El Arsenal abandona su mala racha con una discreta victoria

Alexis Sanchez of Arsenal celebrates his 1st goal during the Premier League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
11/02/2017

Tras las derrotas ante el Watford y el Chelsea, el debate sobre la continuidad de Arsène Wenger en el banquillo del Arsenal se había reavivado. ¿Será ésta otra temporada insatisfactoria para los gunners? ¿Se marchará el técnico francés al término del presente curso liguero? Los más de veinte años que lleva en el club le dan a Wenger la autoridad de tomar una decisión final sobre su futuro. Pero indudablemente, al equipo no le viene bien que este debate esté abierto, pues suele ser un sinónimo de malos resultados. Para dejarlo de lado era imperativo que ganasen al Hull City en esta nueva jornada de Premier. Y eso hicieron. Con dos goles de Alexis Sánchez -uno muy polémico y otro de penalti- el Arsenal sumó tres puntos, aunque su rendimiento fue discreto.

Arsenal 2 (Alexis 34’, 90+3’ p.)
Hull City 0

Arsenal vs Hull - Football tactics and formations

El sábado se había despertado con frío en la capital de Inglaterra. Nevaba con modestia y helaba sin piedad. Las condiciones meteorológicas, así como la hora del día (12.30pm), contribuyeron a que el ambiente en la grada estuviese un tanto apagado en el transcurso del primer tiempo. El Arsenal comenzaría controlando el partido, pero el Hull City se haría de rogar.

Wenger -que todavía no estaba en el banquillo porque cumple sanción- alineó a los mismos jugadores que se habían enfrentado al Chelsea con una sola excepción: el lateral izquierdo no era Monreal, sino Gibbs. En el centro del campo, Oxlade-Chamberlain volvió a acompañar a Coquelin y firmó un gran partido. Oxlade trabajó en defensa y fue clave en la distribución del juego. Quien una vez más no cumplió con las exceptivas fue Mesut Özil. Cuando el mediapunta tiene un día bueno deja el listón tan alto que después le cuesta igualar ese nivel. Alexis Sánchez, en cambio, es capaz de cargarse el equipo a la espalda con más regularidad. Si en una ofensiva el Arsenal conecta con el chileno, la jugada cobra una nueva dimensión. Alexis es determinante. Se mueve a su gusto en las inmediaciones del área: cae a los lados, genera espacios, se asocia, se gira, desborda… y marca goles, que at end of the day es lo que se le pide a un delantero — recordemos que Alexis está jugando como referencia en ataque en muchos encuentros. Con 17 goles, el chileno está en lo más alto de la tabla de máximos anotadores.

El Hull le cerraba los espacios al Arsenal, pero el cuadro local, a base de insistir, acababa logrando superar las líneas rivales en ciertas ocasiones. Filtrar las jugadas por el congestionado centro era complicado para los de Wenger. Tuvieron varias llegadas parecidas en las que se adentraban por un costado del área y desde ahí ponían un envío de cara. Las primeras veces no funcionó, pero a una de esas se acabó generando una carambola en boca de gol que Alexis no desaprovechó. La polémica residió en el contacto del balón con la mano que había tenido el jugador del Arsenal antes de enviarlo a la red.

Lazar Markovic hizo daño por el perfil derecho. Foto: Liam McAvoy/Focus Images Ltd.
Lazar Markovic hizo daño por el perfil derecho. Foto: Liam McAvoy/Focus Images Ltd.

Tuvo más posesión y adelantó sus líneas el Hull tras encajar el 1-0. Con los cambios asumiría una planteamiento ofensivo en la segunda parte y llegaría a amenazar la portería defendida por Petr Cech. La afición local temía por la ventaja de su equipo cada vez que Markovic recorría el carril derecho o cuando Niasse se hacía con un balón en el área. En los últimos minutos se lanzaron al ataque. Aunque no lograron igualar el marcador, sino que encajaron un gol. El Arsenal salió a la contra, Özil le puso un pase al espacio a Alexis, el chileno se la tiró larga superando al guardameta rival Jakupovic pero quedándose demasiado escorado. Entonces el balón llegó al área en forma de centro y Lucas Pérez -que había entrado en el 81’- remató de cabeza. Sam Clucas no sabía que su portero había recuperado su posición bajo los palos e interceptó el intento de Lucas con la mano. Penalti y expulsión. Alexis transformó desde los once metros y la hinchada gunner se fue a casa con sensaciones más gratas a pesar de que el partido no hubiese sido memorable.

El segundo gol de Alexis fue de penalti. Foto: Liam McAvoy/Focus Images Ltd.
El segundo gol de Alexis fue de penalti. Foto: Liam McAvoy/Focus Images Ltd.

Perdió, pero volvió a dejar una buena imagen el Hull City de Marco Silva. Desde que el entrenador portugués cogió las riendas, los Tigers -metidos en la lucha por la permanencia- parecen un equipo mucho más serio. A diferencia del Hull de la primera vuelta, éste ya no parece condenado al descenso. La semana pasada lograron vencer al Liverpool por 2-0 y la anterior habían sacado un punto de Old Trafford.

Foto de portada: Liam McAvoy/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Como ya hemos comentado, buenas sensaciones sigue dejando el nuevo Hull de Marcos Silva. Pero lo del Arsenal comienza a ser lo de todos los años. En este encuentro, al final, los grafismos de la televisión inglesa (siempre muy buenos) nos mostraban un dato muy significativo: tanto gunners, como tigers habían realizado prácticamente los mismos pases, y tenían también el mismo porcentaje de acierto en los mismos. Dominio muy irrelevante del Arsenal, que apenas gozó de ocasiones de gol y que se llevó los puntos con lo justo.
A destacar otra vez el nefasto partido de Ózil. Y ya van unos cuantos.

Deja un comentario

*