Un cabezazo de Fellaini en el descuento doblega a un Arsenal repleto de suplentes

Marouane Fellaini of Manchester United prior to the Barclays Premier League match against Everton at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
17/10/2015

El Manchester United despidió a Arsène Wenger en su última visita a Old Trafford con una victoria en el último suspiro con un testarazo de Marouane Fellaini. El centrocampista belga remató un centro desde la banda izquierda para otorgar los tres puntos a los diablos rojos y certificar la clasificación para la próxima edición de la Champions en un partido que empezó con un homenaje al técnico alsaciano antes del pitido inicial. Sir Alex Ferguson bajó al césped, le entregó una placa a Wenger y ambos protagonizaron una fotografía de rigor que inmortaliza el fin de una era. La próxima temporada el Arsenal deberá combatir un vacío parecido al que dejó el preparador escocés en Old Trafford.

Manchester United 2 (Pogba 16′, Fellaini 92′)
Arsenal 1 (Mkhitaryan 51′)

Manchester United vs Arsenal - Football tactics and formations

Más allá de los simbolismos, Arsène Wenger no dudó en alinear un once plagado de suplentes pensando en la visita del próximo jueves al Wanda Metropolitano. Debutó el joven central griego Konstantinos Mavropanos, que con 21 años se estrenaba en partido oficial con el Arsenal, que lo fichó en el mercado de invierno. El defensor heleno no fue la única novedad en el equipo gunner, que también dio la titularidad al extremo de 18 años Reiss Nelson en la banda izquierda y a Maitland-Niles cerca de Xhaka e Iwobi en la medular. El once del conjunto londinense contrastó con el equipo de partida del Manchester United, que se adelantó muy pronto en la primera mitad. Lingard recuperó la pelota en campo contrario, Pogba condujo el contragolpe y recogió un remate de Alexis tras un rebote para marcar el primer gol de la tarde. Parecía un partido plácido para el Manchester United, en disposición de aprovecharse de las novedades de un Arsenal con la cabeza en Madrid. Sin embargo, los de Mourinho no siempre controlaron la situación. El descaro de Nelson en la banda izquierda, las rupturas de Mkhitaryan partiendo desde la derecha y las conducciones improvisadas de Maitland-Niles dieron aire al Arsenal en ataque.

También merece una mención el partido de Mavropanos, que en su estreno en un escenario como Old Trafford dejó una grata impresión. El central heleno fue una de las revelaciones del campeonato griego con el PAS Giannina, en el que se estableció como una pieza indiscutible con apenas veinte años. Su irrupción en el país mediterráneo llamó la atención del Arsenal, que lo fichó pocas semanas antes de que cumpliera los 21 años. Arsène Wenger optó por no cederlo, convencido por las cualidades que mostraba en los entrenamientos, y le dio la alternativa en la visita a Manchester. Aprobó su primer examen con buena nota: redujo la influencia de Lukaku y se mostró seguro y sereno en su propia área. Mavropanos midió bien sus intervenciones, priorizó contemporizar a cometer un error en un intento fallido de anticipación y pasó la pelota con corrección incluso cuando el United le intentó presionar. Por arriba sus 192 centímetros son una garantía en el juego aéreo. La primera impresión fue positiva.

11
Reiss Nelson dejó una grata impresión. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Mkhitaryan empató el partido en los primeros compases del segundo tiempo. El Arsenal se aprovechó de una falta de entendimiento entre Ander Herrera y Nemanja Matic tras un pase impreciso de Valencia, Xhaka recuperó la pelota y el atacante armenio castigó el despiste con el 1-1. El Arsenal logró minimizar el fútbol ofensivo del Manchester United, redujo la influencia de Pogba, Lukaku y Alexis Sánchez y protegió a David Ospina, que apenas tuvo que intervenir a lo largo de los noventa minutos. No obstante, el equipo de Wenger no sobrevivió al último arreón local, un bombardeo de centros laterales con Fellaini de protagonista. El centrocampista belga entró en la segunda mitad y amenazó con su envergadura y potencia en el juego aéreo. Simplificó el ataque mancuniano y amenazó con un testarazo a la madera en el minuto 90, que no acabó en gol posteriormente por la posición antirreglamentaria de Marcus Rashford, en fuera de juego cuando cazó el rebote. Fellaini no perdonaría en el segundo intento, ya en el tiempo de descuento, cuando peinó un centro de Young y dio los tres puntos al Manchester United.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*