El Manchester United se impone al Arsenal en las áreas

David De Gea of Manchester United during the Barclays Premier League match at the Stadium Of Light, Sunderland
Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782
13/02/2016

José Mourinho no se podría haber imaginado un mejor arranque en el Emirates. El Manchester United planteó una guerra relámpago en la capital inglesa, con una presión alta que permitiera recuperar el balón cerca del área de Cech para así golpear a los gunners en los primeros compases, antes de que los londinenses se asentaran en el encuentro. El técnico luso mandó a sus hombres muy arriba, ató en corto a los centrocampistas del Arsenal con vigilancias individuales y convenció a Lindelöf para que persiguiera a Alexis Sánchez hasta donde fuese necesario para evitar que el chileno se girara.

En lo que tardó el Arsenal en descifrar la propuesta mancuniana encajó dos goles, ambos productos de pérdidas comprometidas cerca de su portería. Primero Valencia se anticipó para cortar un cambio de orientación de Koscielny y anotar el 0-1 tras una tirar una pared con Pogba. Minutos más tarde sería Lingard quien le robaría la cartera a Mustafi, producto de la intensa presión, para dibujar una combinación a alta velocidad con Lukaku y Martial. El francés habilitó a Lingard con un toque sutil que dejó al internacional inglés solo frente a Cech. A los quince minutos, el Manchester United lo tenía todo de cara. Solo necesitaba administrar la ventaja cosechada.

Arsenal 1 (Lacazette 49′)
Manchester United 3 (Valencia 4′, Lingard 11′, 63′)

Manchester United vs Arsenal - Football tactics and formations

Sin embargo, el Arsenal supo transformar el segundo tanto en una oportunidad para revolucionar el choque. Mustafi quedó lastimado tras el robo de Lingard, un contratiempo que obligó a Wenger a tomar una decisión. El técnico francés aprovechó la lesión del central alemán para cambiar el esquema gunner con la entrada de Iwobi. El Arsenal deshizo la línea de tres centrales, acercó a Özil al área y abrió a Iwobi a la banda derecha. El nuevo reparto de espacios desajustó las vigilancias del Manchester United y liberó a Alexis, pues Lindelöf seguía vigilando al chileno pero a menudo se veía obligado a alejarse demasiado de sus compañeros en el eje de la zaga. Así, Alexis reculaba muchísimo para deshacerse de la marca del central sueco y pasó a ver el partido de cara. Alexis, Lacazette, Özil, Iwobi y Ramsey intercambiaron a menudo sus posiciones para propiciar un dinamismo que agitara la retaguardia mancuniana. Así el Arsenal logró su objetivo: encerró al Manchester United en su propia mitad de campo y convirtió a Matic y De Gea en los mejores futbolistas del elenco visitante. El centrocampista serbio, que llegaba tocado al encuentro, salvó varias oportunidades claras con su don para leer dónde caerá el balón. Por su parte, el portero español negó el gol en reiteradas ocasiones al ataque londinense. Su participación fue clave para que el United llegara al descanso con un 0-2 a favor tras un cuarto de hora de asedio sin tregua del Arsenal. Los gunners llegaron mucho, pero carecieron de la contundencia que antes había mostrado el equipo de José Mourinho.

Manchester United vs Arsenal - Football tactics and formations

Todo lo contrario ocurrió en los primeros compases posteriores a la reanudación. El Arsenal recortó la diferencia muy pronto gracias a un tanto de Lacazette, otro al que algunos habían descartado para el partido del fin de semana tras padecer unos problemas físicos. Alexis inició la jugada con un gran pase para el desmarque de ruptura de Ramsey, que habilitó al delantero francés para que perforara de una vez la red de David De Gea. De este modo el Arsenal dio continuidad a sus buenos minutos previos al descanso, en los que ya había generado múltiples ocasiones de gol. Sorprendió la facilidad con la que los londinenses encontraban posiciones de remate, aunque no siempre la finalización fuese buena. El Manchester United redujo de forma considerable el caudal ofensivo de Liverpool y Tottenham en dos de los últimos precedentes ante rivales del TOP6; esta vez, no obstante, no logró neutralizar los ataques de un fluido Arsenal. El salvador fue De Gea, que dejó intervenciones memorables como una doble parada ante los remates de Alexis y Lacazette. En apenas cinco segundos, el Emirates cantó dos goles que no llegaron a entrar por la aparición del arquero español. Sin duda, fue una de las mejores actuaciones de De Gea desde que aterrizó en la Premier. 14 paradas. Palabras mayores.

Aunque el Manchester United sufría ante el acoso del Arsenal, los de Mourinho apenas necesitaron un contragolpe para congelar el ambiente en el templo londinense. Los diablos rojos se desplegaron al galope después de que Lukaku ganara un apoyo de espaldas frente a Monreal. El belga descargó para Lingard, que puso un balón al espacio para Pogba. El internacional inglés anotaría su segundo tanto de la tarde al aprovechar la asistencia del “6” del United, en lo que parecía finiquitar de forma definitiva el encuentro. El 1-3 calmó los ánimos del Emirates hasta que Pogba vio la tarjeta roja por una entrada durísima sobre Bellerín. La expulsión del francés no solo resucitó la fe del Arsenal, sino que también fue celebrada en la otra mitad de Mánchester, pues Pogba se perderá el derbi del próximo fin de semana contra el Manchester City.

Paul Pogba of Manchester United during the UEFA Champions League match at St. Jakob-Park, Basel Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 21/11/2017
Paul Pogba vio la tarjeta roja. Foto: Focus Images Ltd.

El cuarto de hora final de superioridad numérica gunner no bastó para comprometer la victoria del Manchester United. El Arsenal pobló el área visitante a base de introducir delanteros, pero se atascó en el último tercio y se volvió a topar con De Gea en sus mejores oportunidades. Alexis se fue apagando con el avance del segundo tiempo, y el crecimiento de Özil en la recta final del choque no bastó para producir ningún tanto frente al segundo clasificado de la Premier. El Arsenal disparó en una treintena de ocasiones, pero solo perforó la red de De Gea una vez. Todo lo contrario que el Manchester United, mucho más efectivo a la hora de transformar sus acercamientos. Salvo en los trágicos primeros 20 minutos, el Arsenal impuso su guion y llevó el choque a su terreno. Sin embargo, fue el Manchester United quien hizo valer su poderío en ambas áreas para llevarse los tres puntos y abrir un boquete de siete puntos respecto al Arsenal, que marca la quinta posición de acceso a la Europa League.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

7 comments

Que frustrante encuentro para el Arsenal. A pesar de la derrota, los jugadores, los hinchas y Wenger pueden sentirse “contentos” porque fueron superiores a un equipo con una plantilla mucho más amplia, que ha hecho una mayor inversión y con un DT, según todos los conocedores del fútbol, mucho mejor que Wenger. A pesar de lo que piensa la mayoría, el Arsenal sí cuenta con la calidad para pelear de tu a tu con los grandes. Pero le sigue faltando lo de siempre, regularidad y fiabilidad, sobretodo en los momentos más importantes de la temporada

El equipo más frustrante de Europa desde hace 10 años, cuando parece que la cosa pinta bien, vuelta a la realidad. Siempre parece que le falta ese punto competitivo y de buena suerte que el resto de equipos top tienen.

Muy adecuada la expresión de “frustrante”. Volvió a gustarme mucho el Arsenal en este encuentro, dejando a un lado los errores defensivos, en los goles, de los cuales todos ellos son fallos individuales bastante groseros. En el primero, la apertura a banda casi si miran de Koscielny, unido a un repliegue apático de Kolasinac que corría atrás de manera parsimoniosa como si la jugada no entrañara peligro. El segundo, la falta de recursos de Mustafi para sacar el balón (creo que la lesión viene a posteriori) y la genialidad de Martial. Y en el tercero, Koscielny sólo tenía que aguantar la posición y toma la mala decisión de intentar arrebatar el balón a Pogba.
Pero en términos ofensivos, volvió a gustarme mucho el equipo, y solo un fenomenal De Gea, evitó lo que hubiera sido justo. Sorprendente como dice Tomás en el artículo, el marcaje al hombre de Lindelof sobre Alexis, que quizás hizo que el chileno fuera el más gris de los de arriba.

De todas formas, gran partido. Dos estilos muy diferentes, pero solo uno de ellos, fue efectivo.

En mi opinión no es tan sorprendente ese marcaje al hombre. Ya lo hemos visto otras veces por parte de mourinho, sobretodo cuando juega con 3 centrales. Creo que en general, se puede decir que mou destaca por dotar a sus equipos de una fortaleza defensiva con comodidad para replegar en campo propio, sin embargo, hay rivales, como este Arsenal, que sufren mucho más teniendo que solventar presiones altas, que buscando soluciones creativas ante un bloque más bajo. En estos casos, el de Setubal, que como técnico no destaca por llevar su línea defensiva lejos de su arco y conseguir que se sienta segura, parece que se decide por presionar con sus hombres de más despliegue en la primera línea y que sea una marca indivudal, y no un trabajo sincronizado de la última línea, la que mantenga a raya a los receptores más adelantados del rival. No es lo más ideal (o efectivo) pero aun así le suele servir, de momento.

En cuanto al partido, buena decisión de mou la de presionar inicialmente. Para mi gusto, el Arsenal cuenta con un centro del campo con bastante dificultad para girarse y que encuentran muchas dificultades para pesar en el partido si sus intervenciones no son de cara a porteria. En ese sentido, el único capaz de recibir y darse la vuelta con peligro es Alexis (capaz de hacerlo todo con peligro en realidad), así que lo vigiló de cerca con una marca personal y le salió bien. Por el lado del Arsenal, igual que mou dotó a los suyos de un plan, sino para ganar, para resultar al meno competitivos en ese escenario, Wenger parece siempre incapaz de hacer lo mismo con los suyos, y no será por falta de materia prima.

Decir a estas alturas que al Arsenal le falta un plan para competir, o que con Wenger siempre es lo mismo, es ser muy superficiales y simplistas la verdad. Ya lo demostró vs Tottenham, un equipo mucho más completo según muchos, con un mejor DT y que venía de ganarle a todo un Real Madrid. Contra los Spurs el Arsenal presionó a los 3 centrales, explotó la debilidad que vio en las bandas y ganó justamente. Eso es tener un plan.

Contra el Manchester United fue igual. Se pierde el partido porque se cometen 3 errores individuales, fueron demérito del Arsenal, no mérito de ningún plan fantástico de Mou. Cuando cometes errores tan grotescos, y tienes la calidad adelante que tiene el Manchester United, y además no tienes a un De Gea extraterreste en el arco, es muy difícil no marcar esos goles que el Arsenal regaló. Y aún así, con todo y que Mourinho se replegó descaradamente, que cuenta con muy buenos jugadores para defender, el Arsenal obligó a De Gea a hacer 14 paradas (histórico en Premier). El juego no lo gana Mourinho, lo pierde el Arsenal y De Gea mantiene la victoria. Wenger tenía un plan, y ofensiva y defensivamente funcionó. ¿Qué puede hacer él ante errores individuales escandolosos y la mejor actuación como futbolista de De Gea?

El Arsenal ha cometido muchos errores recientemente, dentro y fuera de la cancha, pero considero que puede hacerse un análisis mucho más objetivo. Saludos

Yo aquí estoy bastante de acuerdo con Gerson. Sí creo que había la intención de provocar errores con una presión alta de inicio hasta que el Arsenal se asentara en el partido, pero al final los dos goles son “regalos” tras errores individuales muy graves que penalizan a los gunners. Quizás esa es la parte más “frustrante” del Arsenal en lo que comentáis algunos, que hay algunos días importantes en los que se cometen errores groseros que acaban penalizando demasiado.

Por otro lado, el volumen de ocasiones generado a mí me sorprendió mucho. Por eso creo que el marcaje sobre Alexis tampoco fue tan efectivo, porque en cierta medida descompensó lo que había por detrás y en la primera parte el chileno entró bastante en contacto con el esférico. Sí es cierto que quizás esa necesidad de retroceder tanto le acabó fatigando mucho para el tramo final, cuando se apagó. Pero me sorprendió ver a un equipo tan sólido como el United en días grandes sufrir tantas ocasiones (y tan claras) en contra. Porque normalmente futbolistas como Lacazette o Alexis no suelen perdonar tanto. Por eso tampoco creo que se le pueda achacar demasiado a Wenger, que por otro lado creo que lee muy bien el movimiento a realizar a partir de la lesión de Mustafi.

Deja un comentario

*