Agüero disfruta

Agüero

Ganó el Manchester City de Pellegrini fuera de casa por primera vez en lo que va de Premier y lo hizo al ritmo de un ‘Kun’ Agüero fantástico. Si el argentino está cómodo, y con Negredo lo está, el equipo respira aliviado y aligera la tensión que le oprime desde hace semanas. Una tensión que tiene mucho que ver con los problemas defensivos que arrastra el conjunto del técnico chileno desde el inicio de temporada: ya sea por las continuas lesiones que afectan a sus centrales, la irregularidad de futbolistas llamados a ser importantes, como Nastasic o Clichy, o los desajustes esporádicos de la pareja Fernandinho – Yaya Touré.

Chelsea v Manchester City.Barclays Premier League

Foto: Focus Images Ltd.

Enfrente, un rival correoso pero impresciso: el West Ham de Allardyce. El técnico inglés reincidió en el 4-6-0 que tanta repercusión causó en la prensa de las islas hace poco más de diez días: Noble por delante de la defensa, Nolan de interior, Downing y Vaz Te trabajando en las bandas y Diamé junto a Morrison en posiciones más centradas. Diamé, por momentos, fue el falso nueve del West Ham. No pudo o no supo producir nada en esa posición, porque esta vez el West Ham no fue hormigón sino agua en la piscina de Agüero, que nadó a sus anchas.

El ‘Kun’ transmite alegría, está enchufado y contagia. En Negredo ha encontrado al socio perfecto para fajarse con los centrales. Él la viene a buscar y rápidamente pica hacia el área porque Álvaro se encarga de atraer las marcas. A falta de valorar el rendimiento que pueda ofrecer Jovetic, se nota que ambos se entienden mejor entre sí que con Dzeko. Y el equipo lo nota. El primer gol es la mejor prueba: Yaya Touré mete un pase interior de más de veinte metros, Negredo busca la pelota haciendo el apoyo de espaldas a portería y, al observar el desmarque de Agüero, la deja pasar para que el ‘Kun’ rompa en velocidad, encare en ventaja a Jaaskelainen y adelante a los visitantes. Un gol de pareja cómplice, de dos que se entienden con solo una mirada.

No tuvo mucha historia un partido que se movió entre la inoperancia local y el temor visitante. Un temor fundado, porque tras el doblete de Agüero llegó el enésimo error defensivo de los de Manchester y Vaz Té, en una especie de chilena poco estética, puso la incertidumbre en el marcador. Tuvo que salir al paso Silva, en clara mejoría, para sentenciar un triunfo que deja a los de Pellegrini cuartos, a tres puntos del liderato.

El Manchester City no termina de aclararse, pero los dos de arriba se entienden. Hoy fue suficiente.

 

 

Related posts

1 comments

Como bien dices, hoy fue suficiente con que se entendiesen Agüero y Negredo, pero puede no serlo contra rivales más fuertes y sobre todo en Champions, donde el equipo debe mejorar mucho para ganar con claridad, que es lo que se suponía que iba a hacer a principio de temporada (recordemos por ejemplo los prnósticos de la Premier de MI, donde prácticamente la mayoría le daba por favorito); y ya no digamos para jugar bien, que es el motivo por el que se llevó a Pellegrini a las islas…

Deja un comentario

*