Alexis Sánchez llega al Arsenal de Arsène Wenger

Alexis Sánchez-Chile-Focus

El Arsenal y la Premier League reciben a Alexis Sánchez con la percepción de estar asistiendo al desembarco de un crack mundial en Inglaterra. La visión de aficionados, medios de comunicación y futbolistas se acerca más a la que el chileno ofrece cuando se pone la camiseta de su selección que a la impresión que podrían tener numerosos seguidores del Barça cuando el ya ex ‘9’ culé se enfundaba la blaugrana.

El Camp Nou despide con afán recaudatorio a un complemento notable para Leo Messi -su mejor rendimiento lo ofreció con Martino al mando- mientras el Emirates Stadium tiene puestas todas sus esperanzas en un delantero muy completo que permita subir un peldaño sus aspiraciones, son las dos caras de una misma moneda. El Arsenal desembolsará alrededor de 38 millones de euros para hacerse con sus servicios, un montante más que respetable por un futbolista acostumbrado a vivir en un segundo plano en la Ciudad Condal. No demasiado para su nivel, dicen los medios británicos, si lo comparamos con las cifras habituales de traspasos de futbolistas ingleses o entre equipos de la Premier.

Tras no ejercer la cláusula de recompra sobre Cesc Fàbregas, Arsène Wenger no ha renunciado a la oportunidad de incorporar a un atacante polivalente que aumente la competencia en una parcela ofensiva necesitada de recursos de primer nivel. Alexis tiene gol, es rápido, móvil, no excesivamente preciso con el balón en los pies -lo que dificultó su adaptación al juego de posición del Barça o a lo que quedó del mismo en las últimas temporadas-, aguanta bien el cuerpo a cuerpo y a priori se adapta perfectamente al ritmo de ida y vuelta, de vértigo, que se impone en un alto porcentaje de partidos de la Premier. Por condiciones, el ‘Niño Maravilla’ parece tenerlo todo para triunfar en el fútbol inglés.

Manchester City v FC Barcelona UEFA Champions League

Alexis Sánchez en el Etihad Stadium. Foto: Focus Images Ltd

Alexis en el equipo de Özil

La planificación del Arsenal 2014-15 está absolutamente condicionada por el rol de Mesut Özil en el equipo. Él es la piedra sobre la que construye Arsène Wenger todo lo demás, como quedó demostrado con la decisión tomada sobre Cesc Fàbregas. El técnico alsaciano probó al alemán ocasionalmente en ambas bandas el año pasado, pero ahí se diluye. Esto afecta directamente a Alexis, puesto que sus prestaciones aumentan a medida que se incrementa su radio de acción y no se comprime su área de influencia al perfil derecho del ataque. Cómo mezclar las capacidades de estos dos futbolistas, las dos grandes incorporaciones del conjunto del norte de Londres desde que se solucionó la situación de inestabilidad económica de los últimos años, será una de las claves más importantes del próximo curso. Para que ambos cohabiten en el carril central, es posible que Wenger conciba al chileno como una alternativa a Giroud como futbolista más adelantado.

Walcott, ¿extremo o delantero?

Si Arsène Wenger decide ubicar a Alexis en el extremo derecho, habrá que empezar a contemplar de nuevo la posibilidad de que Theo Walcott sea uno de los delanteros del Arsenal la próxima temporada. El internacional inglés, lesionado de gravedad en su rodilla izquierda el pasado mes de enero, espera volver a jugar un partido oficial a mediados de agosto, aunque la experiencia con este tipo de lesiones en el equipo gunner provoca que los plazos deban medirse con suma cautela. En los partidos previos a su desafortunado percance, Theo dejó detalles interesantes jugando como punta, aportando la movilidad y los desmarques a la espalda de la defensa rival que Giroud no puede ofrecer. Es una opción que quizá haya que tener en cuenta de ahora en adelante.

Alexis Sánchez Globovisión

Alexis abre el abanico de posibilidades de Wenger en la zona de ataque. Foto: Globovisión

La evolución de Oxlade-Chamberlain y la repercusión que este fichaje tendrá en la situación de Serge Gnabry o Joel Campbell -al menos media docena de equipos de la Premier se han interesado por una posible cesión- son otros temas en los que habrá que profundizar con el paso de los días. Hoy, Alexis afronta un reto personal muy importante: revertir su situación en el fútbol de clubes y pasar de complemento en el FC Barcelona a jugador estructural en uno de los equipos más importantes de la liga inglesa.

ARTÍCULO RELACIONADO: MERCADO VERANIEGO DE FICHAJES 2014

Foto: Focus Images Ltd

Related posts

15 comments

Szczesny

Debuchy Mertesacker Koscielny Gibbs

Arteta Wilshere (last chance)

Walcott Ozil Ramsey

Alexis

¿Quizás?

Arteta ya no es fiable para el máximo nivel y partidos TOP, y Wilshere en la base pierde toda su chispa que lo hace (¿hacía?) un futbolista diferente.

La incorporación de un mediocentro es fundamental

Si una cosa hemos sacado en claro el tiempo que Alexis ha estado en el Barça es que no, no es ningún crack mundial. Es un gran jugador para según qué tipo de juego, pero no le tildemos de algo que no será capaz de sobrellevar.

Giroud sera titular.

Yo veo este 11:

Scszesny-Debuchy-Per-Kos-Gibbs-Arteta-Ramsey-Alexis-Ozil-Chamberlain/Cazorla-Giroud

¿Estamos ante la posibilidad de nuevo de ver a Wenger jugar con dos delanteros que se complementen? ¿4-2-2-2? ¿Alexis/Walcott y Giroud/"Remy"? No son Tití y Bergkamp, pero sería maravilloso.

Ahora bien, en un 4-2-2-2 o un 4-4-2… sigo pensando que Cesc debería haber entrado. Necesitan un mediocentro ya.

El MC es Aaron Ramsey de recorrido tipo Fábregas, para mi gusto es muy interesante cerrar un pivote de corte defensivo para acompañarle en el medio.
Sczesny, Debuchy-Mertesacker-Koscielny-Gibbs, Ramsey-Flamini(fichaje inminente aquí), Oxlade-Özil-Sánchez, Giroud
EQUIPAZO.

Una opción es jugar con Szczesny, Gibbs, Koscielny, Mertesacker, Debuchy, Ramsey, Oxlade, Özil, Walcott, Alexis y Giroud. Pero no sé si ese 11 es equilibrado…
Al Arsenal le falta un buen pivote posicional. Blind daría un plus no sólo ahí, sino en otras posiciones al mismo tiempo. Podrían tambien tantear a Wanyama (Southampton), birlarle al Everton a Sánchez (Elche), o, por qué no, llevarse a Kramer, el ojito derecho de Löw. Ah, si Sanogo sale cedido y se va Bendtner, hace falta un 9. Quizá sea posible traer a Jackson. Por otro lado, no hay suplentes en el centro de la zaga, y sigue faltando otro lateral derecho (Chambers es mejor que Jenkinson, podrían intentarlo).

Deja un comentario

*