¿Dónde está Jonathan Dilks?

Fans in relaxed mood outside the stadium before the Barclays Premier League match against Manchester United at the King Power Stadium, Leicester
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
20/09/2014

Lamento contar de nuevo la misma historia, y al mismo tiempo lamento no contarla entera (se puede encontrar, con mayor lujo de detalles, en el libro “11 Ciudades”). Yo he llegado a donde he llegado en gran medida gracias al Leicester City, y me siento un poco traidor -o un mucho- deseando ahora que pierda el campeonato para no perder una apuesta con un oyente de La SER o para que mi prestigio profesional (sea grande o pequeño) no se vea dañado (“el Leicester no va a ganar la Premier, es imposible”, vengo repitiendo hasta la saciedad en varios medios). El caso es que si no mediaran cuestiones tan relacionadas con mi ego, tan cercanas a la vanidad, yo querría indiscutiblemente que el Leicester ganara la Premier y me sentaría cada fin de semana a ver la tele apoyando al equipo de mi antiguo profesor, aquel que me hizo adentrarme en el consumo del fútbol inglés (nunca había visto un partido entero de la Premier hasta ese Leicester 2-1 Tottenham disputado en Filbert Street una noche de lunes de 1998).

11 Ciudades: el fútbol como fenómeno internacional desde el prisma de la pasión personal y colectiva.

Leicester fans celebrate their final game of the season during the Barclays Premier League match at the King Power Stadium, Leicester Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 24/05/2015
Fans del Leicester, en el King Power Stadium.
Foto de Andy Kearns/Focus Images Ltd.

Y aunque es verdad que todo aquello queda muy lejos, y que tantos años fuera de la élite y por lo tanto de las emisiones televisivas en España me separaron del seguimiento intenso de la actualidad de los “foxes”, y que Jonathan Dilks ya no sé dónde está ni sé si está vivo o muerto ni tampoco si sigue enseñando inglés o se dedica a otra cosa, muy probablemente esta machada de los chicos de Ranieri me hubiera atrapado como ha atrapado a tantos otros (con el añadido de que yo empecé en esto porque un día Jonty me dijo que su equipo jugaba por la noche y que si yo veía el partido en la clase siguiente podríamos comentarlo). Más aún en los tiempos que corren, con los grandes siendo cada vez más grandes e incluso amenazando con crearse su chiringuito privado si incluso con las ventajas que reciben no son capaces de clasificarse para disputar las competiciones internacionales. Una victoria del Leicester y su clasificación directa para el bombo 1 de la próxima Champions League sería la mejor bofetada en la cara para este hombre de negocios americano que parece saber muy bien a qué equipos prefiere ver la gente y que desconoce por completo que la cultura de los cuentos de hadas de los triunfadores insospechados, pobres y rebeldes ha sido siempre uno de los bastiones sobre los que se ha construido la magia del fútbol en las sociedades que lo han engendrado. A este señor, cuyo nombre no quiero buscar porque prefiero no aprendérmelo, que dijo que “lo del Leicester es muy bonito, pero el Leicester no ha inventado el fútbol, ¿eh? ¿Quién lo ha inventado, el Leicester City o el Manchester United?”, le diría que el Manchester United tampoco inventó el fútbol, aunque comprendo que él piense que sí ya que para un señor que entiende el juego sólo como un espectáculo comercial sin duda el club pionero en la mercadotecnia mundial debe ser su principal referente.

Así que, a la mierda el orgullo, a la mierda el prestigio perdido, a la mierda el miedo a tener que pagarle la apuesta al oyente. Abracemos de nuevo a Jonathan Dilks, regresemos a la senda del romanticismo y golpeemos con historias rebeldes los nuevos torneos aristocráticos y exclusivos que nos están preparando.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

7 comments

Pobre Leicester, ya lo has gafado Axel 😀
Ahora en serio, muy de acuerdo contigo, ojalá culminen su hazaña y les den en los morros a todos esos que solo entienden del fútbol como otra industria a explotar en beneficio propio (si es que no lo está prácticamente ya). Quizás este título del Leicester sea el canto del cisne del fútbol europeo…

Grande Axel

¿Cuál era la apuesta? No recuerdo exactamente.. viajar con él al primer partido de Liga de Campeones de Vardy, Mharez y cia..?

Yo, como Gunner, estoy deseando que el Arsenal gane (no lo veo tan imposible) una liga de nuevo, pero si no lo hace, por supuesto que me alegraré y mucho, y deseo que lo haga el Leicester City. Creo que sería una de las grandes gestas del mundo del fútbol, a la altura del Maracanazo o de la Eurocopa de Grecia. Además es un equipo al que se le ama muy fácilmente.

Deja un comentario

*