¿Cómo fue la primera experiencia de Paulinho en Europa?

foto(18)

Paulinho fue uno de los mejores jugadores de la Copa Confederaciones del pasado verano, en la que Brasil alzó el título tras imponerse a España en la final por 3-0. Unos días más tarde, el centrocampista brasileño fichó por el Tottenham, lo que supuso un gran salto en su carrera. No obstante, ésta no es la primera vez que Paulinho cruza el Atlántico para jugar en el fútbol europeo, ya que estuvo un par de temporadas en el FC Vilnius y unos meses en el LKS Lodz polaco. Aprovechamos los días en Lituania, donde se disputó el último Europeo sub-19, para indagar sobre la etapa de Paulinho en la capital de la más sureña de las repúblicas bálticas.

Algimantas Breikstas, el hombre que trajo a Paulinho a Europa

MI tuvo la fortuna de hablar con Algimantas Breikstas, presidente del desaparecido FC Vilnius. A través de Breikstas descubrimos también los entresijos del fútbol lituano, que está pasando por un mal momento pero que en 2007 gozaba de una salud bastante buena. Comentamos la trayectoria del FC Vilnius en la élite, cómo empezó y por qué desapareció en 2008. Sin embargo, la entrevista giró alrededor de Paulinho. Su adaptación a un país y una cultura tan distinta a la brasileña, las virtudes que se le intuían con tan solo 18 años, la relación con sus antiguos compañeros, su paso por Polonia y su regreso a Brasil.

Algimantas Breikstas
Algimantas Breikstas

¿Por qué creaste el FC Vilnius a inicios de los años 2000?

Mi relación con el fútbol empezó en Marijampole, cuando mi hijo tenía 7 años y empezó a jugar a fútbol bajo las órdenes de Antanas Vingilys, el actual entrenador de la selección lituana sub-19. Entonces ayudaba a Antanas Vingilys a entrenar a jóvenes futbolistas en Marijampole. Después de tres o cuatros años organizamos mejor el FK Süduva, que no jugaba en una liga profesional. Empezamos en segunda división y después subimos a Primera.

Más tarde vendí mi negocio en Marijampole, llegué a Vilnius y, de nuevo, volví a ayudar a los técnicos a entrenar a futbolistas jóvenes. Entonces me llamó un gran hombre de negocios de Vilnius por si podía ayudarle con el Sviesa, que era el nombre del club en ese momento. Había sido el primer clasificado en segunda división, había logrado ascender a primera, y me pidió ayuda. Le cambiamos el nombre del club a FC Vilnius y adoptamos los colores de la ciudad (rojo), porque quizás los fans se sentirían más identificados con el club y las instituciones nos apoyarían.

Entonces este hombre de negocios tenía el dinero y el club y te llamó porque tenías experiencia en el mundo del fútbol

Exacto. Sabían que el Süduva tenía la mejor estructura del fútbol lituano.

¿Era difícil atraer a la gente en Vilnius con la presencia de otros clubes?

Estábamos el Zalgiris, el Vietra y el Vilnius, que éramos nosotros. Tres equipos en Primera División en 2007, el mejor año de fútbol en Lituania. Entonces el Vietra tenía un socio ruso que invirtió bastante en el equipo, nosotros fichamos a varios futbolistas brasileños y Zalgiris tenía ambición de ganar títulos y también trajo a varios jugadores de nivel. Incluso el Ekranas y el Süduva montaron equipos fuertes. Éramos 6 equipos bastante buenos.

¿Por qué el fútbol lituano fue a menos a partir de entonces?

Me marché en 2007, el Vietra y el Kaunas frenaron su inversión, dos o tres futbolistas se marcharon…

¿Cuál era el equipo más popular de Vilnius, de los tres de la ciudad?

El Zalgiris, porque tenía historia y un gran nombre en el fútbol lituano. El Vietra era un proyecto bastante nuevo, algo similar a nosotros.

Eras el presidente del equipo, pero también eras quien fichaba.

Sí, porque tras dos años trabajando con mi socio en el FC Vilnius me quedé solo en la dirección del club. Quería saber dónde metía el dinero en cada momento.

Y trajiste a Paulinho a Lituania. ¿Dónde lo viste jugar?

Veía fútbol de categorías inferiores y teníamos a muchos futbolistas jóvenes, pero no del nivel suficiente para jugar en Primera. Entonces pensé que tenía que fichar a futbolistas de la República Checa, que entonces tenía una muy buena selección. Me peleé con clubes y agentes y me di cuenta que eran demasiado caros para nosotros. Después pensé en ir a Brasil para traer a futbolistas jóvenes.

Vi a Paulinho por primera vez en una Copa Sao Paolo sub-19, en un equipo llamado Juventus pero que en realidad era Audax, de un magnate brasileño. Vi dos partidos de este equipo y primero fiché a tres jugadores. Uno de ellos era Rodnei, que ahora juega en Red Bull Salzburg. De inicio eso nos bastaba, pero cuando empezaron a jugar en 2006 nos dimos cuenta de que el fútbol de los rivales era muy físico y que estos futbolistas tenían problemas. Entonces fui a buscar a varios centrocampistas fuertes: Paulinho, Erasmus y Anderson. Ya los había visto unos meses antes, pero tampoco podíamos traer a todos los brasileños por la legislación de la liga.

Paulinho pasó de empezar jugando en Lituania a hacerlo en Maracaná durante la Confederaciones (Foto: Diego Souza)
Paulinho jugó en Lituania en 2007. En 2013, lo hizo en Maracaná durante la Copa Confederaciones (Foto: Diego Souza)

¿Fue caro fichar a Paulinho en ese momento?

Pagué por cada jugador de Audax 150.000 € por el 50% de sus derechos. No recuerdo el precio exacto de Paulinho, quizás 80.000 € o 100.000 €, no más, que incluían el 15% de un futuro traspaso de Paulinho. Aunque esta parte del contrato no seguía en vigor cuando Paulinho se marchó al Tottenham.

¿Qué recuerdos tienes de la llegada de Paulinho a Lituania? ¿Se adaptó bien?

Sí, se adaptó bien porque vivíamos con él. Vivía conmigo en casa, hablábamos cada día. La cultura era distinta, pero no hubo problemas en ese aspecto. Rodnei y Paulinho iban a clases de inglés y mi hija hacía de traductora, porque ella hablaba inglés y portugués. Más tarde contratamos a un traductor especializado, por lo que la lengua tampoco fue un problema. Finalmente Paulinho acabó hablando algunas palabras de lituano.

¿Cómo jugó Paulinho en Lituania?

Participó en dos temporadas. Ayudó a terminar la temporada de 2006, porque cuando vino sólo tenía 17 años y la Federación Lituana de Fútbol no nos dejaba alinearlo hasta que cumpliera los 18, que fue el 25 junio. Estuvo dos meses sólo entrenando mientras esperábamos que cumpliera los 18. Dos días después de su aniversario ya empezó a jugar. Lo hizo en el centro del campo, en la misma posición en la que juega ahora.

¿Rindió a un buen nivel?

Para lo que es Lituania, en mi opinión, jugó muy bien.

¿Cómo terminó la temporada el equipo?

Acabamos novenos. Pero en Lituania no importa si tienes un buen o un mal equipo, son los árbitros quienes deciden las posiciones finales en  la liga. Quizás el Barcelona acabaría quinto en Lituania. Podrías tener a Messi, pero llegaría un partido contra un equipo duro y lo lesionarían para 6 meses. Pero teníamos un muy buen equipo ese año.

Paulinho también jugó en 2007.

Empezamos la siguiente temporada con los mismos jugadores y a la mitad de la temporada éramos líderes, aunque los árbitros no nos favorecieron. Pero, por razones que no quiero explicar porque es una historia muy larga, a media temporada decidí dejar el fútbol. Básicamente fueron problemas con la Federación Lituana de Fútbol y con los árbitros. Era una gran inversión y sólo venían 200 o 300 personas a vernos.

¿En qué estadio jugabais?

Nuestros partidos se disputaban en el estadio del Zalgiris. El Vietra, en cambio, tenía su propio campo. Entonces le propuse a Paulinho ir a jugar al Lodz de Polonia y Rodnei fue al Jagiellonia Bialystok, del mismo país. Tres meses después se marchó al Hertha Berlín y acabó jugando en el Kaiserslautern durante 3 temporadas.

¿Por qué le recomendaste a Paulinho irse a Polonia?

Conocía a varias personas en Polonia, en el Lodz y Jagiellonia. Le dije al jugador que si no iba él cogerían a otro.

¿Cómo le fue a Paulinho en Polonia? ¿Hablabas con él a menudo?

Tuvo problemas porque el el entrenador polaco era algo nacionalista, no le gustaban los brasileños y sólo ponía a los jugadores polacos. Fui a hablar con el entrenador, porque eso era malo para su equipo porque Paulinho era muy bueno. Después de dos o tres encuentros con él, Paulinho empezó a jugar. Pero lo hizo de lateral zurdo. Aunque eso era algo mejor que sentarse en el banquillo. Terminó la temporada 2007 y empezó la 2008. Perdimos algo el contacto, pero después de unos pocos meses regresó a Brasil.

Entonces volvió a Brasil porque no estaba contento con su situación y jugaba fuera de su posición. ¿Sacó algún beneficio de su venta, el Lodz?

No, sólo un pago simbólico. Muy poco dinero.

¿Qué deben pensar ahora en el LKS Lodz?

Eso se lo tendrás que preguntar a ellos. En cualquier caso, ni entonces ni ahora la liga polaca no tenía el nivel suficiente para Paulinho jugando al máximo. Fueron varios meses para reflexionar. Nosotros teníamos un sistema de entrenamiento muy duro, pero Paulinho registraba los mejores parámetros físicos. Muy pocos futbolistas los alcanzaban. Más tarde, hace dos años, me dijo que nuestros entrenamientos eran más duros que los de Corinthians.

¿Esperabas que Paulinho podría llegar tan alto?

No creía que podría llegar a la selección. Sabía que era un buen jugador, como los demás brasileños de nuestro equipo, aunque tampoco estoy excesivamente sorprendido porque físicamente ya era un portento. Entre los 10 mejores centrocampistas brasileños, Paulinho es el mejor en lo físico, lo cual es muy importante.

Algirdas Breikstas
Algirdas Breikstas

Algirdas Breikstas, el hijo de Algimantas, coincidió con Paulinho en los entrenamientos del FC Vilnius, aunque entonces Algiridas no jugaba con el primer equipo del club de la capital lituana. Nos lo describía así:

Trabajaba muchísimo, no simulaba, corría y corría. Tenía buena relación con sus compañeros. Aunque muchas veces estaba con su novia, ahora su mujer, que vino con él desde Brasil porque tuvieron un hijo con 17 años.

 

“Después de jugar en Polonia, Paulinho se planteó dejar el fútbol”

Para ampliar nuestra visión sobre la etapa de Paulinho en Lituania también hablamos con el periodista local Nerijus Kesminas, que recuerda muy bien los meses en los que el centrocampista brasileño jugó en Vilnius.

Era un chico muy tímido. Era un futbolista muy trabajador sobre el campo y también en las sesiones de entrenamiento. Una vez entrevisté a los brasileños del FC Vilnius, que eran ocho o nueve aunque sólo podían alinear a cinco al mismo tiempo, porque vivían seis de ellos en un mismo piso, juntos. Recuerdo que, cuando los visité, Rodnei hablaba mucho, pero no Paulinho. En cualquier caso, sus compañeros no lo veían como una futura estrella. Comentaban que trabajaba muchísimo, pero nadie habría creído que acabaría siendo la estrella que es ahora.

Rodnei jugó más tarde en el Hertha, Kaiserslautern y ahora está en el Red Bull Salzburg y uno de los delanteros pasó por la liga rumana. Paulinho era uno de los “demás”, no era uno de los mejores. No parecía el mejor.

Nos sorprendió muchísimo ver que estaba en Corinthians y que era uno de los mejores futbolistas de su equipo. Pensamos: “¿qué hace Pauliho allí?” Breikstas se convirtió en uno de los propietarios del LKS Lodz y se llevó a varios futbolistas del FC Vilnius. Paulinho jugó una temporada allí y regresó a Brasil. Después de jugar en Polonia, Paulinho se planteó dejar el fútbol, pero su mujer fue clave para que no se retirara.

¿Cuándo volviste a saber algo de Paulinho después de que abandonara el fútbol lituano?

Un compañero me dijo que vio un partido de Corinthians y me comentó: “Mira, Paulinho está aquí”. Tuve que volver a buscar cuál era su cara, porque no lo reconocía. Entonces decidimos seguir su carrera de nuevo.

¿Recordabas a Paulinho?

Los periodistas que trabajaban entonces cubriendo al FC Vilnius sí, pero no creo que los aficionados se acordaran de él. Comenté en la televisión lituana el debut de Brasil en al Copa Confederaciones, contra Japón, y conté que Paulinho había jugado en Lituania. Al día siguiente muchas personas me preguntaron si eso era verdad, si ese chico había jugado en Lituania. Puede que no recuerde a futbolistas que jugaron aquí durante unos pocos meses, pero Paulinho estuvo en Lituania durante dos años.

Nerijus Kesminas
Nerijus Kesminas

Además, Kesminas nos explicó varias cosas que desconocíamos sobre Algimantas Breikstas, el hombre que trajo a Paulinho a Europa, y amplió nuestra visión sobre el proyecto del FC Vilnius, lo cual nos sirvió para comprender mejor dónde estuvo jugando Paulinho.

¿Qué tipo de club era el FC Vilnius?

Era un equipo que se llamaba Sviesa y al que, una vez cayó en bancarrota, llegó Algimantas Breikstas. Jugaron en Primera durante dos temporadas. Lideraron la clasificación durante bastante tiempo en una liga con muy buenos equipos, como el Vietra, el Kaunas, Ekranas, Zalgiris, Süduva… Había seis equipos de nivel. Pero más tarde se quedaron sin dinero y decidieron jugar un partido amistoso en Austria en lugar de un encuentro de liga porque necesitaban de manera urgente el dinero. Pidieron permiso, la Federación se lo denegó y perdieron el partido de liga. A partir de entonces la situación fue a peor. Algunas personas abandonaron el club y varios canteranos empezaron a jugar. Ahora algunos han llegado a la selección, pero entonces eran muy jóvenes, apenas tenían 17 o 18 años. El equipo acabó séptimo, lo cual era suficiente para mantenerse en la categoría, pero no obtuvo la licencia para seguir compitiendo en Primera. En cualquier caso, tampoco creo que hubiese ningún complot arbitral para perjudicar al FC Vilnius, como os comentó Breikstas. Aunque nunca tuvo buena relación con la Federación Lituana de Fútbol.

¿Es Algimantas Breikstas un personaje controvertido en Lituania?

Breikstas es un hombre controvertido en el fútbol lituano. Siempre estaba en los titulares. Una vez, cuando estaba en el FK Süduva, eliminaron al Brann Bergen y después se cruzaron en la UEFA con el Celtic de Glasgow. “¿Qué equipo es el Celtic? ¿Qué delantero es Henrik Larsson?”, comentó, desafiante, a la prensa escocesa. Y el Celtic les ganó en Escocia por 8-1, con tres goles de Larsson.

Related posts

Deja un comentario

*