Decepcionante derby en Old Trafford

Anthony Martial, delantero del Manchester United (Foto: Focus Images Ltd)

Por el ritmo con el que llegaban tanto Manchester United como Manchester City, en el derby de Old Trafford se tenían puestas unas expectativas muy altas. No sólo eran los resultados de ambos equipos (2º y 3º en la Premier League tras el triunfo del Arsenal) sino las exhibiciones individuales de sus mejores futbolistas, bien ejemplificadas en Anthony Martial y Kevin De Bruyne. El primero, el absoluto referente ofensivo de los red devils en el comienzo de esta temporada. El segundo, el líder de una plantilla con las ausencias de Silva y Agüero gracias a su gol de la victoria entre semana en la Champions League. Sin embargo, el 0-0 no se movió del marcador, el primer disparo a puerta llegó en el minuto 82 y el de Manchester se convirtió en uno de los choques más decepcionantes de los últimos años entre dos equipos potentes de Inglaterra.

Ausencia de peligro

Louis van Gaal sigue edificando su equipo a partir de una extensa posesión del balón. El Manchester United no duda a la hora de mantener el esférico hasta que consigue encontrar el foco de peligro. En su partido contra el Southampton, la jugada del gol de Mata tuvo 45 pases hasta que llegó a la frontal del área. Esa constante asociación donde los dos centrocampistas tienen un papel indispensable se vio de forma precisa ante el Manchester City. Schneiderlin hizo de pivote, con Schweinsteiger y Ander Herrera a sus lados, lo cual significaba una ligera modificación con respecto a los partidos anteriores, ya que el español tuvo un papel más dirigido a la posesión que a la llegada y a la verticalidad. La posesión se convierte en amenaza cuando la pelota llega a los pies de Martial, recostado sobre la izquierda en los últimos partidos, que tira la diagonal hacia dentro con el balón dándole besos a sus pies. Era la única manera en la que el Manchester United encontró la fórmula para acercarse a Hart.

Rich Jolly, en ESPN: “La función de Martial es encender a Old Trafford. Él ofrece la aceleración en los tres cuartos de ataque, ya que Rooney y Mata juegan a otras revoluciones”

Alineaciones titulares. (Foto: sharemytactics)
Alineaciones titulares. (Foto: sharemytactics)

En el equipo visitante, Manuel Pellegrini tomó la decisión de acercar a Yaya Touré al área, reforzando así el centro del campo con Fernando y Fernandinho. El relegado al banquillo fue Jesús Navas, pues De Bruyne y Sterling ocuparon las bandas, con Bony en la punta del ataque. Además, tras dos partidos como suplente, Kompany volvió a ser titular junto a Otamendi. Era tal la lista de bajas del Manchester City (Silva, Agüero, Nasri, Clichy, Delph…) que, en el banquillo, el técnico chileno sólo tenía las opciones ofensivas de Navas, Kelechi y Patrick Roberts. La dupla formada por Touré y Bony es potente en términos físicos e intimida con espacio por delante, pero a la hora de la presión el esfuerzo brilla por su ausencia, por lo que Schneiderlin, Schweinsteiger y Ander pudieron sacar el balón con comodidad.

Pequeños cambios tácticos

Pellegrini: “En la segunda mitad perdimos muchísimos balones. Si no podemos encontrar el espacio, tenemos que defender bien, y eso es lo que hicimos. Es muy fácil jugar con diez jugadores cerca tu área. Lo más fácil del fútbol. Para mí no es el camino, pero a veces…”

La mentalidad del Manchester City cambió en el segundo tiempo. El motivo, en palabras de Pellegrini, fue la “pérdida de muchísimos balones”, por lo que el técnico chileno optó por resguardar a su equipo e hizo cambios buscando ese objetivo. Por un lado, la entrada de Navas por Sterling para tener más recorrido defensivo. Después, Demichelis suplió a Yaya Touré y se puso junto a Fernando, dejando así a Fernandinho algo más liberado. Por su parte, Van Gaal también movió sus piezas. Quitó a Mata por Lingard, que cada vez tiene más protagonismo en la rotación en detrimento de Depay (10 minutos en los últimos tres partidos) y metió a Fellaini por Schweinsteiger, buscando el poderío aéreo del belga en las últimas jugadas. Aunque el partido se encendió a medida que se acercaba el final -Lingard tuvo una fantástica ocasión que se estrelló en el larguero-, el empate fue el resultado que se vio venir desde el primer tiempo.

Van Gaal: “Tienen el derecho a jugar cerrados… y es lo que han hecho. Son un fantástico equipo al contraataque. No puedo quejarme de eso. Ha sido muy difícil crear ocasiones porque han estado bien organizados. Estoy decepcionado por no haber ganado, pero orgulloso de mis jugadores”.

Pellegrini confirmó que su equipo se encerró (Foto: Focus Images Ltd)
Pellegrini confirmó que su equipo se encerró (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*