Ideas sobre el Liverpool-Man Utd

8260770554_e6e5f316d8_o

Sturridge, en forma
Tres goles suyos han dado nueve puntos y el liderato al Liverpool. Tres goles distintos: de cabeza contra el Manchester United, de disparo desde fuera del área contra el Stoke y en una habilidosa jugada individual contra el Aston Villa. Contra los de Moyes, Sturridge entendió fenomenal la segunda parte, aguantó todos los balones en campo contrario y no cometió ninguna pérdida de gravedad mientras sus compañeros salían de su campo. Los únicos interrogante son que pasa muy poco tiempo en el área… y que todavía no está Luis Suárez.

Un Liverpool muy sólido
La mejora defensiva del equipo de Rodgers se demuestra de forma muy sencilla si miramos la estadística: tres partidos, cero goles encajados. Pero más allá del dato, la realidad es que, salvo la segunda mitad contra el Aston Villa y el final del encuentro contra el Manchester United, el Liverpool no ha estado sometido a su rival. Lo más destacable: han minimizado las ocasiones del oponente. Agger y Kolo Touré estuvieron brillantes en los dos primeros partidos y Skrtel, a pesar de llevar mucho tiempo sin jugar, no ha tenido errores cuando ha tenido que entrar. Por si fuera poco llegan Sakho e Ilori, dos defensas más, que se unen a Cissokho (ahora lesionado) para terminar de apuntalar la zaga del Liverpool.

Poco fondo de armario
El banquillo del Liverpool lo conformaban Flanagan, Kelly, Wisdom, Ibe, Sterling, Luis Alberto: dos de ellos con menos de dos partidos en la Premier League y todos menores de 22 años menos Kelly, que acaba de salir de una lesión. Cuando el partido exigía un cambio, la única alternativa posible era Sterling, que sustituyó a Aspas y mandó a Coutinho a la mediapunta. Es por eso que los nuevos fichajes son necesarios, sobre todo el de Moses, que estará una temporada cedido, y el regreso de Luis Suárez. De este modo habrá más alternativas.

Moyes sigue buscando
El problema en sí no está en la pareja titular, Cleverley-Carrick, porque ya demostraron durante toda la pasada temporada que pueden rendir de forma fabulosa cuando están juntos, sino de competencia: ahora mismo juegan ellos porque no hay más. El único cambio que tenían en Anfield para ocupar ese puesto era Anderson. Falta un día para que cierre el mercado de fichajes y, hasta la fecha, Thiago, Cesc y Ander parece que le han dado largas a Moyes. Quien sí tiene pinta de que va a llegar es Fellaini, aunque quizás no es el único.

Van Persie lo es casi todo
El año pasado, el holandés le marcó a Manchester City (1), Chelsea (1), Arsenal (2), Tottenham (1) y Liverpool (2), es decir, todos los rivales directos. En este curso lleva ya 4 goles si contamos la Community Shield, pero ni está tan entonado como hace varios meses ni ha marcado contra los equipos que van a estar arriba al final de curso (ya ha jugado contra Chelsea y Liverpool y ni él ni su equipo han visto portería). Una vez parece claro que Rooney se queda, a Van Persie le seguirá tocando asegurar cada fin de semana los puntos de su equipo en la Premier League y los nuestros en la Fantasy. Faltaría más.

Foto de portada: Alex Jilitsky.

Related posts

Deja un comentario

*