Caulker en el área opuesta

Jürgen Klopp (Foto: Focus Images Ltd)

Cuando Steven Caulker se incorporó al Liverpool después de disputar apenas 144 minutos con el Southampton, difícilmente podía imaginar que sus dos primeros partidos con la camiseta red los jugaría como delantero centro. El central propiedad del QPR aterrizó en Anfield en condición de cedido para paliar la ingente cantidad de bajas del Liverpool, que en los últimos choques se ha visto obligado a alinear a Kolo Touré en el eje de la zaga. En este escenario, la incorporación de Caulker era una buena oportunidad de mercado después de que el defensor quedara relegado a un segundo plano en la costa sureña, por detrás de la firme pareja que conforman Fonte y Van Dijk en el Southampton.

Sin embargo, las circunstancias también llevaron a que su debut, el pasado miércoles, se produjese en una situación de emergencia. Con un 2-3 en contra frente al Arsenal, ya en el minuto 88, Klopp dio entrada a Caulker para que sus 191 centímetros de altura incordiaran a la zaga gunner en el descuento, añadiendo un elemento más para peinar balonazos en los últimos compases del choque. Así, en una pelota colgada al área a la desesperada, llegó el tanto del empate sobre la bocina, aunque no participara el nuevo fichaje del Liverpool.

La misma situación se repitió este domingo, con 0-1 en contra ante el Manchester United. Se adelantó el conjunto de Van Gaal a la salida de un córner y en el tiempo de descuento volvió a ingresar Caulker para jugar los últimos segundos de partido en el área de David de Gea, por si el zaguero internacional con Inglaterra cazaba algún balón largo. Sin embargo, en esta ocasión Smalling se impuso en la batalla aérea y el Liverpool cayó derrotado. Este miércoles, en el replay de FA Cup contra el Exeter, quizás volveremos a ver a Steven Caulker con la camiseta red. Incluso puede que juegue de inicio. Y que lo haga donde se siente más cómodo: en el eje de la defensa, cerca de su portero y no del arquero contrario. Su fichaje se realizó con la intención de cubrir el déficit de zagueros, pero también ha puesto de manifiesto los limitados recursos ofensivos del Liverpool, que echa de menos a Daniel Sturridge y Divock Origi.

Artículo relacionado: Van Gaal quiere crecer

Caulker todavía pertenece al QPR. Foto: Focus Images Ltd.
Caulker todavía pertenece al QPR. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*