Un 0-0 que no pasará a la historia

Arsenal - Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)

Faltaban tres cuartos de hora para que el balón echase a rodar en el Emirates cuando me puse a ver la previa, fenomenal como casi siempre, que estaban haciendo en Sky Sports con Gary Neville y Jamie Carragher. La frase más interesante no llegaría en la previa, sino cuando los futbolistas estaban ya en el túnel de vestuarios a punto de saltar al césped. “Quizás sea el partido de liga más importante que ha jugado el Arsenal en el Emirates”, dijo el narrador inglés del encuentro. Me quedé durante varios segundos reflexionando sobre la frase que acababa de escuchar y llegué a la conclusión de que si no era el más importante poco le faltaba. Los gunners apenas han peleado por la Premier desde que se mudaron al nuevo estadio en el verano de 2006 -más allá de algunos tramos del curso 07/08-, por lo que dicha afirmación tenía sentido.

Y el juego del Arsenal esta noche no fue acorde a la magnitud de esa frase. El 0-0 final resulta más satisfactorio para el Chelsea que para el Arsenal, ya que los gunners multiplican las dudas respecto a su capacidad para ganar grandes partidos: empate vs Chelsea, derrota vs Man City, derrota vs Nápoles, empate vs Everton, derrota vs Man United, victoria vs Dortmund, victoria vs Liverpool, derrota vs Chelsea y derrota vs Dortmund es el balance gunner en los últimos dos meses y medio.

Arsenal - Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)
Arsenal – Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)

En tan solo una jornada, el Arsenal ha pasado de protagonizar un partido de nueve goles a uno en el que ni Wojciech Szczesny ni Petr Cech han sido superados. Y tampoco se puede decir que hayan tenido excesivo trabajo. Jose Mourinho modificó su esquema habitual y apostó por el 4-3-3 del que ya hablábamos en la previa. De esta forma, la entrada de John Obi Mikel en el once tenía como consecuencia la suplencia de uno de los mediapuntas, en este caso Oscar. Hizo hincapié Mou, en los micrófonos de Sky minutos antes del encuentro, en que el mediocentro nigeriano le daría equilibrio al equipo y en que ocuparía las habituales zonas de juego de Mesut Özil.

Tácticamente, el principal punto de interés en el Emirates pasó por ahí. El técnico luso prescindió de un ’10’ y, como consecuencia, ocurrieron dos cosas: los mediocentros del Chelsea no concedieron tantos espacios como habitualmente y no sufrieron tanto. De hecho, Ramires fue uno de los más destacados y Frank Lampard tampoco jugó nada mal. La segunda cuestión es que al actuar el Chelsea sin enganche, renunció a tener un jugador permanentemente encima de Mikel Arteta. Arteta completó 63 pases más que el futbolista blue que más dio. Y eso no inquietaba en absoluto a Mourinho, sino todo lo contrario. “Dejamos a Arteta jugar libre, pasando el balón de lado a lado”, explicó el portugués tras el choque.

En un partido cerrado, más feo de lo esperado, poco brillante y sin excesivos riesgos asumidos, inquietó más el Chelsea a Szczesny que el Arsenal a Cech. Vivieron sus mejores minutos los blues en el último cuarto de hora de primer tiempo y los gunners los vivieron en los últimos quince minutos. En realidad, hubo tan poco fútbol que se hablará más de la posible tarjeta roja a Obi Mikel por su entrada sobre Arteta, del posible penalti a Walcott y de la rueda de prensa de Mou. Mientras, el Liverpool celebra un resultado que le convierte en el actual líder de la liga inglesa.

Otras visiones del partido:

“¿Por qué José Mourinho dejó libre a Mikel Arteta?”, por Carlos Rosende.

Ocho años después, casi la misma historia, por Axel Torres.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

12 comments

Para mí el partido ha sido marcado por tres aspectos:

-El planteamiento típicamente, y muy respetable, rácano de Mourinho con sus equipos. Me aburrí viendo el United-Chelsea, hoy no por jugar mi Arsenal, pero cualquier espectador neutral seguramente sí. Para mí que haga lo que le dé la gana, pero la plantilla del Chelsea da para mucho más que un mediocampo de Mikel, Lampard y Ramires jugando con Azpilicueta en la izquierda e Ivanovic en la derecha.

-La lluvia ha puesto el campo muy mal, cosa que ha facilitado el 0-0. Ambos equipos fallaban pases y muchos jugadores (e incluso recogepelotas) se resbalaban o tenían siempre poca estabilidad para controlar o para tener precisión en general. Creo que con el campo perfecto el Arsenal habría creado más peligro, porque al menos lo ha intentado y ha metido presión como mínimo 60 minutos.

-Mike Dean, otra vez. Como diría Mou o sus amigos, las estadísticas están ahí. Hoy se veía venir desde el principio cuando permitía las entradas fuertes, principalmente del Chelsea, sin ningún tipo de amonestación o aviso casi. Después ha habido en la misma jugada si no me equivoco una roja clarísima para Mikel en que casi le rompe la pierna a Arteta y un penalti para mí claro aunque estúpido de creo Willian a Walcott. En la segunda parte otra entrada criminal sobre Arteta, esta de Ramires. Sólo amarilla.

En conclusión, sólo un equipo lo ha intentado, el otro se ha defendido y Mike Dean no ha hecho más porque no ha tenido oportunidad. Pero con el City-Liverpool dentro de poco, volveremos a ser líderes si todo va bien.

Ya están los gunners llorando. 8 años sin ganar ni el trofeo de la galleta es duro, pero hay que intentar tener dignidad

javimgol, los comentarios de la web están para otra cosa, no para montar jaleo con otros usuarios. Espero que lo entiendas.

Con tus comentarios lo único que logras es precisamente perder la poca dignidad que te queda. Hace falta informarse un poco del contexto en que ha vivido el Arsenal durante esos 8 años para hablar.

Esos 8 años sin títulos se deben en gran parte a la decisión del club de construir un nuevo estadio. Wenger aceptó esas condiciones, sabiendo que se despedía de grandes fichajes y se vería obligado a trabajar el fútbol base. Creo que, en conjunto, el balance ha sido bueno. A día de hoy el Arsenal tiene un muy buen equipo (para mi gusto le faltan un par de piezas), una base de jugadores jóvenes para el futuro, y lo más importante, ya no es un club vendedor, sino comprador. En anteriores temporadas fueron vendiendo cada temporada a su mejor jugador, o al menos jugadores importantes: Clichy, Adebayor, Cesc, Van Persie, Song… y desde hace un par de temporadas la cosa ha cambiado. De una tacada llegaron Mertesacker, Podolski, Monreal y Arteta, por ejemplo, luego Giroud y Cazorla, y el último Özil, junto a, como he dicho, la progresión de jugadores que ya estaban mucho antes como Walcott, Ramsey y Gibbs.

Puedo entender que Mourinho quiera blindar los carriles y el mediocampo contra un rival que si destaca por algo es por saber hacer circular el balón con velocidad y encontrar espacios… pero sí, soy de esos que tendrían a Azpilicueta y Cole como titulares en las bandas, y bueno, el problema en el mediocampo es que, para mí, ni Mikel ni Ramires son pivotes defensivos. El nigeriano es un interior fajador, físico (se ha quedado en mucho menos de lo que apuntaba en sus inicios), y el brasileño un “box to box”. En la plantilla del Chelsea no hay ningún pivote defensivo puro, y en mi opinión es lo que falta. Creo que el hombre clave del Chelsea hoy por hoy es ÓSCAR.

¿Alguien me puede explicar por qué Wenger no ha hecho ningún cambio en todo el partido? Es algo rarísimo que casi nunca he visto en partidos de élite, y más en uno de tanta exigencia física como uno de premier, con la lluvia eterna londinense, y en una parte de la temporada tan cargada de partidos. Extraña todavía más cuando en el banquillo tienes a jugadores de la categoría de Cazorla o Podolski. Ozil, ayá por el minuto 75, estaba exhausto, como de costumbre. No solo pierdes la oportunidad de introducir a un revulsivo para ganarte un partido en casa contra un rival directo, es que además agotas a unos jugadores que tendrán que jugar cada tres días durante las próximas semanas.

Wenger dijo que ya necesitaban marcar pero que ya había muchos jugadores ofensivos en el terreno de juego. Y que como habían tenido 9 días de descanso, pues que ninguno no estaba cansado.

Yo creo que también porque el Arsenal estaba dominando y quizás tenía miedo de romper el ritmo que había. Para mi gusto habría metido a Cazorla por Özil, que al menos te asegura intensidad y un par de disparos aunque sean lejanos. Podolski no creo que estuviera preparado aún para entrar de golpe en un partido así.

Al único que veía en condiciones para entrar es a Cazorla, y personalmente lo hubiera metido en la posición de Rosicky. Otra alternativa hubiera sido mover a Ramsey y Walcott para dejar a Cazorlita jugando en tres cuartos: Arteta, Ramsey – Walcott, Özil, Cazorla – Giroud. Özil, aun sin fuelle, puede darte un gol con un pase entre lineas, así que lo hubiera dejado en el campo.

Creo que ambos estaban mas que satisfechos con el 0-0, Mourinho porque lo lleva en su naturaleza, para Mou este tipo de partidos va en su ADN salir a empatarlos, por eso sufrió tanto en España donde no se le permitía hacer eso. El caso del Arsenal es diferente, creo que la abultada derrota con el City, nos privó de ver un mejor partido ayer, muy probablemente habríamos visto un Arsenal mucho mas incisivo, menos tímido. Una vez mas, los entrenadores estropean el espectáculo.

El 0-0 sí pasará a la historia por un dato: Ningún delantero del Chelsea ha marcado un sólo gol en 2013 fuera de casa en Premier League (unos 18-20 partidos). El dato ahí queda.

Deja un comentario

*