importancia capital en la primera etapa de Mou en Londres-. Precisamente desde la marcha de Makelele y los primeros problemas físicos de Michael Essien, el Chelsea pasó varias temporadas con dificultades para componer un mediocampo de primerísimo nivel. La presencia de John Obi Mikel, titular habitual durante varios años, se quedaba corta, Oriol Romeu no se consolidó y Ramires demostró desde el primer día que era más útil como box-to-box o cerca de la banda derecha (pero no tanto como mediocentro posicional). Hasta que el 15 de enero el Chelsea y Nemanja Matic unieron de nuevo sus caminos.

Mourinho conoce perfectamente la relevancia que tiene Matic en el juego de su equipo. Lo que trata de poner en valor el técnico portugués cuando se refiere a las ausencias de Costa (vs Tottenham) y de Matic (vs Newcastle) son las cualidades de sus sustitutos, ya sean Didier Drogba o Loïc Rémy en el caso del ariete; o John Obi Mikel en el caso de Matic.

No es ningún secreto que Mou tiene un once titular muy definido esta temporada, lo cual es una buena noticia para cualquier entrenador. Nos lo sabemos de memoria: Courtois; Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta; Matic, Cesc; Willian, Oscar, Hazard; Costa. Lo cierto es que las rotaciones son escasas hasta la fecha -quizás esto cambie en torno al periodo navideño con un calendario de partidos tan cargado en esas semanas-, pero más como consecuencia del altísimo nivel exhibido por los titulares -la verdad es que nadie desentona en este equipo- que por culpa de un hipotético bajo nivel de los suplentes. Gente como Filipe Luis, Petr Cech, Kurt Zouma, Ramires, André Schürrle, Didier Drogba o Loïc Rémy está perfectamente capacitada para entrar y jugar. Y lo que busca Mou es dar confianza al jugador que sustituye al sancionado Costa o al sancionado Matic, hacerle sentir que no entra para ocupar un traje que le quede grande, aunque en su fuero interno seguramente Mourinho valore de forma distinta las ausencias de Costa y Matic con respecto a cómo lo ha hecho públicamente.

A Newcastle sin Nemanja. Con un partido intrascendente -para ellos- de Champions League a la vuelta de la esquina: el miércoles frente al Sporting de Portugal. Ahí es donde podrá realizar rotaciones Mou y así mantener un once prácticamente de gala en St James’ Park, donde la principal incógnita pasa por conocer el rendimiento del nuevo acompañante de Cesc Fábregas en la medular blue, previsiblemente John Obi Mikel, ya que Ramires continúa arrastrando problemas musculares.

Chelsea - Focus

Ramires, Cesc, Drogba y Matic celebran un gol del Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*