Cinco apuntes en la despedida de la Premier

En su primer año en la Premier League, Romelu Lukaku jugó 8 partidos y 164 minutos. Se quedó con las ganas de estrenarse como goleador en la liga inglesa. Eso fue en las filas del Chelsea de André Villas-Boas y Roberto di Matteo, nada que ver con las oportunidades que ha recibido durante su cesión al West Bromwich, a donde viajó precisamente con ese propósito, el de hacer goles y tener los máximos minutos posibles. No ha sido titular indiscutible (15 veces ha entrado desde el banquillo), lo cual no le ha impedido alcanzar la notable cifra de 17 tantos en liga. Promedio de un gol cada 118 minutos. Y el privilegio de firmar un hat-trick en el último partido de la carrera de Sir Alex Ferguson. Aún no sabe si a partir de agosto estará en el Chelsea o de nuevo cedido en otro club. Ya ha manifestado que no le desagrada la idea de vestir la camiseta de un equipo que participe en competición europea (tipo Swansea).

Realizó la pretemporada el Chelsea con dos delanteros centro: el mencionado Lukaku y Fernando Torres. Uno fue cedido al West Brom y el otro tuvo a partir de enero la competencia de Demba Ba. Campaña llena de altibajos para el delantero español, con dos tramos especialmente buenos (la racha goleadora del mes de diciembre y las últimas semanas del curso). Sus 23 goles en partidos oficiales convierten esta en la segunda mejor campaña de su carrera en lo que a goles se refiere.

Lo ha vuelto a hacer. Arsène Wenger vuelve a clasificar al Arsenal para la Champions por 16ª vez consecutiva. Eso en el aspecto positivo. En el negativo, obviamente, que su equipo acumule ya ocho años sin ganar ningún título. Igualmente en el apartado negativo se encuentra el discreto fútbol que han practicado durante varios meses los gunners y la falta de calidad que evidenció por momentos la plantilla. Si en verano invierte en fichajes tanto dinero como se dice, se comenta, se rumorea, el Arsenal debe dar un salto de calidad. Tan necesario como que los tobillos de Jack Wilshere no sean de cristal.

5º en la Premier League, cuartofinalista de la Europa League, eliminado en 1/8 de final de la Capital One Cup y en 1/16 de la FA Cup. Los fríos resultados no hablan de un gran año del Tottenham, que se queda a las puertas del éxito, es decir, de la cuarta plaza de la liga inglesa. El debut de Villas-Boas en el banquillo de los spurs deja mejores sensaciones que resultados. Alcanzar los 72 puntos habitualmente sirve para acceder a la Champions. No ha sido el caso esta vez. La forma de invertir el dinero de un hipotético traspaso de Gareth Bale jugará un papel vital en el futuro a corto plazo de la entidad.

Dos asuntos preocupantes para la Premier League: el primero, muy conocido, los pobres resultados del fútbol inglés en la Champions League; el segundo, el bajo nivel de la clase media. Meritoria octava posición del West Bromwich, sí, notable curso del Swansea, también. Pero cuesta encontrar resquicios de calidad, salvando quizás al Southampton, en el resto de la clase media de la Premier. Ha de mejorar el nivel de la liga inglesa a partir del séptimo y octavo puesto.

Related posts

2 comments

Recuerdo a principios de temporada en MI, una apuesta entre Sergio y Axel acerca de Lukaku.
Santomé decía que no superaría los 15 goles con el WBA esta temporada; Torres lo contrario.

Puede sonar el mensaje un poco odioso para Sergio, pero lo escribo porque opinaba como Axel. Siento “haber ganado” también de alguna manera dicha apuesta, pues me recuerdo hablando con la radio, justificando mi postura.

Saludos.

PD: Gran web.

Deja un comentario

*