Carencias a la vista

Liverpool manager Brendan Rodgers during a press conference at Melwood, Liverpool
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
30/09/2015

No fue un derby del Merseyside que pasará a la historia. El empate final (1-1) deja más satisfecho al Liverpool que al Everton y eso ya explica muchas cosas. Danny Ings abrió el marcador y Romelu Lukaku empató justo antes del descanso para poner a los toffees con 13 puntos, mientras que los visitantes se quedan con 12.

Un Liverpool muy partido

El Liverpool ha empezado ganando los últimos 6 partidos pero sólo ha conseguido 1 victoria. Su imagen en Goodison Park distó mucho de la de un equipo que debe aspirar a posiciones europeas: poco peligro ofensivo, incapaz de mantener una ventaja de un gol y concediendo muchísimo durante toda la segunda mitad. Además, Mignolet fue el mejor de los visitantes: dos paradas de mucho nivel durante el primer tiempo evitaron que el Everton se adelantase en el marcador.

En pocas ocasiones ha quedado más en evidencia la necesidad de un mediocentro para el Liverpool. Lucas Leiva fue titular por delante de la línea de tres centrales (Sakho, Skrtel y Can), con dos carrileros como Clyne y Alberto Moreno, pero el primer pase en el conjunto de Brendan Rodgers no existió. Ni Coutinho ni Milner asumieron responsabilidades en la creación de la jugada, dejando así el equipo partido en dos mitades: los cinco defensas más Lucas y los cuatro futbolistas de ataque. Por esa razón hubo una gran cantidad de balones largos, principalmente gracias a Emre Can, dirigidos hacia Sturridge -muy desacertado- e Ings, cuyo sacrificio constante se vio recompensado con un gol tras la salida de un córner.

Alineación titular del Liverpool en su visita a Goodison Park (Foto: Focus Images Ltd)
Alineación titular del Liverpool en su visita a Goodison Park (Esquema: Share My Tactics)

La exhibición de Lukaku

Lukaku no es un delantero perfecto, tiene defectos que son muy repetitivos en sus actuaciones malas, pero cuando juega bien es un atacante dominador. El belga es capaz de asumir toda la responsabilidad ofensiva de un equipo y el domingo por la tarde lo hizo en Goodison Park. Manejó con perfección el juego de espaldas, ganó la batalla aérea contra Skrtel, Sakho y Emre Can y supo distribuir el balón para continuar los ataques. “Fue una de sus mejores actuaciones con la camiseta del Everton”, sentenció Roberto Martínez en rueda de prensa. Lukaku marcó el gol del empate como ya había marcado dos el lunes anterior en la remontada contra el West Brom, donde también Deulofeu tuvo su cuota de importancia: un centro magnífico al área. Es cierto que el español no estuvo acertado en el desborde, pero trabajó en defensa y de un balón suyo llegó la jugada decisiva del partido.

Romelu Lukaku of Everton celebrates scoring the first goal against Liverpool during the Barclays Premier League match at Goodison Park, Liverpool. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 04/10/2015
Romelu Lukaku celebra el gol del Everton. Foto: Focus Images Ltd.

Defensa inexperta pero gran rendimiento

Ante las lesiones de Coleman, Stones y Baines, que todavía no ha disputado ningún minuto esta temporada, sólo Jagielka de los teóricos titulares estaba disponible para enfrentarse al Liverpool. Roberto Martínez no dudó en elogiar a su capitán: “No es casualidad que todos jueguen bien cuando juega Jagielka”. Junto a Lukaku, la gran actuación del partido. Le acompañó Funes Mori en el centro de la zaga -imponente en los balones aéreos y decisivo en un corte al contraataque en el segundo tiempo- y los laterales fueron para Galloway y Browning, de 19 y 21 años respectivamente. De hecho, Browning debutó en la Premier League en Anfield el curso pasado, mientras que Galloway se ha estrenado hace sólo dos meses. Todos ellos, con el respaldo de un Jagielka que estuvo imperial a la hora de detener a Ings y Sturridge, únicas amenazas del Liverpool en ataque durante todo el partido.

Roberto Martínez: “Nuestra actuación fue lo suficientemente buena como para ganar el partido y sumar tres puntos”.

Adiós Rodgers

El Liverpool confirmó pocas horas después del final del partido la destitución de Brendan Rodgers. El técnico norirlandés deja el club de Anfield tras poco más de tres años en los que sólo en uno logró entrar en la Champions League, el objetivo prioritario que le habían marcado, y donde fracasó en su única fase de grupos. Se quedó a las puertas de una Premier League, gracias al nivel ofrecido por Luis Suárez, pero no supo edificar una plantilla en su ausencia. Ahora, tras multitud de millones gastados en verano, el Liverpool decide prescindir de un entrenador al que habían ratificado meses antes y tiene dos semanas de parón internacional para elegir su próximo técnico.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*