Berahino se sacrifica por Pulis

Berahino Focus

Saido Berahino ha firmado esta temporada 14 goles. El resto de sus compañeros han anotado 15 hasta la fecha. En esta plantilla del West Bromwich Albion, a excepción de Berahino, ningún otro jugador ha marcado más de dos tantos en el presente curso. Dos son los goles del fichaje más caro de la historia del club (Ideye Brown), del central Craig Dawson, de James Morrison y de Victor Anichebe.

De ahí mi sorpresa al ver el Everton-West Bromwich por televisión y comprobar que Tony Pulis situaba al emergente ariete inglés en la banda izquierda. Lo significativo del asunto no era el hecho en sí, sino el contexto que envolvería a Berahino en Goodison Park. Debido al planteamiento adoptado por el West Brom -de mucho repliegue- y con una posesión del Everton en torno al 70%, jugar como extremo izquierdo este lunes en los ‘baggies’ implicaba vivir permanentemente en campo propio, defendiendo, ayudando al lateral izquierdo de tu equipo (Baird) y muy, muy lejos de la portería adversaria. Tan lejos como que Berahino vivió a 65 ó 70 metros de la portería de Joel Robles.

Lo pidió Pulis y Berahino se sacrificó por él y por el equipo. Seguramente no tenía otra opción. Al ser sustituido en el minuto 70, Saido fue incapaz de ocultar su malestar por el cambio y quizás por el rol que había desempeñado. La estrella del equipo, el goleador del WBA se puso el mono de trabajo y cumplió con ese papel.

Tony Pulis: 2 victorias, 1 empate y ningún gol encajado en 3 partidos como entrenador del West Bromwich Albion.

El planteamiento de Pulis fue impecable y obtuvo un merecido punto ante los toffees en una noche en la que Ben Foster tampoco tuvo que hacer nada excepcional bajo los palos. El West Brom cerró todos los espacios posibles y añadió a eso un dominio absoluto de sus centrales (Lescott y McAuley) en cada balón aéreo que buscase el área.

Pero me queda la sensación de que no era estrictamente necesario que Berahino se sacrificase como extremo izquierdo. Me queda la sensación de que el West Brom podría haber hecho ese mismo planteamiento defensivo con otro jugador trabajando en la banda izquierda -¿Samaras?, ¿Dorrans?- y dejando así a Berahino como referencia en ataque. Victor Anichebe no generó ningún tipo de peligro, no inquietó a John Stones y Phil Jagielka, dos centrales a los que Berahino podría haber causado más problemas.

Se nota la mano de Pulis en The Hawthorns desde el primer día y, por lo que percibo, esta opinión es generalizada en Inglaterra: el West Bromwich se va a salvar. La confianza en el trabajo de Pulis tras su soberbia campaña en el Crystal Palace -o sus años previos en Stoke- es inmensa. Se ha ganado que la gente confíe en él.

Pulis Stoke focus

Tony Pulis fichó por el West Bromwich Albion hace tres semanas (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Coincido contigo, Sergio. Excepcional planteamiento defensivo de Pulis, otra vez, aunque quizá demasiado conservador. Mantuvo la portería a cero (tercer clean sheet, como tú bien indicas) pero renunció casi por completo al ataque. Muy difícil explotar todas las aptitudes de Saido pegado al costado izquierdo. Anichebe en punta aguanta bien la pelota de espaldas y tal, pero si poner al nigeriano implica sacar de su zona de mayor influencia a Berahino… ahí sí creo que se equivocó Pulis hoy. Aun así, se nota su mano, sí.

No podría estar más de acuerdo contigo, especialmente en el tema de Berahino. Seguro que cualquier otro jugador podría haber desempeñado el trabajo y el sacrificio que hizo a la vez que el propio Berahino hubiera supuesto una arma mucho más peligrosa a la hora de contragolpear.

Deja un comentario

*