El City se mimetiza con el paisaje y remonta en Burnley

Sergio Aguero (C) celebrates the second goal for Manchester City during the Premier League match at the Liberty Stadium, Swansea
Picture by Mike Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933
24/09/2016

Por momentos pareció que Burnley, uno de los últimos bastiones del fútbol inglés tradicional -el pre-cosmopolita-, se le estaba atragantando al sofisticado Manchester City de Pep Guardiola. Pero el catalán, que ya de entrada había apostado por un 4-2-3-1 sin Silva ni De Bruyne probablemente previendo que el contexto del encuentro no iba a favorecerles y menos aún tras el desgaste de Mönchengladbach, logró salir vivo de Turf Moor con una remontada cimentada en acciones poco limpias: rebotes, balones divididos, confusión en el área, jugadores por el suelo y la pillería de Agüero para meter la última pierna y mandar la pelota a la red.

Burnley 1 (Marney 14′)
Manchester City 2 (Agüero 37′, 60′)

Burnley vs Manchester City - Football tactics and formations

Por segunda semana consecutiva, el Manchester City ganó por la mínima en uno de esos campos de la Premier donde la localía pesa tanto que el control del juego es complicado incluso para los equipos con más recursos y con una convicción más clara en su idea de dominar a partir del balón. Como en Selhurst Park hace siete días, Yaya Touré fue titular en la media punta, aunque en esta ocasión no fue decisivo. El mismo Burnley que el lunes por la noche había sido vapuleado por el West Brom (4-0) fue capaz de adelantarse en el marcador frente a los de Guardiola (con un gran disparo lejano de Dean Marney empalmando un rechazo llovido desde la cabeza de Otamendi) y de hacer sufrir a uno de los grandes favoritos a alzarse con el título (tuvo dos remates francos en el área para empatar en el descuento). Los de Sean Dyche tuvieron que sobreponerse además a dos lesiones en el primer tiempo, con el goleador Marney y el zurdo islandés Gudmundsson retirándose antes del descanso, y a la baja a última hora del portero internacional Tom Heaton, que fue sustituido por el veteranísimo -y en su día número uno de Inglaterra- Paul Robinson. El ex del Leeds, el Tottenham y el Blackburn, que tiene ahora 37 años, no era titular en ningún partido oficial desde septiembre de 2014. Pese a ello, cuajó una muy buena actuación y evitó que Agüero se marchara del encuentro con un botín mayor que el de su doblete.

A Dyche le habrá enfurecido especialmente que la remontada del City llegara en acciones en las que, como mínimo, las fuerzas debían estar igualadas. No fueron soluciones tácticas de alta escuela (Guardiola no modificó el dibujo, y cuando dio entrada a Sané lo ubicó en la misma posición en la que estaba jugando Sterling) ni largas posesiones que fabricaran espacios definitivos: el marcador lo voltearon una jugada a balón parado mal defendida y una disputa en el área en la que tres jugadores del Burnley tenían ventaja y fueron todos a por el mismo balón hasta incomodarse entre ellos y permitir que lo ganara Fernandinho. Tuvo pues esta victoria del City escasa brillantez, pero nos enseñó una capacidad camaleónica imprescindible para sobrevivir en campos de este tipo y más aún para ganar un torneo en el que habrá muchas batallas como ésta.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Hola, muchas gracias por darse el espacio de tener esta web, que está muy buena!

En lo personal, discrepo con la terminación del articulo, ya que el City de Guardiola me está defraudando notablemente…
Yo anhelaba como nadie el comienzo de la era Guardiola en Inglaterra, para poder disfrutar la marca PEP: Un fútbol vistoso, ofensivo, con triangulaciones sorpresivas e impredecibles en ataque, pero este equipo juega casi igual que con Pellegrini, solo que ha tenido más suerte que la temporada pasada. Tal vez, tenía muchas expectativas con ver una revolución en el futbol ingles, sobre todo en Manchester, y no por Mourinho claramente, que podrá ser un DT eficaz, pero que a la vez, es muy malo para los amantes del buen fútbol…

Deja un comentario

*