Así es Firmino, el hombre de los 41 millones

Brasil Firmino Hoffenheim - Focus

Su precio le acompañará para siempre y filtrará todas sus valoraciones. 41 millones de euros se suelen pagar por cracks consagrados, sobre los cuales no existen prácticamente dudas de su rendimiento en la élite. Salvo casos aislados, pagar esas cantidades suele suponer firmar certezas. Roberto Firmino no ha jugado un sólo minuto de competición internacional de clubes en su vida y en su bautizo mediático en la Copa América no ha conseguido sobresalir en medio de una gris Brasil de Dunga. Es normal que sea un traspaso del que la opinión pública desconfíe. Más allá de que el Liverpool es un club sobrepagador por excelencia, la simple realidad es que si querías sacarlo de la diminuta de Sinsheim tenías que pagar esa cantidad. El Hoffenheim no tiene ninguna necesidad de vender y sólo acepta hacerlo cuando sus dueños creen que se trata de una operación beneficiosa. Su política de fichajes, que contempla fuertes inversiones en edad temprana en ligas remotas (por Firmino pagaron 4 millones de euros cuando era un adolescente que jugaba en la segunda división brasileña), sólo puede funcionar de esa manera. Si sólo cedieron ante grandes sumas por Carlos Eduardo o Luis Gustavo, para dejar marchar a un hombre que suma en las dos últimas temporadas 32 goles y 18 asistencias estaba claro que iban a tener que ver muchos billetes. Aquí están. ¿Qué podemos esperar de él?

Hoffenheim Roberto Firmino  Wolfgang SommerFirmino hace las maletas con destino a Liverpool. Foto: Wolfgang Sommer

Quizá hasta le venga bien la enorme expectación que rodeará sus primeros pasos. Su carácter, desde fuera, no parece ser fácil de amilanar y sin embargo posiblemente llegue con un status que favorezca mucho su juego. En el Hoffenheim ha necesitado un rol central para que su fútbol explote, ser el absoluto canalizador del frente ofensivo de su equipo. Si bien tiene tanta calidad que nada es descartable, no parece un jugador idóneo para encajar en roles secundarios, específicos, limitados. Lo suyo es dirigir todo lo que pasa por delante de la línea de balón, protagonizar eso que sucede cuando el balón sale de las botas del mediocentro. Mediapunta por excelencia, quizá su mayor talento reside en recibir de espaldas. Es verdaderamente excelso dándose la vuelta a toda velocidad. A partir de ese momento, su sello de identidad es la velocidad de interpretación. Orientarse, eliminar un par de contrarios (es un regateador fabuloso, muy ágil utilizando su cuerpo para driblar), acelerar o, casi siempre, pasar. Utilizar su precisa pierna diestra, cuyo manejo de todas sus superficies es prodigioso, para abrir el juego o filtrar acciones de gol. Asistir es quizá lo que mejor se le da y para ello tiene una técnica de élite absoluta. Le encanta jugar al primer toque, tirar paredes, asociarse a toda velocidad. Si bien su hábitat son los alrededores de la frontal, también partiendo de la izquierda a pierna cambiada tiene muchísimo peligro, donde puede conducir hacia dentro y asistir o disparar.

Brasil Robinho Firmino Focus

Firmino lleva 4 goles con la selección brasileña. Foto: Focus Images Ltd

Como contragolpeador -y esto en contexto Premier tiene mucho sentido- es como más explota sus condiciones. Si recibe el balón con ventaja y con terreno por delante, es francamente difícil que esa pelota no llegue a ocasión de gol. Sus primeros metros de aceleración son potentísimos, lleva el balón con las dos piernas, se deshace de rivales por pura inercia, y sabe soltar la pelota en el momento preciso para encontrar a su compañero. Si no es él el que dirige, sabe acompañar la transición, moverse bien sin balón y definir con brillantez cuando está de cara al gol. Es, de hecho, un definidor soberbio y tiene un disparo de media distancia más que decente. No es un activo defensivo destacable, pero sí es un buen robador de esos balones comprometidos que ganas metiendo el cuerpo y que dan lugar a transiciones.

Brazil v ChileInternational Friendly

 Con la sanción de Brasil, Firmino ganará en protagonismo en esta Copa América. Foto: Focus Images Ltd

Es en ataque posicional donde tiene más margen de mejora. Su tendencia a la resolución contrasta con la pausa que se requiere a veces en esa fase del juego. Ante equipos bien asentados atrás y que no dejan lugar a opciones de desequilibrio inmediatas, tiende a desaparecer cuando no puede producir. Se le tacha bastante en Alemania de irregular -no olvidemos que tiene 23 años- y probablemente ahí reside la razón. Sin embargo, aún en esa fase del juego genera muchas ventajas. Es habitual verle caer al sector izquierdo y desde ahí juntar hombres e irlos sorteando parmoniosamente à la Arda Turan. Pero le vendría bien un mayor entendimiento del juego y ahí se espera la mano de Brendan Rodgers, que siempre ha tenido fama de saber lidiar con el talento verde.

Liverpool Coutinho FocusCoutinho comparte posición ideal con Firmino. Foto: Focus Images Ltd

A la hora de encontrar su adecuación contextual y teniendo en cuenta que el venerado Coutinho comparte posición ideal con él en el Liverpool -la mediapunta- también en la banda izquierda es fácilmente aprovechable. Ahí ha jugado varias veces en el Hoffenheim y desde esa posición, a pierna cambiada, tiene la capacidad de generar mucho peligro partiendo hacia dentro. Es cierto que no es excesivamente profundo ni incisivo, pero con un lateral que le compense puede ser una pieza muy interesante. También ha jugado de delantero centro con su selección y, sabiendo los problemas que tiene el Liverpool en esa posición, no es descartable que lo veamos eventualmente ahí en su nuevo club. Con la canarinha ha sabido adaptarse al rol y tirar desmarques largos que no son habituales en él, pero en cierta medida es desaprovechar muchas de sus cualidades: es un jugador mucho más de acercarse al balón que de alejarse de él.

(Foto: Focus Images Ltd)

Anfield será la nueva casa de Roberto Firmino. Foto: Focus Images Ltd

En definitiva, la apuesta del Liverpool es interesante. Quizá, por su precio, la gente piense que el Liverpool se ha comprado su propia máquina de producir al nivel de un Hazard o un Alexis, y su físico le aleja de ese tipo de bestias con los que compartirá competición, pero es un mediapunta de gran potencial que bien tratado puede aportar muchas cosas al Liverpool y que había ganas de ver por fin en la élite. Que se abra el melón.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

A mi me parece un gran jugador,pero claro,no es lo mismo la presión de Anfield y del Liverpool que la del Hoffenheim… y mas si pagan por ti 41 milloncetes de euros.Solo el tiempo dirá si es o no buen fichaje.Por cierto,ya en Inglaterra dan por hecho el fichaje de Nathan Clyne por el Liverpool,gran lateral.

A mi me ha sorprendido, porque es lo que dice el texto: es precio de crack consagrado… o de jugador joven que ya tiene cierta experiencia y con una progresión prometedora. Y Firmino no encaja en el primer grupo, pero tampoco en el segundo, como cuando Hazard estaba en Francia o Javi Martínez en el Athletic. A mi entender, ni en el Hoffenheim ni en Brasil ha hecho algo tan reseñable como para que el Liverpool tire la casa por la ventana.

Adhiero totalmente a tu comentario, vi algunos partidos suyos en Alemania y nosé para mí un jugador normal, ni siquiera me parece el mejor del Hoffenheim y por como se organiza este equipo me da la impresión de que todo gira en torno a él , lo que sin ninguna duda no será igual en Liverpool. No lo sé en Brasil tampoco es que sea indispensable, y que además esté usando el mismo dorsal de Romario, uuff… algo ha cambiado mucho en esa selección. En resumen, no vale ni de cerca ese precio pero claro en el mercado inglés el sobreprecio es cosa normal.

Deja un comentario

*