La enésima resurrección del Arsenal de Wenger

Arsene Wenger, entrenador del Arsenal (Foto: Focus Images Ltd)

En los últimos años, casi siempre que Arsène Wenger ha parecido liquidado, su equipo se ha levantado con contundencia para devolverle al alsaciano esa potestad de elegir él el momento adecuado del adiós. Tras sumar cero puntos en dos encuentros teóricamente asequibles en la Champions League frente al Dinamo de Zagreb y al Olympiacos, la posición del veterano entrenador del Arsenal volvió a estar casi tan discutida como en los momentos más duros de los nueve años de travesía sin títulos. Las dos FA Cups consecutivas suavizaron el volumen de la crítica, pero la decisión de alinear a David Ospina y no a Petr Cech en las dos derrotas europeas elevó el tono del sector más ruidoso que demanda un cambio de ciclo en Islington. Más que la decisión, el resultado de la decisión. El gol de córner directo de Fortounis, básicamente. Wenger llegó a amenazar con cancelar la rueda de prensa del viernes tras ser repetidamente inquirido sobre esta cuestión, y una debacle ante el líder de la Premier habría hecho más irrespirable el ambiente en el entorno. Lo que ocurrió, en cambio, fue una respuesta enrabietada. Un 3-0 contundente forjado en los primeros veinte minutos y que coloca a los gunners segundos en la tabla y a dos puntos del City, nuevo cabeza de cartel. Y trasladó los debates sobre alineaciones controvertidas a Louis van Gaal y al periodismo que sigue al Manchester United.

ARSENAL 3-0 MANCHESTER UNITED: PLANTEAMIENTOS INICIALES

Arsenal vs Manchester United - Football tactics and formations

Con Rojo y Shaw fuera del equipo, Louis van Gaal debía elegir un lateral izquierdo para enfrentarse a la poderosa banda derecha del Arsenal -aquella menos previsible, ya que los medias puntas que parten desde ese costado suelen irse hacia al medio para que aparezca como un rayo Héctor Bellerín-. Aunque la opción más lógica parecía ser la de Daley Blind, el entrenador neerlandés mantuvo a su compatriota en el eje de la zaga y optó por Ashley Young como defensor izquierdo. La temporada pasada le había salido bien ese mismo movimiento, aunque siempre mejor cuando formó con tres centrales que con línea de cuatro. Esta vez, el experimento resultó dramático. Los dos golazos de Alexis Sánchez (6′ y 19′) se iniciaron en ese costado y el Arsenal entendió muy pronto que ese era el carril que debía explotar para generar desequilibrios. Aaron Ramsey y Mesut Özil buscaron superioridades y machacaron al internacional inglés, que nunca tuvo tampoco el apoyo defensivo de Memphis. El alemán ex del Real Madrid, asistente en el 1-0 y ejecutor en el 2-0 (7′), firmó por fin un partido de rendimiento alto y constante. El galés fue el amigo de todos y siempre sumó en las zonas en las que se le requería: tras los cambios del United en el segundo tiempo, se instaló definitivamente en el corazón del campo y blindó junto a Cazorla y Coquelin unos espacios en los que se esperaba a Rooney y a Mata pero que acabaron siendo propiedad privada del dueño del terreno. Las pocas veces que el United logró armar un disparo de peligro, como Martial en el 44′ ya con 3-0, apareció Cech para dejar sin opciones al rival y para aumentar la amargura del recuerdo del martes (¿qué habría pasado si…?).

MODIFICACIONES EN EL SEGUNDO TIEMPO

Arsenal vs Manchester United - Football tactics and formations

Ashley Young, amonestado desde el minuto 22, jugó todo el partido como lateral izquierdo.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*