El City se escapa

Sergio Agüero of Manchester City battles the rain at the Premier League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Paul Keevil/Focus Images Ltd 07825151989
21/10/2017

El Manchester City de Pep Guardiola empieza a sostener un incontenible ritmo de puntuación que en su momento mantuvieron su FC Barcelona y su Bayern de Múnich. En esta ocasión, como quizá también en las otras, cuesta comprar el argumento de que se debe a que el nivel medio de la competición es pobre, pues quizá estemos ante la Premier League más deslumbrante en el último lustro, con cinco equipos ingleses dominando sus grupos en Copa de Europa. Este City vuela, y lo hace, entre otras cosas, porque se maneja con lucidez en todas las fases del juego. Su hilo conductor es el orden a través de los pases, como no podía ser de otra manera, pero este equipo tiene armas para enfrentarse al típico repliegue en una cold-rainy-night en Stoke y también para salir victorioso de encuentros abiertos al más puro estilo Premier League como el de ayer ante el Arsenal.

Manchester City 3 (De Bruyne 19′, Agüero 50′, Gabriel Jesus 74′)
Arsenal 1 (Lacazette 65′)

Arsenal vs Manchester City - 5th November 2017 - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

En el primer plato del apetitoso menú que ofrecía el Super Sunday en Inglaterra, el conjunto citizen se encontró a un agresivo rival que fue a morderle a la salida de balón. Wenger no quería que el City se sintiera cómodo en la circulación y ordenó a sus pupilos que acudieran a presionar con vehemencia a la primera línea celeste. El cuadro de Guardiola encontró dificultades para progresar, pero no perdió la paciencia, no cometió pérdidas peligrosas y tampoco abandonó en ningún momento la voluntad de una construcción raseada de las jugadas. Tenía sus ideas claras.

Lo que sí hizo es contraatacar. Y de qué manera. El Arsenal se exponía con su voluntad de jugar en el campo del City y el cuadro citizen lo castigó saliendo como auténticos aviones cada vez que recuperaban el balón. Un genial David Silva se encargaba de lanzarlos y Leroy Sané, Agüero y Sterling de desplegarse en estampida hacia la portería de Petr Cech. Le dijo Guardiola a Lineker que la gran diferencia respecto al Manchester City del año pasado es que ahora transmitían una mayor sensación de peligro y eso se pudo sentir ayer en el Etihad. Cada vez que el conjunto local robaba, en pocos segundos y en menos toques, la pelota estaba en el área rival.

El City se desplegaba con mucho peligro a la contra. Foto: Focus Images Ltd
El City se desplegaba con mucho peligro a la contra. Foto: Focus Images Ltd

Kevin De Bruyne, el hombre de la Premier League hasta el momento, adelantó al conjunto local con un ajustado disparo, y, a partir de ese momento, el Manchester City administró el encuentro con suma inteligencia. Presionó la salida rival de forma muy disciplinada para dificultar una reacción gunner, circuló la pelota con paciencia tratando de prolongar sus ataques y no cesó en su feroz forma de transitar. El control del partido era completamente celeste.

Al comienzo del segundo periodo, Fernandinho encontró con un preciso balón al espacio a ese incesante cuchillo que fue Sterling por la banda derecha y Monreal, en su intento de frenarle, cometió un penalti que Agüero transformaría. Wenger se vio obligado a reaccionar: quitó a Coquelin, ayer central, para meter a Lacazette y, pese a que el City hizo lo posible por templar el encuentro, el Arsenal, liderado por la energía de Ramsey, consiguió recortar distancias.

Tras el tanto, el conjunto de Arsene Wenger se fue con todo a por el empate. Tanto es así que se descompuso tácticamente y la mayoría de sus atacantes dejaron de tener retorno defensivo. El Manchester City no se dejó arrollar por las dinámicas a las que a veces te induce la Premier League y reaccionó con lucidez. Empezó a tejer circulaciones largas, buscando castigar el ímpetu con el que su rival trataba de recuperar la pelota. Y, efectivamente, así fue como el Manchester City lograría sentenciar el partido, aprovechando un flagrante error defensivo londinense en la marca a Silva, que se la puso a Gabriel Jesus para que la remachara a placer. Game over. El conjunto de Pep Guardiola se marcha al parón de selecciones con 8 puntos de distancia sobre el segundo clasificado.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

En realidad nada nuevo bajo el sol, la confirmación de que El city es una maravilla de equipo y el Arsenal el esperpento de todas las temporadas, sintiéndolo mucho por Wenger pero es hora de que se vaya y que entre alguien con nuevas ideas.

Es bastante notorio el salto de calidad que han dado los citizens en la presente temporada, pues ya no son los resultados, son las sensaciones. El comienzo liguero de la pasada temporada de los de Guardiola fue también muy bueno en cuanto a resultados, pero es que en la actual, se están mostrando como el mejor equipo de Europa en la actualidad. No sería descabellado pensar que pueden sentenciar pronto la competición liguera, así como tampoco, lograr la tan ansiada Champions League.

Y sobre el Arsenal, a nivel defensivo como casi siempre, penalizan mucho los errores tras pérdida. Y qué pena que los gunners no muestren el fútbol que por ejemplo desplegaron contra el Everton en Goodison Park. Qué delicia ver el tridente Alexis – Özil – Lacazette en forma.

Deja un comentario

*