Cuestión de supervivencia

Christian Benteke of Aston Villa on the bench during the Barclays Premier League match at Villa Park, Birmingham
Picture by Tom Smith/Focus Images Ltd 07545141164
04/10/2014

“El año pasado no marcamos suficientes goles”, admite Brendan Rodgers. Su equipo anotó 52 goles en la última edición de la Premier League, nada que ver con los 101 tantos realizados el curso anterior, todavía con Luis Suárez en sus filas. “Este es un equipo nuevo. Las ideas y la filosofía son las mismas, pero estamos trayendo jugadores que pueden amenazar de nuevo la portería rival, eso es algo que me entusiasma”, concluye Rodgers.

El Liverpool presenta varias caras nuevas en su delantera: Danny Ings llega desde el Burnley y Divock Origi se incorpora tras haber estado cedido un año en Lille. Pero la gran apuesta para ese ataque, y la más costosa, se llama Christian Benteke, jugador por el que el club ha abonado su cláusula de rescisión de 32,5 millones de libras, acercándose a los 35 M £ pagados por Andy Carroll hace unos años. Todos sabemos cómo terminó aquello, lo decepcionante que fue el paso de Carroll por Liverpool y la decisión final de prescindir de él cuando Rodgers llegó al banquillo de Anfield.

Goles del Liverpool en la Premier

2013/14: 101 goles

1014/15: 52 goles

El nuevo matrimonio Liverpool-Benteke cuenta con una particularidad, de cuya resolución adecuada puede depender el rendimiento del belga en Anfield. Es una cuestión de supervivencia: adaptarse o morir.

La constitución física de Christian Benteke y su forma de jugar contrasta con una de las características del Liverpool. En la edición 2014/15 de la liga inglesa, los reds ocuparon el 20° lugar en la tabla de centros realizados -y fue el segundo conjunto que menos tantos realizó (5) de cabeza-. Nada que sorprenda a quien haya seguido al Liverpool de Rodgers, un equipo que rehúye, en la medida de lo posible, del juego directo y de los centros laterales. Por el contrario, Benteke brilla cumpliendo esas premisas: ha demostrado ser un excelente receptor del juego directo en el Aston Villa (un equipo que por sus limitaciones recurre a menudo a ello) y un ‘9’ poderosísimo en el juego aéreo o el remate de cabeza. No son muchos los zagueros de la Premier que pueden competir físicamente con Benteke, como atestigua el sufrimiento de Federico Fazio o John Stones ante el belga en las últimas jornadas de la pasada Premier.

Artículo relacionado: “Todos los fichajes de la era Rodgers”

Este matrimonio dibuja un escenario en el que uno de los dos contrayentes ha de realizar un cambio. Las condiciones del ariete belga son las que son y difícilmente van a modificarse a estas alturas de la película, por lo que previsiblemente será el Liverpool quien trate de adaptarse al juego de Benteke. Es uno de los riesgos que asume Rodgers al otorgar el visto bueno a esta operación. El otro riesgo, indefectiblemente, pasa por el elevado coste de la contratación. Si Benteke no rinde al nivel que se presupone a un goleador de 32,5 millones de libras, las miradas de la crítica apuntarán a Brendan, cuyo crédito no es precisamente infinito.

En cualquier caso, la construcción de este nuevo escenario favorable a Benteke tendrá lugar prácticamente con las mismas piezas que integraron al Liverpool del curso pasado y con otras de un perfil similar a los ya existentes, caso del flamante fichaje brasileño Roberto Firmino. Abundan en Anfield jugadores que tienden a irse hacia dentro en lugar de buscar opciones de servir centros laterales. Ocurre con Coutinho, Firmino, Lallana, Henderson, Emre Can o Markovic (en menor medida con el serbio). El papel de los laterales será vital: a Nathaniel Clyne y a Alberto Moreno se les reclamará profundidad por sus costados.

¿Y Sturridge? ¿En qué lugar deja todo esto a Daniel Sturridge?

El ariete inglés, autor de 25 goles con la camiseta del Liverpool en el curso 2013/14, se perdió más de la mitad de la temporada pasada por culpa de una lesión y su posterior recaída. Los problemas físicos de Sturridge, obligado a visitar a especialistas en Estados Unidos para encontrar soluciones, han causado preocupación en el Liverpool y uno se pregunta hasta qué punto el club tiene ahora mismo dudas acerca del estado físico de Sturridge. ¿Planea Rodgers juntar al inglés y al belga sobre el campo o competirán por el puesto de ‘9’ titular en un esquema de un único punta? El equipo red ha iniciado su pretemporada con un dibujo 4-3-3, al que todavía debe acomodar piezas como Coutinho, Firmino o el propio Benteke.

El Liverpool ha invertido alrededor de 61 millones de libras en sus dos fichajes más caros (Roberto Firmino y Benteke). Rodgers, ahora sí, se la juega. Acumula tres temporadas en el banquillo de Anfield sin conquistar título alguno, clasificándose tan solo una vez para la Champions League, por lo que la figura de Rodgers puede quedar muy tocada la próxima primavera si el equipo no cumple los objetivos y si futbolistas como Benteke no rinden al nivel esperado. Para Brendan, esto también es una cuestión de supervivencia.

Christian Benteke of Aston Villa celebrates his goal during the FA Cup match at Wembley Stadium, London. Picture by Jack Megaw/Focus Images Ltd +44 7481 764811 19/04/2015
Benteke anotó 49 goles en 101 partidos con el Aston Villa / Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*