El Chelsea aprovecha los pinchazos y encarrila la liga

Diego Costa of Chelsea celebrates his goal during the Premier League match at Stamford Bridge, London
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
22/01/2017

Después de un sábado en el que el Liverpool perdió ante el Swansea, el Tottenham empató ante el Manchester City y el United ante el Stoke, el Chelsea no desperdició la oportunidad de aumentar su ventaja con respecto a sus perseguidores. El líder venció al Hull City, un equipo que lucha por la permanencia, en un partido que no resultó ser tan sencillo para los de Conte como podría parecer sobre el papel.

Chelsea 2 (Costa 45+7′, Cahill 81′)
Hull City

Chelsea vs Hull - Football tactics and formations

La gran noticia era el regreso de Diego Costa. El delantero se había perdido el anterior partido ante el Leicester City por una supuesta lesión de rodilla. Su ausencia dio mucho que hablar porque coincidió con unos rumores que le vinculaban con el fútbol chino. Costa se encargó de dejar de lado la polémica con un gol justo antes del descanso y recibió el cariño de su afición de principio a fin: la grada coreó su nombre durante el partido y le despidió con una calurosa ovación cuando fue sustituido por Michy Batshuayi en el 87’.

El Chelsea se topó con un Hull City replegado en defensa. Los Tigers formaban, igual que el cuadro local, con tres centrales y dos carrileros. En fase defensiva eran una férrea línea de cinco que no le abría ningún hueco al Chelsea. El equipo de Conte tuvo que buscar anchura por los costados. Las incorporaciones de Alonso por la izquierda y de Moses por la derecha eran claves. No firmó un partido asombroso, pero Eden Hazard volvió a tener una gran influencia en el juego. El belga se movía a sus anchas asociándose y creando espacios por tres cuartos. Tuvieron varias llegadas los Blues, aunque pocas se tradujeron en ocasiones de gol.

Al Hull se le van notando pinceladas de su nuevo entrenador Marco Silva. La llegada del técnico portugués ha despertado ilusión en el club de Yorkshire. Silva debutó hace dos semanas con un triunfo en la FA Cup ante el Swansea y, aunque entremedias perdió la ida de las semifinales de la Copa de la Liga frente al United, volvió a disfrutar de una victoria de su equipo en la pasada jornada de Premier ante el Bournemouth. Para este duelo ante el Chelsea, Silva optó por un planteamiento defensivo que funcionó relativamente bien, pues lograron aguantar casi todas las ofensivas líder, pero que finalmente no dio sus frutos. Con balón se está empezando a ver a un Hull diferente al del resto de la temporada. Ahora tratan de tener posesiones más pausadas en vez de buscar inmediatamente al nueve con envíos largos. De hecho, Silva se quejaba desde la banda cuando alguno de sus jugadores la perdía al precipitarse con un balón vertical por arriba.

Antes de marcar el primero, el Chelsea se pudo haber adelantado cuando Kanté casi remató un centro raso de Marcos Alonso. En una de las siguientes acciones, ya en el descuento del primer tiempo, el carrilero español hizo un cambio de orientación a la banda de Moses. El nigeriano desbordó y puso un centro que encontró a Diego Costa. El remate besó la red y Costa celebró su gol gesticulando con las manos, haciendo referencia a todo lo que se ha especulado sobre él y sobre su futuro en la última semana. Había tenido una primera parte un tanto frustrante, pero el Chelsea se iba ganando al descanso.

Diego Costa inauguró el marcador. Foto: Liam McAvoy/Focus Images Ltd.
Diego Costa inauguró el marcador. Foto: Liam McAvoy/Focus Images Ltd.

En el segundo tiempo, ya por delante en el marcador, el Chelsea estuvo más relajado. Los visitantes tuvieron más control del balón, pero no eran capaces de poner en problemas a su rival. Conte le pidió a sus jugadores que apretaran más al Hull porque estaban saliendo desde atrás con cierta facilidad. Eran tramos de inseguridad para el Chelsea y de esperanza para el Hull. Con una ventaja tan corta en el luminoso, el final no se planteaba tranquilo. Para alivio de Conte, su equipo consiguió hacer el 2-0 en el 81’ y se evitó así cualquier sorpresa. Un centro de falta lateral de Cesc Fàbregas (que había entrado al campo diez minutos antes junto con Willian en sustitución de Hazard y Pedro) fue rematado en el segundo palo por Gary Cahill. El partido terminó como había empezado: con la grada del Bridge cantándole a su entrenador. “Antonio, Antonio…”

Mención especial para la labor del defensor Harry Maguire ante el Chelsea. El futbolista del Hull de 23 años firmó un partido sensacional: se anticipaba con éxito, ganaba los balones divididos y acertaba con todas sus entradas. Maguire, además, acompañaba al equipo en ataque. Al principio del encuentro se adentró en el área rival y provocó un córner que después remató él mismo. Más adelante volvió a probar a Courtois con un potente disparo desde lejos.

Harry Maguire fue uno de los mejores del partido. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.
Harry Maguire fue uno de los mejores del partido. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

Tras esta victoria, el Chelsea permanece en lo más alto de la tabla a a ocho puntos del Arsenal, nueve del Tottenham, diez del Liverpool, doce del City y catorce del United. Sin competiciones europeas por delante, el equipo de Conte está en una situación ideal para hacerse con el título. Pero todavía queda casi toda la segunda vuelta por delante. La semana que viene recibirán al Brentford en la cuarta ronda de la FA Cup en lo que será un West London Derby. Después tendrán un encuentro de Premier League a priori exigente: visitarán al Liverpool en Anfield el próximo martes 31 de enero.

Por lo que respecta al Hull City, los Tigers cierran la jornada en penúltima posición a dos de los puestos de permanencia. Su inestabilidad tanto dentro como fuera del campo, su corta plantilla y, en general, su mala primera vuelta, hacían del Hull el principal candidato al descenso. La llegada de Silva, no obstante, parece ser un soplo de aire fresco. Como contaba el defensor Curtis Davies en el Premier League Show de la BBC, Silva es un técnico ambicioso que ha querido introducir cambios desde el primer minuto: “En vez de llegar y decir ‘no voy a tocar nada, voy a ver durante dos semanas qué pueden hacer’, él se atrevió a introducir sus ideas desde el principio. Por ejemplo, en el primer entrenamiento nos puso a todos en el campo y nos fue moviendo -literalmente, nos cogía del brazo- para decirnos dónde teníamos que colocarnos”. Antes de volver a jugar en la Premier ante el Manchester United en Old Trafford el día 31, el Hull tendrá que recibir al equipo de Mourinho el jueves en casa en la vuelta de las semis de la Copa de la Liga y también tendrán que regresar a Londres para enfrentarse al Fulham en la FA Cup el próximo domingo.

Foto de portada: Liam McAvoy/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Qué cambiazo el Hull City con Marcos Silva. Parecía un club (con toda la problemática que trae) destinado indudablemente a la Championship, y ahora quizás es el que veo “más salvable” de los de abajo. Me parece un gran acierto la incorporación del portugués. Los `tigers`merecieron quizás algo de premio puesto que hicieron un más que aceptable encuentro, y ya el otro día ganaron claramente al Bournemouth.
En cuanto al apartado individual, gran sorpresa la de Maguire, parecía todo un centrocampista con llegada pese a ser un defensor. Y cómo no, desear la pronta recuperación del mejor jugador del equipo, de Ryan Mason.

Deja un comentario

*