Cazorla genera y Podolski resuelve

Giroud-Podolski-Ramsey-Arsenal-Focus

Los cálculos en el Arsenal son sencillos: ganar todos los partidos y esperar a que se produzca un tropiezo del Everton. La dificultad del calendario (tres partidos en casa contra West Ham, Newcastle y West Bromwich; dos encuentros a domicilio ante el Hull y el Norwich) hace pensar que los gunners perfectamente pueden y deben completar un pleno de puntos. Es su obligación en este intento de meter presión a un Everton que aún debe medirse, por ejemplo, al Manchester United y al Manchester City.

Lo bueno y lo malo de Poldi

Podolski buscaba su sitio y ya lo ha encontrado: ha sido titular en 10 de los últimos 13 partidos del Arsenal (anotando cinco goles). Su presencia en el once inicial durante estos dos meses ha tenido bastante que ver con los distintos percances físicos sufridos por jugadores como Özil, Ramsey, Wilshere o Walcott, que han limitado las opciones de Arsène Wenger. Y durante dos meses la aportación del atacante alemán ha sido a menudo insuficiente en el aspecto defensivo: no ayuda convenientemente a Kieran Gibbs -o a Monreal- y los rivales aprovechan para atacar por ese costado. Es uno de los dos grandes defectos de Podolski en este Arsenal: no ayuda mucho en defensa e interviene poco en el juego. Vive en una isla, en su isla de la zona del extremo izquierdo. Y de ahí no se mueve demasiado. Cuando lo hace es para encontrar el área y anotar dos goles al West Ham.

Interesante, por cierto, explicación de Wenger en rueda de prensa contando que ha estado tentado últimamente de emplear un 4-4-2 con Giroud y Podolski como dupla ofensiva, pero que la falta de jugadores puros de banda acaba suponiendo que no desplace a Poldi del extremo zurdo.

Un sutil control

El autor del otro tanto, Olivier Giroud, también vivió su momento de lucidez en el encuentro: un superlativo control de balón tras un pase de 45 metros de Thomas Vermaelen. Es la clásica acción en la que el ‘9’ galo evidencia un nivel técnico superior al que puede aparentar. Curiosamente definió en esa jugada utilizando el pie derecho, algo que se sale de lo habitual -solo 3 de sus 25 goles en la Premier League han sido así-. De hecho, ese es un problema recurrente de Giroud: su discreto manejo de la diestra y la poca confianza que tiene en ella, lo cual se puede comprobar en el uno contra uno que desperdicia ante Adrián en el primer tiempo.

Giroud-Arsenal-Focus

Sublime control de Olivier Giroud (Foto: Focus Images Ltd)

Mejora Cazorla

Durante estas cinco semanas que el Arsenal ha jugado sin Mesut Özil, el nivel de Santi Cazorla ha estado lejos de ser elevado. Anotó el último gol de la tanda de penaltis contra el Wigan en Wembley, pero ni siquiera había hecho un gran partido. Sin embargo, reaccionó este martes ante el West Ham partiendo desde la posición de ’10’, aunque con el habitual intercambio de posiciones con Tomas Rosicky. Estaba inspirado el español, que entregó varios de los mejores pases de la noche, incluido el que dejó a Giroud solo delante del portero y la fenomenal asistencia brindada a Podolski en el 1-1. Se llevó la ovación al Emirates al ser sustituido por Carl Jenkinson.

El West Ham no logró imponer sus virtudes

Vive relativamente tranquilo el conjunto de Sam Allardyce, que suma 37 puntos y que quizás solo necesite uno o dos puntos más para confirmar su permanencia en la categoría. Compitió bien en el primer tiempo, se adelantó en el Emirates gracias al tanto de Matt Jarvis pero luego ofreció muy poco en la segunda parte. Ni ofreció resistencia en defensa, ni tampoco peligro en ataque. El West Ham no explotó sus dos recursos más ‘físicos’: Andy Carroll en el puesto de ‘9’ y Mohamed Diamé en el mediocampo, si bien el senegalés avisó con un par de buenas arrancadas. Jarvis causó más problemas en el perfil izquierdo de los hammers a Bacary Sagna que Downing a Vermaelen en el lado opuesto.

Un once condicionado por los problemas físicos

Poco margen de maniobra para Wenger a la hora de confeccionar el once inicial. Mathieu Flamini, sancionado. Fuera de la convocatoria por motivos físicos: Özil, Diaby, Gibbs, Monreal, Gnaby y Wilshere. Además, Aaron Ramsey y Alex Oxlade-Chamberlain no estaban en condiciones de jugar 90 minutos tras el esfuerzo realizado en Wembley -y las lesiones de las que salen-. No obstante, la reaparición de Özil es inminente.

Wenger: “Özil debería estar disponible para el fin de semana (vs Hull City).”

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Vayamos por partes:
Primero no estoy de acuerdo con que el Everton acabe cuarto y el Arsenal quinto. Creo que el calendario juega muchísimo a favor del Arsenal y que pesará muchísimo al Everton, que no creo que sea capaz contra City y el United dará guerra, por lo menos para Moyes devolvele lo de la primera vuelta. Con tan solo un empate del Everton, el Arsenal entra en Champions. Veo muy difícil que gane todo lo que queda hasta final de temporada.
Después decir que muy bien el Arsenal, me ha gustado. Pero creo que si que se podría hacer ese 4-4-2. Con Cazorla en banda (como ha hecho en toda su carrera en el Villarreal) y Rosicky en la otra (como ha hecho en este partido) sería factible esto.
Por último: Muchas veces he oído decir a Axel Torres que Vermaelen no contaba con nivel de Premier, así de tajante. He llegado incluso a compartir esa opinión, pero ahora debo discrepar (y mucho). Está supliendo a Koscielny con mucha nota. De hecho Mertesacker queda reguardando y el sale al corte y lo hace perfecto. Simplemente. Eso en el partido contra el Wigan y el anterior. Y ahora contra los Hammers de lateral izquierdo me parece simplemente mejor que Gibbs y Monreal. Que si, que no te da esa subida al ataque que dan los otros, pero da la solidez defensiba que se necesita y no deja la banda en evidencia cuando por delante está Podolski. Si Podolski está de extremo, debe ir de lateral Vermaelen, así de tajante. Y no es este partido. El partido de vuelta contra el Bayern también jugó de lateral izquierdo si no me falla la memoria y también lo hizo muy bien. Para mi un diez para él después del tiempo de inactividad rindiendo a este nivel.

Hay un pequeño problema que olvidas cuando hablas de situar a Vermaelen en el lateral izquierdo. Parece lógico que si es Podolski el que juega como extremo en esa banda, al que se le achaca poco trabajo en defensa, una solución pueda ser blindar ese costado atrás con Vermaelen. Pero… hay que tener en cuenta que así quedaría muchísimo espacio sin cubrir entre el lateral izquierdo (que si es Vermaelen no sobrepasaría nunca la linea de mediocampo) y el extremo (que si es Podolski, rara vez se acercará al lado izquierdo del círculo central). Y eso, aparte de las limitaciones ofensivas que pueda tener un central metido en el lateral izquierdo del corte del belga. No sé si me explico.

Una explicación gráfica que ayuda a ver lo que digo: demasiado espacio entre los dos, suficiente para que cualquier jugador con movilidad y algo de talento cree problemas. Pero bueno… Gibbs y Monreal dejan espacio a su espalda, así que un extremo decente también les hace daño, y un volante con potencia física también se basta para sobrepasarlos. Monreal es un jugador de 6. No hace grandes pifias, pero tampoco ha destacado demasiado en el Arsenal. Gibbs tiene virtudes y ha progresado mucho, pero mantiene muchos de sus defectos. Resumiendo: el Arsenal necesita un lateral izquierdo de primer nivel

Para eso están los dos mediocentros, para taponar y presionar. Podolski no defiende, pero si que puede bajar hasta la línea de mediocampo y en lo de comprar un lateral…Pues creo que hay cosas más importantes como un delantero y un central, mínimo. Si se va Sagna incluso un lateral derecho.

Deja un comentario

*