Desigual contundencia

Everton v Queens Park RangersThe FA Cup

Como en la jornada inaugural de la Premier League 13-14, el Everton debutó con un empate a dos fuera de casa y, como ocurrió entonces en Carrow Road, los toffees dejaron escapar un marcador favorable en un encuentro abierto hasta el final. En esta ocasión el rival era un recién ascendido como el Leicester, que demostró que posee argumentos para gustar. Anotó Leonardo Ulloa su primer gol en la Premier League, por si generaba dudas su adaptación a la máxima categoría del fútbol inglés, y tanto Drinkwater como Mahrez dejaron destellos de lo que son capaces de hacer. El primero, centrocampista ordenado, de toque sencillo que equilibró al equipo, se retiró lesionado antes del descanso. En cambio, el extremo internacional con Argelia emergió en el segundo tiempo, obligó al Everton a recular y exhibió una notable capacidad para acelerar las jugadas y conducir el balón superando rivales.

Artículo relacionado: Un ascenso anunciado

Leicester Mahrez Focus

Mahrez fue de menos a más en su debut en la Premier League. Foto: Focus Images Ltd

Menos novedosas fueron las virtudes del Everton, que jugó sus mejores minutos en el primer tiempo. Entonces, cómo no, aparecieron Baines y Pienaar por el costado izquierdo para percutir una y otra vez. Sin el lesionado Barkley y con un Lukaku algo lento e incómodo en ataque (buen trabajo de los centrales Morgan y Moore), el Everton generó gran parte de sus acciones de peligro por el costado de siempre, con el extremo sudafricano buscando el balón en posiciones interiores y el lateral inglés aportando profundidad. En la derecha no jugaron de inicio ni Coleman ni Mirallas, que llegaban justos de fuerzas y dejaron paso a Stones y McGeady. El irlandés abrió el marcador con un sensacional disparo, pero no intervino mucho más. Casi todo llegaba por la banda opuesta, cuya insistencia dio sus frutos en la acción del 1-2 de Naismith. No será el más hábil, ni tampoco el más rápido, pero el escocés es uno de los más listos sobre el césped y suele aparecer dónde pocos le esperan.

Sin embargo, reculó el Everton en la segunda mitad para proteger la victoria y se le terminó escapando de las manos. Primero perdió el control del balón y después, el del partido. Entró Schlupp y agitó un poco más el encuentro, pues se infiltró en un par de ocasiones a a la espalda de Stones y Jagielka y, cuando Roberto Martínez protegió ese costado con la entrada de Coleman, llegó el gol del empate en una jugada bastante mal defendida por los toffees. Faltó contundencia en la zaga visitante en varios momentos clave y esta carencia se tradujo en el empate final. Toca ponerse a punto rápido, pues en las dos próximas semanas Arsenal y Chelsea visitarán Goodison.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Yo creo q lucharan por el 5puesto y si consiguen mantener saludable a su núcleo (jagirlka, barry, barkley, lukkaku) podrían pensar xon pelear por champions pero lo veo muy xomplicado.

Creo que competirá por el cuarto puesto durante bastante tiempo, pero que no le va a dar para jugar Champions. Entre 5º y 6º, vaya, pero veo la parte alta de la Premier igualadísima.

Deja un comentario

*