Muy superiores

Arsenal-Liverpool. Foto de Richard Calver/Focus Images Ltd.

El triunfo del Arsenal contra el Liverpool (4-1) deja a los gunners con su inercia positiva intacta: equipo con más puntos en 2015, siete victorias consecutivas en liga y clasificados para las semifinales de la FA Cup, donde se enfrentarán al Reading. A los de Brendan Rodgers sólo les queda una bala: el próximo miércoles juegan un replay de la FA Cup contra el Blackburn en Ewood Park que en el caso de ganar le enviaría a la semifinal de la competición. Si pierden el partido, su temporada se ha acabado sin lograr el objetivo prioritario: clasificarse para la Champions League. Si lo ganan, al menos tendrán la esperanza de despedir el curso con un título, algo que no ocurre desde 2012.

Brendan Rodgers: “Ahora es muy difícil terminar en el Top-4. Necesitábamos lograr algo positivo de este partido”.

Los onces titulares

Las ausencias de Lallana (lesión), Jordon Ibe (lesión), Gerrard (sanción), Skrtel (sanción) y Sturridge (banquillo por molestias físicas) impidieron al Liverpool formar con titulares habituales. Henderson tuvo que desplazarse hasta el carril derecho, dando entrada a Lucas Leiva en el once y mandando a Markovic a la posición de mediapunta. Sterling, como había ocurrido durante varias semanas atrás, ocupó el puesto de delantero centro. Además, la ausencia de Skrtel incitó a Rodgers a darle la confianza a Kolo Touré (y no a Lovren) en el centro de la línea de tres centrales, una decisión magnífica en 2006. Por su parte, el Arsenal salió con el mejor jugador del mes de marzo en punta, Giroud, y con Ramsey ocupando la banda derecha, no Welbeck, debido a sus molestias físicas tras el parón internacional. En el centro de la defensa, Koscielny fue titular al lado de Mertesacker y Gabriel entró en la segunda mitad por lesión del francés.

Wenger, sobre Welbeck: “Me preocupa su rodilla. He incluído otro centrocampista para ayudar a nuestra defensa”.

alineacionesAlineaciones iniciales de Liverpool y Arsenal (Foto: sharemytactics)

Festival de fallos

En diez minutos el Arsenal pudo marcar dos goles. Fue por su excelente control del partido, aderezado por unos errores grotescos del Liverpool. En especial de Kolo Touré, que perdió el balón en dos ocasiones cuando era el último defensor, de Sakho, siempre inseguro, y de Lucas Leiva, incapaz de iniciar una jugada con claridad. Entre Özil, Alexis o Giroud fabricaron las jugadas, pero Ramsey falló ante Mignolet: el único que se salvó de la defensa de los visitantes. De no ser por el portero belga, el Liverpool habría encajado no menos de cinco goles durante el partido. Fue duro de ver cómo entre cinco futbolistas (tres centrales y dos centrocampistas centrales) no se conseguía salir con claridad en ninguna ocasión. Si fallaron en un área, también lo hicieron en la otra. En un mano a mano, sólo contra Ospina, sin nadie molestando, Markovic decidió pasar (mal) a Sterling y no llegó a rematar. Después, el delantero inglés, que había sido protagonista toda la semana por su entrevista en la que explicaba por qué había rechazado la primera oferta de renovación con el Liverpool, tampoco acertó a marcar en la portería del Arsenal.

Los nueve minutos decisivos

El Liverpool, que no había recibido ningún gol a domicilio en liga desde el choque de diciembre en Old Trafford, y que además había resistido a un buen Arsenal y a sus propios fallos, se derritió a partir del minuto 36 del primer tiempo. El gol de Bellerín fue el primero que concedían los reds en 9 horas y 56 minutos fuera de Anfield, y además fue revelador: el rincón de Alberto Moreno siempre lo termina encontrando el rival para crear peligro. En este caso, el joven lateral derecho de los gunners entró en diagonal, tumbó a Moreno con un quiebro y mandó el balón al palo largo con elegancia. Luego cayeron una falta de Özil y otro más de Alexis que sentenciaban el partido antes del descanso. Rodgers intentó recolocar el equipo tras el paso por vestuarios (metió a Sturridge arriba y quitó a Markovic), pero la distancia era insalvable incluso cuando Henderson metió el penalti que Bellerín le hizo a Sterling. Después, para cerrar el resultado y la sensación constante de superioridad, Giroud rompió a Kolo Touré y finiquitó el partido.

Rodgers: “Defendimos muy mal en todos los goles”.

Alexis: 20 goles
Giroud: 18 goles

Arsenal v Liverpool Barclays Premier League
Alexis Sánchez, jugador del Arsenal (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Saludos Alvaro. En estas oraciones : “Si fallaron en un área, también lo hicieron en la otra. En un mano a mano, sólo contra Ospina, sin nadie molestando, decidió pasar (mal) a Sterling y no llegó a rematar.” ¿No falta un sujeto explícito? ¿Quién decidió pasar mal? (Fue Markovic por si aca).

“la ausencia de Skrtel incitó a Rodgers a darle la confianza a Kolo Touré (y no a Lovren) en el centro de la línea de tres centrales, una decisión magnífica en 2006.”
Clave la aclaracion, muy mal tiene que ver Rodgers a Lovren para darle la titularidad a un tio que hace 4 o 5 años que no juega bien
Por cierto, tan mal esta Balotelli para tener que sacar a Henderson de sitio? (O otra alternativa) Creo que Hendo es clave en el medio, o poner a un lat dcho (Johnson) para hacer un lado algo mas fuerte defensivamente, porque Moreno es mas atacante que otra cosa

Deja un comentario

*