Claudio se protege y Pellegrini libera a Raheem

Sergio Aguero of Manchester City (centre) competing with Wes Morgan of Leicester City (left) during the Barclays Premier League match at the King Power Stadium, Leicester
Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264
29/12/2015

Modificó Claudio Ranieri anoche la estructura táctica y las piezas que tan buen resultado habían proporcionado al Leicester City en semanas anteriores. Irrumpió el mediocampista suizo Gokhan Inler en la medular para hacer compañía a Danny Drinkwater y a N’Golo Kanté. Esa respuesta táctica liberó al francés Kanté, uno de los principales responsables de la excepcional campaña de su equipo: el galo actuó como interior izquierdo y, a su habitual desempeño defensivo, pudo añadir un mayor recorrido. Kanté, que ejerció de box-to-box, mantuvo su contribución defensiva y esta vez también tuvo más libertad para enlazar con Albrighton, Vardy y Mahrez.

No fue extraño que Ranieri añadiese un elemento más a su mediocampo, ya que el objetivo consistía en protegerse ante un conjunto que ataca con Sergio Agüero, Raheem Sterling, Kevin De Bruyne, David Silva, Fernandinho o Yaya Touré. El Leicester entendió como prioritario que los centrocampistas y delanteros rivales no tuviesen superioridad en 3/4 de campo.

Fue una noche de luces y sombras para ese elenco de atacantes. Algunos destacaron (Sterling), otros tuvieron altibajos (De Bruyne) y alguno se marchó disgustado en la segunda parte (Agüero). El Man City transmitió buenas sensaciones, dominó y dispuso de ocasiones durante los 40 minutos iniciales. En este tipo de citas, el éxito de los skyblues parece residir en su manera desordenada de atacar: De Bruyne, Silva, Sterling, Touré y cía no siempre parecen seguir un patrón cuando el equipo maneja la pelota. Se desplazan por el campo de manera aparentemente aleatoria, confiando en que sus inmensos recursos técnicos y físicos tracen la combinación de pases y movimientos que permita llegar a la portería rival. Según avanzan metros, crean jugadas de maneras espontánea o individual, a veces sin orden ni concierto. Cuando eso les sale bien, son capaces de arrollar al rival y vencer por aplastamiento.

Raheem Sterling of Manchester City during the Barclays Premier League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 29/12/2015
Raheem Sterling se mostró muy participativo / Foto: Focus Images Ltd

Si la decisión más significativa de Ranieri fue la de reforzar el mediocampo con Inler, la apuesta de Pellegrini para esta cita fue dar mayor libertad a Raheem Sterling, que no vivió anclado a un costado sino con la libertad de un segundo punta. El futbolista inglés se movió por dentro, cerca del Kun, tratando de hacer daño a la espalda de los centrales Morgan y Huth. A Sterling solo le faltó culminar con gol alguna de sus intervenciones para que su partido mereciese el sobresaliente, nota a la que nunca aspiró en el King Power Stadium un delantero de la talla de Agüero. El argentino, que participó poco y fue sustituido en torno al minuto 60, no parece estar al cien por cien físicamente.

Prescindió inicialmente de un delantero Ranieri y tanto el desarrollo del encuentro como el marcador (0-0) respaldan la decisión tomada por el técnico italiano: se quiso proteger y en cierto modo lo consiguió. El Leicester cierra la primera vuelta con un resultado que no le disgusta. No perdieron frente al todopoderoso Man City y han cerrado 2015 con 11 puntos de 18 posibles ante el Manchester United, el Swansea, el Chelsea, el Everton, el Liverpool y el Manchester City. Nada mal.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*