Al ritmo de Dembélé

Tottenham Hotspur v Stoke CityBarclays Premier League

Cuarta oportunidad para ver al Tottenham de Tim Sherwood, que sigue fiel a su 4-4-2. Sin embargo, en la victoria de este domingo contra el Stoke City ese 4-4-2 fue más equilibrado que nunca. La reaparición de Paulinho y de Mousa Dembélé tuvo la culpa. El brasileño regresaba tras cumplir sus tres encuentros de sanción por la roja directa que vio ante el Liverpool, mientras que el belga se recuperaba de la lesión sufrida siete días antes en Southampton.

No eran las únicas buenas noticias para Sherwood. Aaron Lennon volvía al once inicial tras dos jornadas ausente por lesión. Esta vez el 4-4-2 de Sherwood lo componían dos puntas (Adebayor-Soldado), dos centrocampistas como Paulinho-Dembelé, un extremo puro en la derecha (Lennon) y un mediapunta partiendo desde la banda izquierda (Eriksen). La premisa era clara: manejar el esférico y crear ocasiones. Era la mejor forma de compensar la mermada defensa de los spurs –de nuevo sin Jan Vertonghen-, que incluía a los jóvenes Zeki Fryers y Kyle Naughton en los laterales. No hay mejor defensa que un buen ataque, pensaría alguno en las gradas de White Hart Lane. En las dos últimas jornadas, las estadísticas de remates hablan por sí solas: 20-2 vs Stoke, 20-7 vs West Brom. Ambas a favor de los spurs, claro.

Tottenham Hotspur v Stoke CityBarclays Premier League
Tottenham Hotspur v Stoke (Focus Images)


Dembélé
fue el pilar y el motor del equipo en la visita del Stoke. Apenas existió un ataque que no pasase por sus botas. La participación de Lennon en la banda derecha hace al Tottenham un equipo menos previsible, que es lo mismo que se puede decir de la presencia de Adebayor en la delantera y de su habilidad para jugar fuera del área y asociarse. Su buen entendimiento con Roberto Soldado se ha vuelto a poner de manifiesto ante el Stoke. El Tottenham de Sherwood tiene una idea de juego y, con sus defectos y sus virtudes, trata de ejecutarla. El de Villas-Boas, al menos esta temporada, no tenía demasiado claro a qué jugaba o a qué pretendía jugar.

Ocho jugadores de campo del Tottenham completaron más pases que cualquiera del Stoke City esta tarde. Mousa Dembélé, que completó 70 de los 72 que intentó, dio 40 pases más que Steven N’Zonzi, el primero del Stoke en esa estadística. Un duelo dominado de principio a fin por el Tottenham también se vio traducido en una amplia diferencia en el marcador: un contundente 3-0. El Tottenham no ganaba un partido de Premier por 3 goles de diferencia desde el 26 de diciembre de 2012, es decir, que no lo había logrado hasta ahora en 2013.

Con Sherwood: 7 goles anotados en 3 jornadas.

Con Villas-Boas: 15 goles anotados en 16 jornadas. 

Próximo miércoles: Manchester United-Tottenham en Old Trafford. Ambos han finalizado la primera vuelta con 34 puntos, a 3 pts de la Champions League y a 8 pts del liderato. Hace tres semanas casi todo eran problemas en Old Trafford, y hace dos semanas casi todo eran problemas en White Hart Lane. Sherwood ha sumado 7 puntos de 9 posibles y David Moyes ha sumado 4 triunfos consecutivos -6 incluyendo todas las competiciones-. Ambos han mejorado en estas fechas navideñas y los spurs, a pesar de sus problemas y de la transición post-Gareth Bale, han acabado la primera vuelta de la Premier con un punto más que la temporada pasada. Dato sorprendente.

Artículo relacionado: Tim Sherwood y su 4-4-2

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

QUE HAY DE CIERTO EN LOS RUMORES DE PAULINHO PARA EL REAL MADRID????

HOY HA SIDO CLAVE TAMBIEN. DEMBELE SUPEMO Y LENNON ELECTRICO.

AQUI SE VE COMO EL 4-4-2 TAMBIEN FUNCIONA JEEJEJEJE.

Especial mencion para Adebayor que para mi es la clave de estos últimos partidos. Increible la capacidad de asociación y la potencia que tiene. Supremo. Ha sacado goles impensables como la volea jornada atras y el penalti provocado por el en esta jornada.

Deja un comentario

*