Cumpleaños feliz

Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd.  07904 640267.1/10/11.General views of Old Trafford before the Barclays Premier League match at Old Trafford Stadium, Manchester.

Lo que antes era rutina ahora cuesta más de lo normal. Al Manchester United ya no le llegan las victorias como antes, por inercia o merecimiento, pero en 2016 ha encontrado un camino donde a veces encuentran descuentos. Los bonos de rebajas los guarda Wayne Rooney, que ya suma 5 goles desde enero, aunque la figura de Juan Mata se ha convertido en capital: ante el Stoke salió como mediapunta, por detrás del inglés, y fue el hombre más destacado del partido (3-0). Pasó en Old Trafford algo poco habitual que ni siquiera era una victoria, eran goles, y aparecieron como si se hubiese retrocedido al pasado. El United superó a su rival con soltura, convicción y protagonismo, con unos contragolpes demoledores como el del segundo o tercer tanto, con la velocidad y confianza que otorga darle el balón a Martial, que lo transforma en miel, y la necesidad de responder ante las expectativas. Sin Ander, sin Depay (ambos suplentes) y sin varios de sus defensas habituales (todos por lesión), los red devils firmaron una de las actuaciones más sólidas de toda la temporada.

Van Gaal: “Ha sido un gran partido, no sólo defensivamente sino también atacando. Hemos creado muchas ocasiones, hemos finalizado fenomenal jugadas colectivas… Eso es lo que me gusta ver. Cuando marcas pronto en el primer tiempo, luego todo es más fácil”.

Cameron Borthwick-Jackson es un chico que ha surgido de la nada a medida que ha avanzado la temporada, principalmente por lesiones en defensa. Aunque puede jugar como central, Van Gaal lo ha usado de lateral izquierdo. Es alto, delgado y con un rostro serio que no se inmuta. Le viene Walters, lo para con estilo. Le pasan el balón, sortea a dos defensas y tira una pared en su propio campo. Bortwick-Jackson es calmado. Da la sensación de que no se quiere lucir, pero lo hace con facilidad. Es esa compostura en un adolescente la que ha convencido al técnico holandés, que un día preguntó al entrenador del filial por lo mejor que tuviese en el equipo, ante las necesidades de la primera plantilla, y le mandó al chaval. Debutó en noviembre y aún no suma ni una veintena de partidos con el Manchester United, pero ante el Stoke volvió a ser titular, la tercera vez en esta Premier League. En el día de su 19 cumpleaños, porque si algo llama la atención es lo tranquilo que es a su edad, llegó hasta línea de fondo en el primer tiempo y puso un balón en dirección hacia el área para que Jesse Lingard, en una combinación de canteranos, abriese el marcador.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*