Cosas de Premier, J17, sábado

Januzaj Manchester United Focus

Manchester United 3-1 West Ham, por Carlos Rosende

Victoria cómoda del Manchester United de David Moyes antes un West Ham endeble que no logró poner en apuros a David De Gea hasta el 80′. El centro del campo visitante, formado por Taylor, Noble y Morrison en posiciones interiores, no supo o no pudo detener a Wayne Rooney, otra vez el organizador del juego de los red devils desde la mediapunta. Las asociaciones de Rooney con Welbeck y Januzaj, las incorporaciones al ataque tanto de Jones como de Cleverley y las llegadas a línea de fondo de Rafael fueron las tres principales fuentes de ventaja de un equipo, el de Moyes, que consigue volver a encadenar dos victorias consecutivas en Premier (no lo hacía desde las dos primeras semanas del mes de noviembre).

Existía cierta expectación por comprobar qué podía ofrecer Ravel Morrison en la vuelta a la que fue su casa en una semana en la que los de Sam Allardyce dieron la campanada al derrotar al Tottenham Hotspur en la Capital One Cup, sobreponiéndose al 1-0 local en los últimos diez minutos de encuentro. Pero el West Ham defraudó. Maiga apenas inquietó a la pareja EvansSmalling, Jarvis pasó más tiempo persiguiendo a Rafael que poniendo en apuros al lateral brasileño y Diamé, escorado en la banda derecha, no tuvo peso en el juego de los hammers.

Januzaj Manchester United FocusJanuzaj demostró su clase con un gran gol (Foto: Focus Images Ltd)

Una buena pared con Rooney en el balcón del área le permitió a Welbeck (3 goles en las 2 últimas jornadas) abrir el marcador antes de llegar a la media hora de partido. El punta inglés, muy participativo, asistió pocos minutos después a Januzaj, que con un quiebro de gran categoría sentó a Collins y definió con su pierna derecha lejos del alcance de Adrián (titular por primera vez en la competición doméstica). Ashley Young, con un gran remate a la escuadra a pase de Wayne, hizo el 3-0 en medio del carrusel de cambios por parte de los dos equipos y Carlton Cole el del honor cuando el partido languidecía. El Manchester United suma 28 puntos y se sitúa momentáneamente en la séptima posición; el West Ham sigue en caída libre (17º con 14 puntos).

Fulham 2-4 Manchester City, por Álvaro de Grado

A falta de menos de media hora para el final del partido parecía que el Manchester City se volvía a disparar en el pie jugando a domicilio. Tenía todo a su favor tras un contundente primer tiempo y un 0-2 a favor, pero un gol en propia puerta de Kompany -difícil de ejecutar, de vaselina a Hart y sin mirar a la portería- puso el 2-2. El Fulham estaba apretando más que en ningún momento del partido, después de que Yaya Touré, con una falta directa perfecta, y Kompany, esta vez en la portería adecuada, pusieran por delante a los citizens: Taarabt se mostraba en cada jugada de ataque -jugó de falso nueve tras la ausencia de Berbatov- aprovechando que en el lateral derecho de los visitantes tuvo que jugar Clichy por las bajas.

Manchester City Navas Negredo FocusNegredo y Navas, protagonistas en la victoria del City (Foto: Focus Images Ltd)

Pellegrini salió con Negredo y Dzeko en punta, pero el bosnio no tuvo su tarde: quiso rematar todo lo que le venía, buscando su gol que le diese confianza ante la lesión del Kun Agüero. En cambio, el español encontró su momento en los últimos minutos del partido. Primero ganó la posición, se la cedió a Silva y éste se la puso al hueco a Navas para que hiciese el 2-3; después, un magistral pase con el exterior terminó en el 2-4 de Milner, sentenciando el partido. El City ya ha mejorado su gran defecto, los partidos a domicilio: 7 puntos de los últimos 9 antes de recibir al equipo más en forma del campeonato, el Liverpool de Luis Suárez.

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*