Rosicky disfruta; Giroud golea

Arsenal v Stoke CityBarclays Premier League

Era una tarde propicia para que el Sunderland pudiese dar la sorpresa en el Emirates Stadium. La distracción motivada por todo lo relacionado con la inauguración de la estatua de bronce de Dennis Bergkamp en la previa del partido, el bajón anímico tras el varapalo sufrido ante el Bayern Múnich en la ida de los octavos de final de la Champions League, la ausencia de Gibbs por lesión, los problemas extradeportivos de Giroud, la baja de Mesut Özil -Wenger decidió dejarlo fuera de la convocatoria- por una mezcla entre motivos psicológicos y físicos tras el penalti de la tristeza… parecían muchos inconvenientes para los gunners y el momento óptimo para Poyet y sus hombres. Un conjunto, el Sunderland, que había mejorado exponencialmente su rendimiento en las últimas jornadas y podía pescar en río revuelto a solo una semana de disputar la final de la Capital One Cup ante el Manchester City.

Los cambios de Poyet provocaron el efecto deseado. Foto: Focus Images Ltd

El Sunderland de Poyet no rindió al nivel esperado. Foto: Focus Images Ltd

Sin embargo, la práctica desdijo a la teoría y los de Arsène Wenger mostraron una muy buena imagen, sobre todo hasta que se llegó al descanso (3-0). La presión intensa y bien ejecutada por Giroud, Rosicky y Wilshere y la excelencia técnica a la hora de mover la pelota de forma rápida y precisa entre líneas hizo mucho daño a los visitantes. El checo, titular en la mediapunta ante la ausencia de Özil, se ofreció por todo el ancho del terreno de juego generando superioridades bien aprovechadas por sus compañeros. Se le vio fresco, muy participativo, eléctrico como casi siempre y su entendimiento con Jack desdibujó a la línea de medios del Sunderland: Bridcutt, Ki y Colback. La actividad sin balón local y la facilidad de Giroud para encontrar portería fueron lo más destacado de unos primeros 45 minutos en los que Bardsley y, sobre todo, Vergini no rindieron al nivel esperado. O no rindieron, directamente.

Arsène Wenger: “Rosicky jugó una primera parte fantástica y su gol fue extraordinario”.

Arsenal vs Away team - Football tactics and formations

Posiciones medias a lo largo de la 1ª parte

Gustavo Poyet: “El Arsenal hizo un buen partido y nosotros estuvimos muy mal con la pelota. A veces tienes que aceptar que el equipo rival fue mejor que tú”.

Olivier Giroud mostró su mejor cara: comprometido, trabajando en defensa, sin perderse en aspavientos y protestas. En el primer gol, define bien con la zurda lejos del alcance de Mannone y en el segundo bate al ex portero del Arsenal por debajo de las piernas tras aprovecharse de un error gravísimo de Vergini, que jugó inconscientemente una pelota sin fuerza hacia su guardameta. Además, se entendió en todo momento con Rosicky y lo asistió en el tercer gol de la tarde: una jugada bellísima perfectamente trenzada entre los centrocampistas del Arsenal que finalizó con una buena definición de Mozart. El mejor homenaje posible a Bergkamp.

El Sunderland salió con las ideas más claras tras el descanso: si seguían errando en la salida de balón, se marcharían de Londres con 6 o 7 goles. Y eso no podía suceder. Larsson y Giaccherini reforzaron la parcela central y el equipo lo notó positivamente mientras que Adam Johnson se quedó en la ducha tras firmar sus peores minutos en el último mes de competición. Por parte de los locales, Wenger retiró a Monreal -molestias en un pie- y dio entrada a Jenkinson, pasando Sagna al lateral izquierdo. No sería la última modificación en defensa que tendría que hacer el técnico alsaciano: Koscielny tuvo que retirarse del terreno de juego como consecuencia de unos problemas en la espalda, lo que provocó que Sagna cambiase por segunda vez de posición -situándose como central- con Flamini ocupando el lateral izquierdo. Minutos antes, el central galo había subido al marcador el cuarto gol de la tarde al rematar con la cabeza de forma impecable un córner botado desde la derecha por Santi Cazorla. Bardsley, de nuevo, volvía a quedar retratado.

Con cuatro goles de ventaja, el Arsenal se dejó llevar y el Sunderland tuvo un par de ocasiones claras antes de que Giaccherini consiguiera maquillar el resultado final (4-1) con un buen disparo con la pierna derecha desde la frontal del área.

Victoria balsámica para el Arsenal de la mano de Giroud y Rosicky; el Sunderland sigue en problemas.

Foto de portada: Focus Images Ltd
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premiumpodcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

4 comments

A mi lo que me preocupa es que la presión que nombras y que se vio hoy y contra el Bayern la mitad de las veces no se ve y me parece clave en los malos momentos del equipo este año.

Por cierto, Rosicky se merece un homenaje. Fichado poco antes de las vacas flacas, jodido por las lesiones y no solo lo da todo, si no que la temporada anterior y la anterior fue clave en la segunda mitad para meternos en champions y este año, pese a Ozil, Jack ,Arteta y cia sigue siendo el más fiable de todos y completos, más que hasta Ramsey.

Coincido en lo de Rosicky. Siempre que se le necesita, ahí está. Si no recuerdo mal, vino del BVB cuando el Arsenal vendió a Vieira (Juve) y dejó libre a Pirés (Villareal). En esa primera temporada, el mediocampo quedó con Gilberto Silva, Rosicky, Ljunberg y Fábregas (jugando en banda derecha, con 18 añitos), más Henry y Adebayor arriba (por entonces, Van Persie jugaba en banda, y Walcott asomaba desde el equipo reserva), y defensa de cuatro con Clichy, Touré, Gallas y Eboué, más Lehmann bajo palos (Campbell se acababa de marchar al Portsmouth, creo).

Esperaba más del mediocampo del Sunderland, especialmente de Ki y el recién llegado Bridcutt. Personalmente, prefiero que jueguen a la inversa, es decir: Ki por detrás de Bridcutt, ya que veo al surcoreano con más criterio y técnica para construir juego desde atrás. ¿Qué tal, en general y más allá de este partido, Vergini? Con Newell’s me parecía un central interesante, con buena conducción y desplazamiento en largo. Por último, creo que Giaccherini debería ser fijo para Poyet. El problema, supongo, está en que como lateral sufre en defensa, y como extremo está limitado. Jugando como carrilero me encanta, se deja el alma (un error por parte de la Juve, humildemente, creo, haberlo vendido).
En cuanto al Arsenal, una vez más destaco a Rosicky, un gran futbolista. Me encanta por ser capaz de trabajar a destajo sin deslucir su calidad técnica, y cada temporada que pasa mejora en criterio. Acaba contrato, y no le van a faltar pretendientes. Espero que Wenger consiga que se quede. Por último, ¿qué se sabe de Kallstrom?

Deja un comentario

*