Décimo episodio

Willian y Özil (Foto: Focus Images Ltd)

El Emirates asistirá este lunes al décimo duelo entre un equipo dirigido por Arsène Wenger y uno entrenado por Jose Mourinho. El balance de una rivalidad que comenzó en 2004 y que en octubre vivió su último episodio lo resumen las propias cifras: cinco victorias de Mou, cuatro empates y cero triunfos de AW. Irse de vacío de este partido será una pésima noticia para un Arsenal que corre el riesgo de sumar su cuarto encuentro consecutivo sin vencer -tras los pinchazos ante Everton, Nápoles y Manchester City-. Todo lo que no sea derrotar al Chelsea multiplicará las dudas sobre la capacidad gunner de ganar enfrentamientos de esta magnitud. El décimo episodio de los Wenger vs Mou es especialmente trascendente.

Cuando se trata de identificar los defectos del actual Chelsea, el primer lugar sobre el que se pone el foco es la delantera. En las últimas semanas también se hace mucho hincapié en la endeblez defensiva y en los numerosos goles recibidos. Pero otro elemento a mejorar en el equipo blue se encuentra en el centro del campo, donde Frank Lampard maquilla con seis goles su discreta temporada y donde Ramires destaca cuando tiene libertad para hacer de box-to-box, pero que no es ni un organizador ni tampoco un especialista defensivo. John Obi Mikel es un caso aparte: poco brillante con y sin la pelota, claramente con un papel de suplente en el equipo.

Pero llegados a este punto, y tras la remontada protagonizada por el Sunderland el pasado martes, el cambio de esquema en el Chelsea es una posibilidad. Mourinho, tras el parón de selecciones del mes de noviembre, ya experimentó en un par de ocasiones el 4-3-3, en detrimento del 4-2-3-1 que ha imperado en Stamford Bridge durante esta segunda etapa del entrenador portugués.

Sería una forma de reforzar el mediocampo y sería una forma de depender menos de si Oscar, Hazard, Schürrle, Willian, Mata y De Bruyne -los habitantes de la media punta blue– bajan a defender. Sería también una manera de cubrirse ante la presencia de Mesut Özil. El alemán no está teniendo excesiva continuidad en el juego del Arsenal, pero sus intervenciones en forma de destellos de calidad se traducen habitualmente en goles y asistencias. Mou, que lo conoce bien y ha trabajado tres años junto a él, debe ser especialmente cuidadoso a la hora de no permitir que el germano tenga espacios a la espalda de los mediocentros. Juntar a Ramires, Obi Mikel y Lampard puede ser una solución.

Willian y Özil (Foto: Focus Images Ltd)
Willian y Özil (Foto: Focus Images Ltd)

El ‘9’ y el acompañante de Terry, Ivanovic y Azpilicueta

Ya advirtió Jose Mourinho la semana pasada de que Ashley Cole no sería titular en el Emirates y que el lateral inglés vería el partido desde el banquillo o desde el sofá de su casa. Un diestro como César Azpilicueta ha ocupado la banda izquierda del Chelsea en las seis últimas jornadas de Premier League, precisamente desde la visita a Newcastle, aquel encuentro en el que el técnico luso quedó disgustado con la actuación de Cole. Branislav Ivanovic continuará como lateral derecho y John Terry en el eje de la zaga; mientras que la única duda en defensa es si será Gary Cahill o David Luiz quien entre en el once titular.

Las cifras goleadoras de los delanteros han alimentado el debate sobre esta figura en un Chelsea que llega al periodo navideño sin un ‘9’ titular claramente definido. Samuel Eto’o, que únicamente ha disputado 94 minutos desde que se lesionó en Basilea hace un mes, no llega ni mucho menos en un buen estado físico, por lo que Fernando Torres y Demba Ba parten con cierta ventaja. Esta temporada el delantero español ha respondido francamente bien cuando el Chelsea ha tenido escenarios complicados: en la Supercopa de Europa ante el Bayern, en White Hart Lane, en Gelsenkirchen y contra el Manchester City. El senegalés, por el contrario, tan solo ha sido titular tres veces, incluyendo todas las competiciones, a las órdenes de Mou.

Artículo relacionado: ‘La temporada es muy larga’

 

Wenger, pendiente de Koscielny

Arsène Wenger se refirió el pasado viernes a Laurent Koscielny como una de las bajas del Arsenal para este partido. Cifró entre un 80% y un 90% las posibilidades de que se perdiese el encuentro. Han pasado 72 horas y la situación parece haber cambiado: el francés ha entrenado con el equipo este fin de semana y el ‘Mirror’ publica que podría reaparecer este mismo lunes. Más claro parece el regreso de Kieran Gibbs a la banda izquierda después de la flojísima actuación de Nacho Monreal ante el Manchester City.

En el centro del campo, la sanción de Jack Wilshere limita el número de variantes en las que pueda pensar Wenger. Lukas Podolski, eso sí, vuelve a estar disponible tras cuatro meses de baja por lesión. Será en la banda derecha donde el técnico alsaciano deba elegir entre dos perfiles tan distintos como los de Theo Walcott y Aaron Ramsey. Si apuesta por el inglés, la lógica dice que Ramsey actuaría en el medio junto a un único mediocentro, o bien Mathieu Flamini, o bien Mikel Arteta. Sorprendente fue que el donostiarra jugase cero minutos en el Etihad y más sorprendente sería que volviese a ocupar un asiento en el banquillo contra el Chelsea.

che vs ars - Football tactics and formations

Related posts

5 comments

Santomé, ¿soy el único que piensa que Mikel no es realmente un pivote defensivo? cuando era todavía un crío y empezó en el Chelsea jugaba de mediapunta, y en Nigeria lo tenían por el nuevo Okocha (una comparación indigna para Jay Jay). A mí donde me gusta Obi Mikel es jugando como interior, con un especialista defensivo por detrás y un trescuartista por delante. Pero bueno… en esa posición no es de lo mejor del mundo tampoco.

Partidazo brutal en el Emirates. El Chelsea llega en el que probablemente sea el momento más difícil de la temporada para el Arsenal. El gol de Deulofeu para empatar, la derrota en Nápoles, y la sonrojante paliza del Etihad han tenido que pesar de una manera o de otra en la entidad londinense. Una pena que no pueda estar hoy Wilshere. Baja importantísima. Yo alinearía hoy a Flamini&Arteta -sí, a los dos- y dejaría o bien a Walcott o bien a Cazorla out para meter en 3/4 a Ramsey. Creo que tener a Mathieu y a Mikel en la medular favorecería muchísimo el repliegue, que puede ser un arma importante contra Hazard, Willian u Oscar.

El Arsenal es favorito indiscutible, a mi parecer, aunque delante de un equipo de José Mourinho, las apuestas se modifican, como bien explica aquí Miguel Holguín http://elminuto93.wordpress.com/2013/12/22/todo-al-azul/ Os lo recomiendo.

Por cierto, veremos si Koscielny está o no al final, pero creo que Vermaelen, pese a todo lo que pasó en Manchester, es un central fiable. Si es cierto que esa lesión puede haberle hecho mella, además, como siempre comentan Sergio y Axel en la radio, mantener la continuidad de Mertesacker&Kolscieny ya es un plus, pero yo confío en Thomas.

Deja un comentario

*