Willian lidera al Chelsea en su reencuentro con el triunfo

Chelsea players celebrate after Luka Milivojevic of Crystal Palace scores an own goal to make it 2-0 during the Premier League match at Stamford Bridge, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
10/03/2018

Con el partido en el Camp Nou a la vuelta de la esquina, el Chelsea necesitaba un triunfo para recuperar la confianza. Una confianza que se había dañado tras sendas derrotas ante los dos equipos de Manchester: primero un 2-1 ante el United y después un 1-0 frente al City. Esa última en casa del líder fue la más sonada; más que por el resultado, que no dejó de ser ajustado, por las pobres sensaciones transmitidas con un planteamiento demasiado conservador. También habían sido defensivos ante el Barça, pero fue diferente. Entonces combinaron su disciplina sin balón con unas respuestas en ataque que les acabaron poniendo por delante en el marcador. Solo una imprecisión en el tramo final les costó el empate, por lo que el miércoles estarán obligados a marcar por lo menos un tanto en Barcelona. Antes de la gran noche de Champions, pudieron resarcirse este sábado en liga venciendo a un Crystal Palace en puestos de descenso.

Chelsea 2 (Willian 25′, Kelly p.p. 32′)
Crystal Palace 1 (van Aanholt 90’)

Chelsea vs Palace - Football tactics and formations

Aunque era imposible ignorar la cita en Barcelona, el Chelsea no se podía permitir nada que no fuese ganar en esta jornada de Premier. Bien lo sabía Antonio Conte, que apenas reservó jugadores y presentó un once muy noble. En los últimos cinco partidos de liga solo habían ganado uno. La mala racha de resultados les había sacado de los puestos de Champions League, ocupados ahora por City, United, Liverpool y Spurs. Para no descolgarse debían ganar ante un rival sobre el papel asequible, y así hicieron. Dos goles en una buena primera parte les permitieron llevarse los tres puntos, aunque el Palace empañó el triunfo recortando distancias justo al final.

La celebración del primer tanto fue fruto de una internada de Willian. El brasileño comenzó a perfilarse desde la izquierda y acabó buscando portería. Su disparo raso fue ligeramente desviado y entró ajustado por el palo corto del guardameta de los Eagles, Wayne Hennessey. Más allá del gol, Willian firmó otra gran actuación que le reafirma como una de las dos únicas piezas que deberían ser irremplazables en el ataque de los Blues (la otra, por supuesto, es Eden Hazard). En el Chelsea esperan que el momento dulce de Willian se prolongue, pues ante el Barça volverá a necesitar su desequilibrio y su gol. Suyo fue el tanto en el encuentro de ida, y además le dio al palo en dos ocasiones. “Creo que Willian está jugando de una forma fantástica, pero quiero remarcar que no solo con balón; también está trabajando muy duro sin balón y está ayudando mucho al equipo. Está mostrando una gran madurez en este momento de su carrera. Le deseo de corazón que continue en este estado de forma”, dijo Conte cuando se le preguntó sobre el estado de gracia del brasileño.

Willian lleva 5 goles en los últimos 5 partidos, su mejor racha desde que está en el Chelsea. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.
Willian lleva 5 goles en los últimos 5 partidos, su mejor racha desde que está en el Chelsea. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

El segundo gol llegó apenas unos minutos después y fue la culminación de un contragolpe perfectamente ejecutado. El Palace fue incapaz de frenar una implacable salida del Chelsea. Los Blues llevaron el balón de izquierda a derecha y Zappacosta concluyó la ofensiva con un tiro que propició un gol en propia meta de Martin Kelly. A partir de ahí, los de Conte se conformaron con su ventaja y le acabaron cediendo más metros al Palace. Quizás ya estaban pensando en el miércoles, pero lo cierto es que el Chelsea de Conte nunca ha sido un equipo con la necesidad de controlar los encuentros desde la posesión, menos aun si van ganando. Aunque Olivier Giroud, delantero titular que después fue sustituido por Álvaro Morata, le daría al poste, el 3-0 nunca llegaría.

Fue el Palace quien tuvo la última palabra. Aunque esta llegó demasiado tarde. Tras una segunda parte en la que habían generado más peligro, arañaron un gol en el 90’. “Ojalá hubiésemos jugado todo el partido como la segunda parte. Creo que hubo una diferencia abismal entre nuestro nivel en el primer tiempo y en el segundo”, se lamentó Roy Hodgson en rueda de prensa. Su equipo lleva siete jornadas sin conocer la victoria. Tampoco ha sido sencillo su calendario reciente: después de haberse medido al Tottenham y al United, esta ha sido la tercera jornada consecutiva en la que al Palace se ha enfrentado a un equipo de la parte alta de la tabla. De estos tres partidos, todos derrotas ajustadas, los de Hodgson pueden sacar aspectos positivos, pero de nada les vale en la tabla. “Vais a bajar con el West Ham”, le cantaba Stamford Bridge al Palace. Con ocho jornadas por delante, la salvación a una distancia asequible y jugadores clave como Wilfried Zaha y Loftus-Cheek recuperándose de sus lesiones, los Eagles no pierden la esperanza.

Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*