Martial, un lujo

Anthony Martial of Manchester United and Seamus Coleman of Everton in action during the Barclays Premier League match at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
17/10/2015

Coloquemos el precio en un segundo plano. Dejemos a un lado tanto el importe de su traspaso como el montante en concepto de variable que deberá abonar el Manchester United al AS Monaco si Anthony Martial se convierte en el futbolista que todos soñamos. Centrémonos solo en lo futbolístico por un momento: Louis van Gaal necesitaba un delantero con las salidas de Javier Hernández y Robin van Persie y consiguió a uno de los mejores posibles, al “mejor de su generación” en palabras del técnico de Ámsterdam. Joven, inexperto, con unas cifras goleadores no especialmente resultonas… pero diferente al resto. Su techo asusta. Ha insinuado su potencial pero cuesta imaginar en lo que puede llegar a convertirse.

En cualquier caso, volvamos al principio. Los diablos rojos generan una cantidad extraordinaria de ingresos, solo el Real Madrid puede competir con ellos en este apartado. Por tanto: ¿por qué no pagar por el internacional francés una suma al alcance de sus posibilidades económicas? ¿Por qué esperar a que otros lo contraten antes?

El traspaso de Anthony Martial (información de Julien Laurens): 50 millones de euros fijos + 30 millones de euros en variables. De los 30 millones en variables: 10 si alcanza los 25 goles con el Manchester United + 10 si suma 25 internacionalidades con la selección francesa + 10 si gana el Balón de Oro. Todos los objetivos deben lograrse antes del verano de 2019.

Manchester United manager Louis van Gaal during a press conference ahead of Manchester United's match against VfL Wolfsburg in the UEFA Champions League at Old Trafford, Manchester Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 29/09/2015
Louis van Gaal en Old Trafford, Manchester.
Foto de Ian Wadkins/Focus Images Ltd.

El Manchester United tiene la obligación de ganar y el triunfo solo está al alcance de los mejores. Los mejores, como comentan los técnicos, son aquellos jugadores que convierten a un buen entrenador en un gran entrenador. ¿Cuántos de los mejores juegan en el Manchester United actualmente? Indudablemente pocos. David De Gea, seguro, y abriendo la mano quizá Wayne Rooney tenga un hueco en esta selecta lista. Por eso han fichado a Memphis y a Martial. Si no puedes acceder a los Messi, Cristiano o Müller porque no están en venta, rastrea el marcado y busca quiénes tienen condiciones para ocupar el lugar de Messi, Cristiano o Müller dentro de unos años. Acertar es complejo, pero el éxito durante el próximo lustro del conjunto presidido por la familia Glazer reside en conseguir detectarlos y pulirlos hasta convertirlos en estrellas.

Estamos ante una operación arriesgada en términos financieros (adaptación a una nueva liga, manejo de las expectativas…) y resulta difícil rebatir que el chico no había hecho méritos suficientes para semejante desembolso -más allá de disquisiciones éticas sobre el mundo del fútbol, si fuésemos puristas un activo vale lo que uno esté dispuesto a pagar por él- . Pero… ¿y si después de una temporada o dos en Manchester confirma lo que apunta? Deportivamente existía la necesidad de correr ese riesgo. Sin éxitos sobre el terreno de juego, la marca “Manchester United” no tardaría en perder valor. Y los ingresos tarde o temprano acabarían cayendo. Como afirmó Franz Beckenbauer sobre el Bayern Múnich hace un par de semanas: “Nosotros dirigimos un equipo de fútbol, no un banco”. Reducirlo todo al componente monetario (transacciones, salarios…) puede acabar distorsionando el objetivo final que se persigue en el deporte de élite: ganar. Contando con Martial -y con Memphis aunque no pase por sus mejores días- están más cerca de conseguirlo. 

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*