Sin Costa pero con Pedro

Pedro of Chelsea celebrates his goal during the Premier League match at Stamford Bridge, London
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
26/12/2016

El Chelsea no para. El conjunto de Antonio Conte tampoco falló en el ‘Boxing Day’ y sumó ante el Bournemouth su 12ª victoria consecutiva en Premier League. Por primera vez esta temporada, los londinenses no podían contar con Diego Costa -sancionado- y su lugar no lo ocupó ningún delantero: Batshuayi se quedó en el banquillo y el ataque estuvo compuesto por tres menudos mediapuntas como Willian, Hazard y Pedro.

El belga, que está de dulce, ocupó la zona central y se movió con mayor libertad, pero el que marcó las diferencias fue Pedro Rodríguez arrancando desde la izquierda. El canario se encuentra pletórico a nivel de físico y confianza y juega con esa chispa y velocidad de sus mejores días, generando tanto en acciones combinativas como en conducciones de larga distancia. De hecho, abrió y cerró el marcador con dos goles muy distintos: encontrando el hueco en una baldosa ante una defensa muy cerrada y dirigiendo un contraataque con mucho espacio por delante.

Chelsea 3 (Pedro 24′, 94′, Hazard pen. 49′)
Bournemouth 0

Chelsea vs Bournemouth - Football tactics and formations

Aunque siempre que dispuso de la pelota trató de conservarla y de moverla con tranquilidad, el Bournemouth salió con la intención clara de retrasar el primer gol local y defendió juntando mucha gente por detrás de la pelota. Cuando la tenía el Chelsea, solo King y Wilshere permanecían ligeramente descolgados y liberados de labores defensivas, con el resto de sus compañeros formando dos líneas muy pobladas: tres centrales y cinco hombres en el centro del campo.

Sin Costa y con tres futbolistas de poca altura en ataque, el Chelsea corría el riesgo de embotellar al rival sin ninguna amenaza real en el área, pero Pedro demostró por qué pasó tantos años en el Barcelona y llegó a ser un futbolista diferencial: recibió en el borde del área, con varios rivales cerca y se sacó un zurdazo a la escuadra de Boruc que puso el 1-0.

Ya antes había dejado detalles, pero fue desde ese gol y hasta el descanso cuando Jack Wilshere nos recordó que iba para crack europeo antes de que las lesiones se cruzaran en su camino. Bajando a recibir desde la mediapunta a campo propio, el zurdo inglés hizo avanzar a un equipo que no tenía desborde en ningún sector del campo y generó varias llegadas que asustaron a Courtois.

Jack Wilshere firmó un buen partido. Foto: Focus Images Ltd.
Jack Wilshere firmó un buen partido. Foto: Focus Images Ltd.

Pero llegó el descanso y tras él apareció la sentencia. El capitán Francis metió la pata ante Hazard, cometió un penalti claro, y el diez belga lo ejecutó con su habitual tranquilidad para poner tierra de por medio. Con un repliegue tranquilo y que solo recibió la amenaza de un gran desmarque de Afobe detenido por Courtois, el Chelsea dedicó la segunda mitad a contraatacar.

Fue ahí donde creció la figura de Hazard como falso nueve, pues cada vez que recibía lo hacía con espacios y la sensación de que podía despedazar a cualquier defensor que se le pusiera por delante. Le faltó o le sobró el último toque en varias jugadas, hasta que emergió de nuevo Pedro para cerrar el partido en el descuento: robo y conducción desde campo propio, doble amago ante dos defensores y gol después de que su disparo tocara en Daniels.

A falta de que el Liverpool reciba este martes al Stoke City en Anfield, el Chelsea pasó el ‘Boxing Day’ sin Costa con otro triunfo y una actual ventaja de nueve puntos sobre su inmediato perseguidor.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*