Arsenal sin motor

Cazorla Arsenal Focus

La fecha es la misma (última semana de noviembre, primera de diciembre), el tiempo estimado de baja es similar (3 meses) y ahora solo queda por comprobar si la lesión de Santi Cazorla tendrá en el juego y los resultados del Arsenal el mismo efecto que tuvo el curso pasado cuando el centrocampista asturiano se lesionó en la 14ª jornada de la Premier. Las posibilidades del equipo gunner de dominar los partidos y crear juego ofensivo se resintieron de tal modo que el Leicester City se alejó en el arranque de la segunda vuelta y ya nunca volvió a estar al alcance del club londinense. Es razonable pensar que de no haber acusado los efectos de la prolongada baja de Cazorla el Arsenal hubiese podido ganar esa Premier.

En aquella recuperación de su lesión de rodilla surgieron los problemas con el tendón de Aquiles que hicieron que Cazorla no pudiese reaparecer en los plazos previstos (mes de marzo) y tan solo pudiese volver al césped en la última jornada de la Premier, dificultando así su presencia en la Eurocopa de Francia, torneo al que finalmente no acudió. El tendón de Aquiles que comenzó entonces a dar problemas al jugador español es el causante de su última dolencia, la que le ha mantenido apartado de la actividad desde el 19 de octubre. Finalmente el jugador y el club han tomado la decisión de pasar por el quirófano en los próximos días para solventar este problema, lo cual implica 3 meses de baja para Santi.

Cazorla es único en el Arsenal

Los fríos datos dicen que el Arsenal, desde que Arsène Wenger completó la reconversión de Cazorla al doble pivote en la temporada 2014/15, gana un 65% de los partidos de Premier cuando el español está en el campo y tan solo el 41% cuando no está. Su presencia/ausencia, por tanto, se nota en los resultados y también en el juego.

Las opciones de Wenger para cubrir el hueco dejado en el doble pivote se reducen fundamentalmente a cuatro nombres: Aaron Ramsey, Granit Xhaka, Francis Coquelin y Mohamed Elneny. Las responsabilidades del francés y del egipcio no deberían ser mayores que las de un complemento de Ramsey o Xhaka. Es a Aaron y a Granit -al menos a uno de los dos- a quienes les corresponde ejercer ahora de líderes en la línea medular. Se ha visto en los recientes compromisos ante el Southampton, el PSG, el Manchester United o el Tottenham que los rivales pueden anular la construcción de juego gunner con cierta facilidad, una construcción que es casi nula cuando se juntan Coquelin y Elneny.

Jugadores como Alexis Sánchez, Mesut Özil, Héctor Bellerín, Petr Cech o Laurent Koscielny seguirán aportando su labor dentro del equipo, pero ninguno de ellos está cerca de desempeñar un papel como el de Cazorla en la sala de máquinas. Lo que ocurre es que tampoco centrocampistas como Ramsey, Coquelin o Elneny tienen esas características de organizador.

(left to right) Aaron Ramsey, Mohamed Elneny, Gabriel Paulista and Francis Coquelin of Arsenal look dejected after Ryan Bertrand of Southampton scores his side's 2nd goal to make it 0-2 during the EFL Cup match at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 30/11/2016
Las lesiones vuelven a aparecer de forma significativa en la vida del Arsenal / Foto: Focus Images Ltd

Es un momento adecuado para que Ramsey, que no ha vuelto a ser con el Arsenal el mismo de la temporada 2013/14, eleve su rendimiento y encuentre su sitio en el equipo. Aunque no sea un organizador, el galés debe al menos aportar un buen número de goles con sus rupturas desde segunda línea.

Claramente lo más cercano a Santi Cazorla con lo que cuenta Wenger en su plantilla es el fichaje más caro del último verano, un futbolista que está jugando algo menos de lo previsto debido a lo que Arsène entiende como dificultades de Xhaka para adaptarse al ritmo de la liga inglesa. Curiosamente Wenger se ha referido al suizo como un jugador cuyo mejor rol es el de box-to-box (cuando viene de brillar en el Borussia Mönchengladbach como mediocentro posicional). Ha llegado el momento de que el técnico francés entregue las llaves del equipo a Xhaka.

Y Wenger se preguntará si es sostenible una pareja Xhaka-Ramsey de forma regular o si esa fórmula necesita la incorporación de una pieza de mayor entrega defensiva como el galo Coquelin o el egipcio Elneny.

Si Xhaka o Ramsey son incapaces de dar un paso adelante durante estos tres meses, Cazorla regresará a la competición cuando la pelea por ganar la Premier League ya se haya alejado demasiado.

Una vez más las lesiones y el Arsenal, un matrimonio inseparable.

Santi Cazorla of Arsenal during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117 28/09/2016
Santi Cazorla se perderá los tres próximos meses de temporada / Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

En un artículo de pretemporada se hablaba de Xhaka como un fichaje estratégico, el medio centro que iba a colocar al Arsenal en la cúspide en Inglaterra. Ahora Wenger dice que es un box-to-box…..

Luego esta el tema de que termina contrato esta temporada. ¿Crees Sergio que hay opciones de que vuelva a LaLIga, o de que se aventure a Usa o algun Emirato?

Deja un comentario

*