Cosas de Premier

Villas Boas Focus

Sunderland 1-2 Tottenham Hotspur, por Carlos Rosende

El Tottenham se presentó en el Stadium of Light con la defensa en cuadro (bajas de Vertonghen y Chiriches). Villas-Boas recompuso la zaga dando entrada de inicio a Naughton en el lateral izquierdo y a Capoue de central, posición no desconocida por el francés, que ya había disputado minutos en el eje de la retaguardia con el Toulouse. Defoe fue el 9, con Holtby por detrás. Por parte de los locales, Poyet apostó por la dupla FletcherAltidore y ambos le causaron problemas a Lloris desde el primer minuto. En una primera parte sin una gran cantidad de ocasiones -abundaron las contras pero no se concretaron en disparos a puerta-, el portero francés no pudo atajar un centro lateral bastante cómodo y el balón le quedó en los pies a Adam Johnson, que no desperdició la ocasión para poner a su equipo, colista, por delante. Los Spurs no tuvieron capacidad de reacción; sin embargo, un error de la defensa de los Black Cats, muy lenta a la hora de despejar dentro de su propia área pequeña, le permitió a Paulinho nivelar el marcador poco antes del descanso.

Crystal Palace v Tottenham Hotspur Barclays Premier League

Paulinho anotó el primer gol del encuentro. (Foto: Focus Images Ltd)

Al Sunderland le faltó continuidad en el juego y quizá, por qué no decirlo, una pizca de suerte: una buena jugada de Dembélé en el inicio de los segundos cuarenta y cinco minutos finalizó con O’Shea desviando el centro del belga hacia su propia portería. Es el 5º gol que los futbolistas del conjunto que dirige Poyet le meten a Mannone, su portero. A partir del gol, los Spurs crecieron en el partido y el Sunderland se vino abajo. Se sucedieron las ocasiones para los visitantes, si bien ni Defoe ni Holtby ni Paulinho consiguieron materializarlas. Acabaron sufriendo pero consiguieron los tres puntos. El Tottenham aprovecha los pinchazos de Chelsea y Manchester City y se sitúa a las puertas de la zona noble; el Sunderland sigue último con solo 8 puntos.

Stoke 3-2 Chelsea, por Sergio Santomé

El Chelsea ha encajado 6 goles en los últimos días. Y lo ha hecho ante dos rivales que ni son gigantes de la Premier League ni son equipos muy dotados ofensivamente. Preocupante para el conjunto blue es haber recibido cuatro tantos consecutivos a balón parado -los tres en Sunderland y el primero en Stoke-. Al final, Oussama Assaidi le hizo un favor al Liverpool. El marroquí, cedido por la entidad de Anfield, firmó un golazo con un soberbio golpeo de balón con el pie derecho desde fuera del área. Dio los tres puntos al Stoke. “Deberíamos estar ganando 3-0 o 4-0 en el minuto 30. Tienes que ‘matar’ el partido y no lo hicimos”, explicó Jose Mourinho en la rueda de prensa posterior.

Chelsea Mata Focus

Sin Oscar, Mata volvió a entrar en el once de Mourinho. (Foto: Focus Images Ltd)

El Chelsea encajó únicamente 15 goles en la Premier League 2004/05, una cifra que era consecuencia de una solidez defensiva que ahora mismo está lejos de poseer el conjunto londinense. Mou tiene trabajo.

Liverpool 4-1 West Ham, por Álvaro de Grado

Existía la sensación de que Luis Suárez podía estar marcando goles hasta el próximo verano y así el Liverpool no tendría que preocuparse por nada… y sigue existiendo. Dos cayeron esta tarde, uno de rebote, ambos cuando el partido se había puesto peligroso. Ante la lesión de Sturridge, Rodgers ha decidido darle confianza en el once titular a Sterling, algo apagado desde hace tiempo (mañana cumple 19 años), incluso por delante de Moses. El joven inglés fue de lo mejor de los locales y pudo irse con algún gol en su haber de no ser por su gran defecto: la definición ante el portero, las decisiones en el área. En el once también estaba Allen, que volvía a dejar a Lucas en el banquillo, y Sakho, que reemplazaba a Agger, enfermo. El dominio del Liverpool fue muy intenso entre el final del primer tiempo y el inicio del segundo y el resultado de tantas ocasiones fue un 2-0 a favor, dos goles en propia puerta (cabe la posibilidad de que el segundo se lo den a Sakho). Luego se encendió el West Ham, que se encontró con un gol en propia de Skrtel. Pero cuando más amenazada estaba la victoria del Liverpool surgió Luis Suárez, hizo un par de cosas y se acabó lo que se daba.

Liverpool Sterling FocusSterling fue titular y estuvo muy activo. (Foto: Focus Images Ltd)

 Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Un par de datos interesantes sobre el Tottenham:

– Esta temporada ha ganado 8 partidos de Premier. Todos contra equipos de mitad de tabla para abajo. Además de perder con West Ham y Newcastle, ha pinchado contra Arsenal,Chelsea, Everton, City y United, sus teóricos rivales directos.

– Dos victorias seguidas contra Fulham y Sunderland (penúltimo y último) le han permitido reengancharse a la pelea por arriba. No es la primera vez que encadena dos victorias esta temporada, pero ahí se ha quedado. Perdió contra el Arsenal en la tercera jornada tras ganar las dos primeras y entró en crisis después de ganarle de forma consecutiva al Aston Villa y al Hull

La semana que viene, Tottenham-Liverpool.

“El dominio del Liverpool fue muy intenso entre el final del primer tiempo y el inicio del segundo”. (Alvaro de Grado).

Se ve que dominaron en la fila del cuarto de baño y pidiendo el bocata en el bar. 😉

El mejor -y unico- jugador 'top' (entiendase como top5 en su posicion) es Paulinho. No tiene plantilla -ni goleadores- para quedar entre los 4 primeros creo yo.

Y sigo sin ver al Chelsea un equipo fuerte. Osea, con Ramírez y Mikel siendo los constructores de juego en el mediocampo y un conjunto de delanteros de dudoso nivel a hoy día, les veo muy serias limitaciones de juego.

En cuanto al City, lo de Dimichelis y Fernandinho es realmente lamentable. Simplemente no tienen nivel.

El Totenhamm y como ganar un partido sin hacer absolutamente nada!
Un equipo que contra defensas cerradas fue incapaz de generar peligro y que sobrevivió por tiros lejanos y contras contadas… Se debe esperar algo más.

Deja un comentario

*